Diario 2379 23.09.2020 | 13:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Entrevista al destacado analista mexicano en turismo

Alejandro Watson: "La conectividad superó en importancia a la ubicación"

Destacó el potencial del viajero mexicano y el arribo de cadenas hoteleras a la región 21 mayo, 2014

Entrevista / El mexicano Alejandro Watson, uno de los conferencistas más destacados en el 2° Congreso Iberoamericano Hotelero y Gastronómico celebrado en Uruguay, analiza el presente y el futuro del turismo en Latinoamérica.

La charla del experto mexicano Alejandro Watson –reconocido como “uno de los 60 líderes del sector turismo en México”-  fue una de las más destacadas en el evento realizado en el complejo Arapey Thermal Resort. Especializado en mercadotecnia, liderazgo, comunicación, y dirección de empresas, y con una vasta experiencia en el sector, Watson conversó con HOSTELTUR noticias turismo sobre el panorama actual del turismo en la región.

¿Cómo ve a Latinoamérica como destino de turistas e inversiones?

Yo creo que hay una nueva Latinoamérica y nuevos polos de desarrollos, como Brasil, -que venía muy fuerte y luego toma cierto nivel de estancamiento que necesita levantar- Argentina, que siempre ha detonado pero que tiene un problema interno político-económico, y el mismo Uruguay que muestra números interesantes. Chile tiene un buen posicionamiento, pero hay lugares como Colombia y Panamá que están despuntando, con inversiones importantes.

¿Y México?

A México lo destacaría un poco, aunque evidentemente tiene que ver la cercanía con el mercado de América del Norte. En México hay destinos como Cancún que tiene más de 60.000 habitaciones disponibles, y una gama muy amplia de ofertas turísticas. Ha estado relativamente estancado últimamente en el cuanto al lugar mundial que ocupa, pero con la recuperación de Estados Unidos tiene un lugar importante.

Estados Unidos advierte constantemente sobre los riesgos de viajar a México ¿Cómo es la relación de los gobiernos en términos de seguridad vinculada al turismo?

Los índices de inseguridad no son mayores a los de Detroit, Washington, Chicago, Miami, Los Ángeles, ciudades que tienen índices de criminalidad más altos que los que hay en México. Creo que es un tema político, y tiene que ver con que hoy por hoy les conviene retener a los turistas en su país. No es que no existan problemas en México –como los hay en todos lados-, pero es un tema delicado y en buena parte nace de errores de los medios mexicanos. Yo hice una capacitación para medios de Chihuahua, por ejemplo, y les dije que ellos mismos estaban sacando las cosas de contexto. No hay nada que indique que los turistas son objeto de los criminales, la gente que cae es porque hace cosas totalmente imprudentes, corriendo riesgos: uno no va a Nueva York y se mete a Harlem a las 2 de la mañana. México no es más inseguro que cualquier otro país.

El licenciado Alejandro Watson durante la conferencia que ofreció en Uruguay.
El licenciado Alejandro Watson durante la conferencia que ofreció en Uruguay.

¿Que importancia tienen los mercados latinoamericanos como emisores?

El mexicano como viajero es un mercado potencial muy fuerte. En primer lugar, porque sale con un presupuesto y acaba consumiendo más de lo que se propuso.

En los Mundiales son muy buenos clientes.

De hecho, junto con Brasil son las dos comunidades que más viajan a los Mundiales. México a veces parece local en partidos en Sudáfrica o en Alemania, o en Corea. Son mexicanos que viven en el país y en el exterior. El mexicano que ha rebasado las fronteras es una persona en superación, de repente con un poder adquisitivo muy importante y no es muy conservador en su gasto. El mexicano, además, en los índices de Chicago, Houston o Nueva York, es el que tiene el promedio de gasto más alto. Y como hombres de negocios yo diría que en Latinoamérica se encuentran sólo tres grandes anclas y todos son de mercados emergentes; primero México, luego Brasil por su tamaño y dimensiones, y en tercer lugar Argentina y Chile.

¿Qué necesitan mejorar los países de la región?

El tema sigue centrándose un poco en accesibilidad aérea y costos. El segundo tema es que cada vez más entran a Latinoamérica las grandes cadenas, que traen grandes canales de distribución. Es gente que trabaja sobre esa fuerza y hace que un inversionista privado, que normalmente no quiere trabajar con una marca consolidada, de repente encuentra valor en su inversión de pagar royalties por abastecer a estos grupos. El tema es si hay una mayor proactividad hacia el cambio. Otro asunto es puntualizar más sobre la importancia de la experiencia de viaje, tanto de negocios como de placer o de grupos. Cuando vas a una reunión tiene que haber infraestructura y logística adecuadas, si no la hay, ese destino no es un jugador en el mercado de reuniones. La calidad o status quo del hotel se ha reducido, y es más importante la conectividad. Aquello de “location, location, location” ha cambiado, y ahora es “connectivity, connectivity, location”. Hay una serie de elementos que están cambiando: en el mercado corporativo de viajes, el concepto de travel managers –compradores y negociadores globales, regionales y locales- el juego es muy dinámico, muy interesante y muy agresivo.

¿La agencia de viajes tradicional es el actor que tiene desafíos más complejos?

El agente de viajes se ha venido sofisticando y ha tomado otro rol, que debió haber sido mucho más adecuado desde su origen. Antes el agente de viajes tomada órdenes de vuelos, ahora tiene que asesorar un viaje. El cliente tiene toda la información pero necesita a alguien a quien le tenga confianza y le pregunta ¿Y tu qué harías? ¿Conociéndome a mí, qué me aconsejarías? ¿Cómo harías de este viaje una experiencia única para mí?

¿El viajero ya pasó a estar sobreinformado y necesita que alguien le ayude a decidir?

Ese es el rol del agente de viajes: un consultor de viajes. Que te recomiende dónde alquilar un coche, dónde ir a comer –conociendo tu presupuesto-, y ese es el nuevo agente de viajes, más sofisticado.

¿Se mantendrá el interés de las cadenas españolas en el Caribe y Latinoamérica en general?

Las cadenas españolas, donde tengo buenos amigos, tienen un modelo muy único de cómo han operado en África y en todos lados, que en México a veces, en base a la cultura de dependencia del mercado estadounidense, es un poco diferente. Quizás más hacia el sur, o en otros destinos, es más adaptable de acuerdo a las tendencias culturales. En México han sido muy exitosos, sin embargo han tenido grandes retos también porque dependen de mercados europeos, y cuando estás golpeado económicamente no puedes seguir haciéndolo de la misma forma, con negocios verticales. Pero cuando la fuente de mercado no está dando agua, no te mojas. Ese ha sido el problema: la gran dependencia del mayoreo y la turoperación en tus propios mercados versus los modelos más internacionales.  

Se habla poco del turismo interno pero genera mucho. ¿Cómo lo ve?

En México el turismo doméstico representa entre el 60% y el 70%. Hay criterios que yo creo que han afectado a la industria, porque si eres un inversionista hotelero –que hoy en día no necesariamente son hoteleros- dicen ¿por qué voy a invertir cuando 7 de cada 10 clientes viven en mi propio país? Hay una falta de visión, porque el turismo es importación de divisas, y eso ha enviciado un poco el sector. Pero el mercado doméstico es vital y estratégico para cualquier producto, llámese turismo de placer o destino de reuniones y negocios. En los tres grandes rubros siempre el mercado doméstico tiene una incidencia, aunque pensar sólo en eso es retrógrado: es poner todos los huevos en una misma canasta. 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.