Diario 2136 20.10.2019 | 23:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. III Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible

¿Para qué quiere un ciego ir a un museo?... y otras inquietudes

Conferencia de Diego González en Montevideo 19 septiembre, 2019
  • "Cuando llamo a un hotel para preguntar si es accesible, y me contestan 'usted no se preocupe', yo tiemblo"
  • Millones de personas con discapacidad y sus acompañantes son un mercado turístico desatendido y fiel cuando encuentra respuestas
  • "No existe calidad turística ni turismo responsable sin accesibilidad", afirmó Diego González en la Cumbre Iberoamericana

El turismo accesible es un derecho social fundamental, reafirmó el presidente de la Red Iberoamericana de Turismo Accesible en la Cumbre que se celebra en Montevideo. El especialista desgranó las claves de la inclusión en el ecosistema del turismo del siglo XXI, y narró su experiencia personal: luego de 30 años trabajando por la accesibilidad, una esclerosis múltiple diagnosticada en 2016 le llevó a la silla de ruedas.

"¿Para qué quiere un ciego ir a un museo?, me dicen encargados de museos cuando les propongo que los hagan accesibles". Este es uno de los casos que Diego González, presidente de la Red Iberoamericana de Turismo Accesible, relató en la Cumbre de Montevideo.

Otro ejemplo: "Cuando llamo a un hotel para preguntar si es accesible, y me contestan 'usted no se preocupe', yo tiemblo". Y otra respuesta que mete miedo: "ya hemos tenido personas con discapacidad".

Es que la accesibilidad no se improvisa porque debe permitir un acceso para todos, en igualdad de condiciones. "La discapacidad no la tengo yo, la tiene la sociedad y el que puso los 30 escalones y ningún elevador; podemos luchar contra las barreras físicas y contra las barreras de la comunicación pero existen los prejuicios como barrera", señaló González en la conferencia inaugural de la III Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible.

El presidente de la Red Iberoamericana de Turismo Accesible en la Cumbre de Montevideo
El presidente de la Red Iberoamericana de Turismo Accesible en la Cumbre de Montevideo

Por razones como estas es que en Alemania el 30% de personas con discapacidad no quiere viajar: tienen miedo de las condiciones frustrantes e inadecuadas que van a encontrar y que les impedirán unas vacaciones.

"La mayor incongruencia en el mercado del turismo es que inventamos segmentos de mercado y estrategias todo el tiempo, cuando el mercado potencial enorme de las personas con discapacidad no tiene oferta si se quiere viajar"

Para los ejemplos numerosos de falta de accesibilidad hay soluciones costosas y otras económicas y simples que abordan muchos de los conflictos que se generan.

Calidad y responsablidad

"No existe calidad turística ni turismo responsable sin accesibilidad", reafirma González, por lo que adecuar los destinos a un tipo de cliente que es cada vez mayor es un imperativo, además de una opción de negocio interesante.

En Europa, afirmó hay 135 millones de potenciales clientes de turismo accesible -incluyendo acompañantes y mayores de 65 años con discapacidades adquiridas o parciales- en EEUU otros 135 millones, en Canadá 17 millones y en Japón 9 millones.

El mercado estadounidense mueve unos US$ 10.000 millones, y buena parte de las vacaciones de personas con discapacidad se concentra en el sector de cruceros.

"Viajar en crucero es como llevar el hotel a diferentes destinos y ofrece seguridad y accesibilidad", afirmó González.

De hecho, una línea de cruceros fue denunciada por no tener camarotes accesibles y ahora la asociación de cruceros CLIA tiene una comisión de accesibilidad.

Para el turista con necesidades especiales es necesaria la accesibilidad plena a los entornos y al transporte, en los tours y excursiones, además de información, fiable y precisa sobre la accesibilidad. El personal de servicio debe estar capacitado para la atención a turistas con discapacidad.

Al final de su exposición, González relató su historia personal. "Durante 30 años trabajé para 1.000 millones de personas pero nunca me habría imaginado que iban a ser 1.000 millones + yo", ilustró.

Tras haberse dedicado a la promoción del turismo accesible y la profesionalización de la inclusión, en 2016 le diagnosticaron esclerosis múltiple y ahora está en silla de ruedas.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.