Diario 2321 05.07.2020 | 13:04
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Gestionando la crisis

Argentina ya tiene su protocolo nacional para hoteles y restaurantes

Lo presentó el Ministerio de Turismo y Deportes, pero lo fiscalizarán las provincias 11 junio, 2020

El Ministerio de Turismo y Deportes de la Argentina dio a conocer los manuales de protocolos con recomendaciones para los hoteles y los establecimientos gastronómicos de todo el país. Higiene, distanciamiento social e información son los ejes de estas guías que se desarrollaron en conjunto con el sector privado y cuyo cumplimiento será fiscalizado por las provincias.

Desde la declaración de pandemia, los hoteles de la Argentina se encuentran cerrados por disposición del Ministerio de Turismo nacional, con excepción de aquellos que alojaran a residentes repatriados en cuarentena o extranjeros aguardando su repatriación. En tanto, los restaurantes, bares y confiterías también permanecían sin funcionar en la Fase 1 de la emergencia, pero luego se los habilitó exclusivamente para brindar servicios take away.

A la fecha, a excepción del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y Gran Córdoba, Chaco y Bariloche, prácticamente todo el país se encuentra ya en la Fase 4. De hecho, unas pocas provincias ya habilitaron el turismo intraprovincial y abrieron los establecimientos gastronómicos con estrictas restricciones.

El Ministerio de Turismo y Deportes de Argentina lanzó los protocolos nacionales para hoteles y establecimientos gastronómicos

Pero resultaba claro que a nivel nacional se necesitaría un criterio unificado y homologado por las autoridades sanitarias, ya que ni un turista, ni un operador, ni un transportista, ni una cadena hotelera puede cumplir con 24 protocolos diferentes.

En ese marco, el Ministerio de Turismo y Deportes dio a conocer este miércoles 10 de junio sus recomendaciones sanitarias y pautas de atención para la prevención del COVID-19, en el marco de una próxima reapertura de la actividad turística que, según lo anticipó el titular de esa cartera, Matías Lammens, podría concretarse durante las vacaciones de invierno, es decir, en julio.

Según lo informó el ministerio, este protocolo argentino fue elaborado en conjunto con el Instituto de Calidad Turística (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Asociación Hoteles de Turismo (AHT), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) y las provincias, a través del Consejo Federal de Turismo (CFT).

Se trata de dos manuales que cumplen con las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Salud, y su objetivo principal es, justamente, “resguardar la salud y el bienestar de trabajadores y turistas”.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, coordinó los protcolos con el sector privado

“Son herramientas concretas, recomendaciones sanitarias y pautas de atención que apuntan a fortalecer la cadena de valor y contribuir a preservar los empleos del sector, en línea con las nuevas demandas globales”, explicó Lammens.

A nivel general, las dos guías de procedimientos plantean, por ejemplo, la implementación de medidas de control al personal, previo a su ingreso a trabajar, para la detección de síntomas compatibles con COVID-19, y la designación de responsables para esa tarea.

Según le explicaron a HOSTELTUR fuentes del ministerio, ambos manuales, que son los primeros de una serie que cubrirá todo el espectro de la actividad, son recomendaciones que ya han sido suscritas por las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires (como se señalaba, participaron de su confección). Por lo tanto, la fiscalización de su implementación y cumplimiento correrá por cuenta de cada jurisdicción, de acuerdo a las normas locales y a la evolución de la pandemia.

Puntos clave

Puntualmente, en el caso de los alojamientos turísticos, todo empleado que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar tapabocas, siempre que eso esté estipulado en su jurisdicción. Asimismo, salvo tareas específicas, se desaconseja el uso de guantes, ya que las partículas virales suelen permanecer más tiempo sobre el látex/nitrilo.

También se sugiere digitalizar el proceso de check in y check out y, en una primera etapa, se evitar los servicios de bell boy y valet parking. En tanto, se propone instalar un buzón para depositar las llaves y que sean desinfectadas.

En todos los casos, el aforo es clave, tanto para empleados como para huéspedes. Por eso se recomienda la instalación de paneles de vidrio como barreras e indicar siempre la capacidad máxima de personas en las áreas de uso común. Del mismo modo, se debe ofrecer alcohol en gel y mantener el uso individual de los ascensores; y respecto a la circulación, se recomienda que sea en un solo sentido, con señalética indicativa. Además, se aconseja no permitir el ingreso a piscinas y gimnasios, salvo que la autoridad sanitaria local indique lo contrario.

Tras el check out, las habitaciones deberán quedar libres el tiempos suficiente para asegurar su correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección.

En referencia a alimentos y bebidas, recomiendan evitar su manipulación por parte de los huéspedes e implementar el servicio de desayuno en la habitación; o servirlo bajo la modalidad take away; disponer cafeteras en las habitaciones; ampliar el horario del desayuno; u ofrecer reserva previa para planificar la cantidad de comensales.

Las cartas de los restaurantes deberán ser digitales o plastificadas, para facilitar su desinfección, mientras que las bebidas se entregarán cerradas en botella o lata, al tiempo que se recomienda cancelar el servicio de frigobar.

En ese mismo sentido, el manual para establecimientos gastronómicos recomienda trabajar con reservas anticipadas para planificar la cantidad de comensales desde el día anterior; exhibir el menú en carteles dispuestos en el exterior y en interior del local; evitar el autoservicio de alimentos (buffet); y ofrecer platos a la carta, en porciones individuales. El personal de quienes operen bajo la modalidad take away deberá trabajar con uniforme y lavarse las manos antes y después de cada entrega o pedido.

Finalmente, para estos locales se recomienda el cierre de áreas de juegos para chicos; organizar al personal de la cocina en turnos; y desinfectar vajilla, cubetería y cristalería en el lavavajillas, incluyendo la que no se haya utilizado en un turno.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.