Diario 2321 05.07.2020 | 14:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Asociación de Hoteles de EEUU

Impacto de Covid es 9 veces superior al de los atentados de 2001

En la Florida se reducirán a la mitad los puestos de trabajo en el alojamiento 8 junio, 2020
  • Antes de la pandemia en la Florida había 747.000 puestos de trabajo dependientes de ese sector y se calcula que 336.467 se perdieron
  • La recuperación va a ser lenta y los turistas mayormente de EEUU en la primera fase de la reactivación de Miami Beach
  • La demorada reapertura de las playas supondrá un punto de inflexión para la economía de Miami Beach

EEUU/ El efecto que está teniendo COVID-19 en la industria hotelera de EEUU es, según la Asociación de Hoteles y Alojamientos (AHLA), "nueve veces superior al de los atentados del 11 de septiembre de 2001".

Según la Asociación de Hoteles y Alojamientos (AHLA), de Estados Unidos, antes de la pandemia en Florida había 747.000 puestos de trabajo dependientes de ese sector y se calcula que 336.467 se perdieron o perderán por el impacto del COVID-19.

De hecho, la asociación estima que el impacto de la pandemia para la industria es nueve mayor que la crisis desatada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. La crisis de seguridad de hace casi dos décadas paralizó los viajes y fortaleció las medidas de seguridad, incidiendo en la salud del ecosistema turístico.

El hotel Riu Plaza Miami Beach reabrió al 10% de su de capacidad.

Este fin de semana Florida comenzó a recibir sus primeros turistas después de la parálisis de la pandemia y los hoteles de lujo de Collins Avenue, en Miami Beach, acogen a estos pioneros con los brazos abiertos, gentilezas de la casa y medidas de higiene y seguridad dignas de un laboratorio, describió Efe.

La recuperación va a ser lenta y los turistas mayormente de EEUU en la primera fase de la reactivación, según los expertos de uno de los grandes motores económicos y generadores de empleo de Florida

"Recuperar las cifras que teníamos antes de la pandemia va a ser complicado y va a demorar meses, pero lo que sí hemos hecho ha sido un cambio de mercado. Antes el 90% u 80 % era entre europeo y sudamericano y ahora nos estamos concentrando en el mercado local, que es lo que nos va a estar alimentando en los próximos meses", dice a Efe Bernardo Naval, director del hotel RIU Plaza Miami Beach.

Instalado en un edificio de los años 50 en primera línea de playa y con entrada por la turística Collins Avenue, este hotel de más de 250 habitaciones y perteneciente a la cadena española RIU reabrió sus puertas la semana pasada después de más de dos meses cerrado. Es el tercero que RIU reabre fuera de España. Los otros dos están en Alemania y México.

Antes de la pandemia en Florida había 747.000 puestos de trabajo dependientes de ese sector y se calcula que 336.467 se perdieron o perderán por el impacto del COVID-19.

El efecto del COVID-19 en la industria hotelera de EE.UU. es, según AHLA, "nueve veces superior al de lo atentados del 11 de septiembre de 2001".

Florida no es una excepción, aunque sus hoteleros tratan de aprovechar al máximo la "reapertura" del estado y el deseo de cambiar de aires que el confinamiento ha dejado en muchas personas.

Miami Beach comienza a recuperar el movimiento. Foto: @OpyMorales

"Mucha gente tenía ganas después de varios meses de confinamiento de salir de sus casas, de disfrutar del buen clima y más en el sur de la Florida que es el destino vacacional por excelencia en Estados Unidos", dice el director del hotel RIU Plaza de Miami Beach.

Aunque durante los primeros días de la reapertura tendrán el hotel al 10% de capacidad, Naval estima que en las próximas semanas esas cifras aumenten "lentamente" hasta el 50%.

Los protocolos de seguridad implementados por los hoteles de Florida incluyen medidas como la obligatoriedad de llevar mascarilla en las zonas comunes salvo en la piscina, la eliminación del bufé en los restaurantes, donde solo se sirve comida a la carta y que funcionamiento a capacidad limitada del resto de servicios.

Reapertura de playas

La novedad más llamativa es, sin embargo, que la playa a la que miran las mejores habitaciones de todos estos lujosos hoteles de Miami Beach está desierta.

Lleva meses cerrada al público. Iba a abrir la semana pasada pero las autoridades dieron marcha atrás en coincidencia con las protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis y la implantación del toque de queda en el condado de Miami-Dade.

Para muchos de los negocios que viven del turismo la reapertura de las playas supondrá un punto de inflexión y ayudará para que las mesas de los restaurantes y las habitaciones de los hoteles se vuelvan a llenar en Miami Beach, dicen los interesados.

Según escribió a fines de mayo el presidente y director ejecutivo de AHLA, Chip Rogers, en una carta al Congreso, "las proyecciones dicen que 2020 va a ser el peor año desde que hay registro para la ocupación y los expertos calculan que al menos hasta 2022 no se recuperarán los niveles de ocupación e ingresos".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.