Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

Bariloche refuerza la conectividad y espera un verano con buena ocupación

Por la alta demanda en diciembre y enero, se espera una ocupación de entre el 40% y el 50% 22 diciembre, 2020 Premium

En la última semana, y luego de su reapertura nacional, la ciudad de Bariloche logró reducir el número de casos positivos de COVID-19 a la par del aumento de arribos. Este hecho le permite soñar con un verano que concluya con una ocupación de entre el 40% y el 50% y una sólida red de vuelos desde Buenos Aires y Córdoba.

Una de las primeras ciudades de la Argentina en abrir sus puertas al turismo fue San Carlos de Bariloche, en la Patagonia andina, que se puso en funcionamiento durante los primeros días de octubre, como parte de una prueba piloto que admitía hasta 500 visitantes de la propia provincia de Río Negro.

(Ver: Así está planificada la reapertura turística de Bariloche para octubre)

Pero a partir de esta apertura y de la posterior a todo el turismo nacional, los casos de COVID-19 se fueron incrementando paulatinamente entre sus pobladores. De hecho, en las últimas semanas comenzaron a publicarse datos preocupantes acerca de su situación sanitaria, e incluso circularon fuertes rumores que indicaban que las camas de terapia intensiva estaban casi completas.

En diálogo con HOSTELTUR, el secretario de Turismo de Bariloche, Gastón Burlon, desmintió totalmente esas versiones y, por el contrario, se mostró tranquilo respecto a la situación epidemiológica del destino.

“Por suerte nunca desde que comenzó esto tuvimos problemas de camas. Y, por otro lado, se esta montando un hospital modular de Nación para reforzar el sistema”, subrayó el funcionario, quien aseveró que “desde hace unos días vienen bajando los casos”.


Pero estas palabras y expectativas tienen un fuerte sustento en sus espaldas: el apoyo y la confianza de las compañías aéreas, que ya incrementaron sus frecuencias durante diciembre y empezaron a anunciar refuerzos para enero.

Aerolíneas Argentinas, compañía de bandera y principal jugador del mercado, tiene hoy una base de 14 frecuencias semanales (dos diarias), pero está adicionando algunos vuelos puntuales durante las Fiestas (este año conforman dos fines de semana extralargos) y podría llegar hasta 21 vuelos semanales, con días de dos, otros de tres y unos pocos de cuatro operaciones, incluyendo en varias de ellas a los A330 para sumar asientos. Esto se sostendrá e incluso se incrementará en enero.

Gastón Burlon, secretario de Turismo de Bariloche

Este año ya no está Latam en el cabotaje, que tenía una fuerte operación a Bariloche, pero esa competencia con la estatal la asegurarán las low cost: Flybondi (que hoy tiene una sola máquina para toda su red inicial) puso cinco vuelos a esa ciudad en diciembre y podría ampliarlos en enero; mientras que JetSmart dispuso vuelos tanto desde Buenos Aires (Ezeiza) como desde Córdoba, y anunció ocho nuevas operaciones durante lo que queda de diciembre.

Al respecto, Burlon señaló que habrá días de este mes en los que se recibirán hasta 11 vuelos y vaticinó que se seguirán agregando, porque los datos de reservas son muy altos. Y agregó que “no es casual” que hoy Bariloche sea “el destino más solicitado”. “A la demanda hay que generarla, y se hace un gran trabajo de promoción desde la ciudad para que esto pase”, destacó.

En ese sentido, el funcionario espera que este interés tenga un impacto directo en el proceso de recuperación del sector turístico, sumamente golpeado por la pandemia. De hecho, aseguró que estima terminar diciembre en torno al 40% o 50% de ocupación hotelera, datos que podrían seguir creciendo en enero.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.