Diario 2402 26.10.2020 | 21:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

La letra chica del plan argentino para poner en marcha la demanda

El Gobierno argentino finalmente puso en marcha el innovador plan PreViaje, mientras define su reapertura turística 10 octubre, 2020

El ministro de Turismo y Deportes de la Argentina, Matías Lammens, presentó oficialmente el programa PreViaje, que busca estimular la venta de viajes para 2021, con un innovador sistema en el que se devuelve al pasajero doméstico el 50% del valor de su compra anticipada para el año entrante, monto que podrá utilizar en ese u otro viaje. Pero prestadores y turistas deben tener en cuenta la letra chica del plan para sacar el mayor beneficio.

Tras varios meses de trabajo y con la mayor inversión directa en turismo en la historia del país, Argentina puso en marcha esta semana el ya anunciado plan PreViaje. El sistema es simple, pero innovador: si un pasajero residente contrata en lo que queda de 2020 un viaje doméstico para 2021, el Estado le devuelve el 50% de lo gastado para que pueda utilizar tanto en ese viaje como en otro, siempre durante el año próximo.

(Ver: Todavía sin vuelos, Argentina lanza preventa de turismo interno para 2021)

La iniciativa fue presentada de manera virtual el jueves 8 de octubre por el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, quien aseguró que la promoción abarca los alojamientos, agencias de viajes, transporte, excursiones, centros turísticos, alquiler de automóviles y equipamiento, atractivos turísticos, gastronomía, entretenimiento y ocio, productos regionales, ferias y convenciones y otros servicios turísticos adquiridos hasta el 31 de diciembre de 2020 inclusive.

Matías Lammens, durante el lanzamiento oficial del plan PreViaje

Pero pese a su simplicidad conceptual, el programa tiene una letra chica que tanto prestadores como pasajeros deben tener en cuenta para sacar el mejor provecho del beneficio y no sufrir sobresaltos. Y algunos de estos puntos fueron aclarados este viernes 9 por el subsecretario de Promoción y Nuevos Productos de la cartera, Andrés Krymer, en una conferencia de prensa a través de la plataforma Zoom.

Lo primero a resaltar es que todo el proceso de compra/venta comienza en la página web www.previaje.gob.ar. Los prestadores deben registrarse allí, y los viajeros interesados también. En ese portal habrá un listado de establecimientos y empresas adheridas y, según Krymer, a la fecha ya hay 5.000. Los pasajeros deberán cargar allí las facturas de sus consumos turísticos pare obtener luego el beneficio.

Y allí surge el primer detalle: si el cliente compra su viaje a través de una agencia minorista o de manera directa al transportista o al hotel, el plan tiene para la devolución un límite de AR$ 100.000; pero si la contratación se hace de manera directa a cualquiera de los demás rubros, el tope de reintegro es de AR$ 5.000. Ahora bien, para acceder a la devolución se deben alcanzar los AR$ 10.000, aunque se pueden presentar varias facturas, cada una superior a los AR$ 1.000 (y deben ser facturas B o C, ambas para consumidor final, porque sólo aplica para personas físicas).

Una vez que el pasajero carga las facturas, el Estado evalúa que correspondan a las categorías establecidas (que son las que se definen en la “Ley de sostenimiento y reactivación productiva de la actividad turística nacional”), y luego responde si todo está en orden.

Andrés Krymer, subsecretario de Promoción y Nuevos Productos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Argentina

De más está decir que si el establecimiento no está registrado el pasajero no recibe devolución aunque presente las facturas, y esto se debe a que participar para el prestador supone ciertas condiciones, como estar debidamente habilitado. Pero si un cliente compró un paquete entre el 21 de septiembre (fecha de promulgación de la ley) y hoy, es decir, antes del lanzamiento, también podrá cargar sus facturas una vez que la empresa se registre.

Tras la compra, el viajero recibirá dos opciones para el reintegro: o se le envía una tarjeta precargada del Banco de la Nación Argentina con ese monto a su domicilio; o se le disponibiliza a través de la billetera virtual de esa entidad financiera pública, que es la app BNA+. Eso sí, obligatoriamente debe ser gastado en 2021, ya que no se acumula ni se puede transferir.

¿En qué se puede gastar el saldo devuelto? En cualquiera de las categorías establecidas en la ley, y eso puede incluir también un restaurante en la propia ciudad del viajero (siempre que esté registrado y se cargue la factura).

Otro detalle clave es la fecha de compra, porque es la que definirá las posibilidades del viaje. ¿Qué significa esto? Si el pasajero quiere usar el plan para viajar este verano, la compra debe hacerla hasta el 31 de octubre; si lo hace en noviembre o diciembre, recién podrá reservar viaje a partir de marzo. De esta manera se busca implementar un fuerte shock de consumo en el primer mes.

El corazón del pla PreViaje será su portal www.previaje.gob.ar

¿Qué pasa si por motivos epidemiológicos un destino debe cerrarse y el viaje se cancela? Según Krymer, esto está previsto y se buscará centralmente la reprogramación de ese viaje. Pero la ley establece cómo se regulan los reembolsos y las reprogramaciones en el contexto de esta pandemia.

Vale señalar que la mencionada Ley de Sostenimiento está aprobada y promulgada pero todavía no reglamentada, por lo que pueden quedar algunos grises que atañen al plan y a su implementación. Por ejemplo, consultado por HOSTELTUR en la rueda de prensa, Krymer dejó en claro que el plan en sí no limita a prestadores y a consumidores a acceder al Mercado Único Libre de Cambios (MULC), es decir, a comprar dólares para ahorro, como se venía analizando y como ocurre con otros programas de asistencia del Gobierno. “Esto no es un plan social, sino un programa de estímulo al turismo interno”, enfatizó. Sin embargo, no descartó que eso pueda ocurrir al momento de la reglamentación de la ley.

Finalmente, el funcionario subrayó el esfuerzo del Gobierno nacional como un hecho histórico, ya que se trata de la inversión directa en turismo más grande de la historia del país. El Estado aportará al plan AR$ 15.000 millones (casi US$ 195 millones), pero espera que la preventa movilice AR$ 30.000 millones, los cuales se inyectarán directamente en la economía y, muy especialmente en el sector turístico, uno de los más golpeados por la crisis.

Avatar redactor Rolando Klempert Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.