Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Polémica

Legisladores de Perú buscan crear low cost estatal y privados lo rechazan

La Comisión de Transporte aprobó el proyecto, pero las cámaras empresariales salieron al cruce 5 febrero, 2021

En medio de la crisis (o justamente como consecuencia de ella) un grupo de legisladores de Perú busca avanzar en el Congreso en la creación de una aerolínea low cost de bandera, abriendo una fuerte polémica. El Gobierno de transición descartó esa posibilidad, mientras que las cámaras empresariales (incluyendo a la IATA) expresaron públicamente su rechazo.

El pasado martes 2 de febrero, la Comisión de Transporte del Congreso peruano aprobó un proyecto que declara “de interés nacional” la creación de una aerolínea de bajo costo de bandera en el país, con el objetivo de recomponer la conectividad perdida durante la pandemia y asegurar el transporte de carga esencial.

La iniciativa (aprobada por 9 votos contra 1) dispone la creación de la compañía Laperu, de propiedad mixta, cuyas acciones se dividirían en un 35% para las regiones y un 65% en manos de la inversión privada. El capital inicial sería de US$ 75 millones, dividido en 75 acciones de US$ 1 millón, suscritas por las 25 regiones del país, a través del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El proyecto significa un paso rumbo a la creación de la aerolínea de bandera Laperu

Entre los argumentos, la norma sostiene: “El objeto es crear una línea aérea nacional en un mercado competitivo. Se hace necesario que el estado promueva la prestación del servicio de transporte aéreo de bajo costo de pasajeros y cargas en rutas nacionales e internacionales, asegurando la conectividad entre poblaciones y regiones dentro del territorio nacional y con los mercados internacionales”.

La iniciativa -que viene discutiéndose ya desde la salida de Avianca, en los momentos más duros de la pandemia- surge y se plasma en medio de la crisis global del transporte aéreo o, mejor dicho, como consecuencia de ella. Y el desencadenante de la aprobación en esta comisión sin un mayor debate o atendiendo la visión de los especialistas de la industria parece estar ligado a la reciente suspensión de vuelos de KLM a China, que puso en jaque la logística para que lleguen al país las vacunas contra el COVID-19.

Pero el proyecto fue rechazado de plano por el Gobierno nacional (en transición hasta las elecciones de abril). En diálogo con la prensa local, el ministro de Transporte y Comunicaciones, Eduardo González, subrayó que el Ejecutivo no está de acuerdo con esa iniciativa y pidió a los legisladores convocar a una mesa de trabajo para “reflexionar y debatir el caso con la seriedad que corresponde”.

“En medio de una crisis existente en el país y de la propia industria aeronáutica, plantear un tema así está fuera de contexto”, expresó González.

En ese mismo sentido, la aprobación de esa “declaración de interés” (el proyecto original proponía la creación lisa y llana de la aerolínea, pero no hubo apoyos suficientes y se decidió avanzar en esta herramienta) fue duramente criticada por el sector privado, a través de un comunicado conjunto de las principales cámaras empresariales.

Dicho documento, sostiene en primera instancia que la aprobación de este pre-dictamen se llevó a cabo “sin debate, sin discusión exhaustiva y sin texto final”, en un contexto en el que los recursos del país deben ser destinados al control de la pandemia, que mantiene a Perú entre los países más afectados del planeta y tiene nuevamente en confinamiento en varias de sus regiones.

En un segundo aspecto, denuncia que los legisladores que aprobaron la iniciativa pertenecen mayoritariamente a los partidos Acción Popular y Alianza para el Progreso, que se encuentran en plena campaña presidencial, sugiriendo que el proyecto tiene fines electorales.

IATA y las cámaras privadas rechazaron el proyecto y sostienen que los recursos del Estado deben destinarse a enfrentar la crisis o, en todo caso, a salvar a las empresas existentes

También señalan que los legisladores decidieron avanzar a pesar de las fallidas experiencias de AeroPerú, Tans y “aerolíneas estatales de la región”, y sin atender las opiniones en contra ni las observaciones de numerosas entidades públicas y privadas del país y del mundo.

“Además de ahuyentar la inversión privada y generar sobrecostos que terminaremos pagando todos los peruanos por las claras ineficiencias que se generarán, es anticompetitiva e inconstitucional desde el punto de vista técnico legal, por lo tanto, la rechazamos en conjunto”, afirma el comunicado suscrito por la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú), la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (Aetai), la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), la Asociación Peruana de Empresas Aéreas (APEA), la Cámara de Comercio Americana del Perú (Amcham) y la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

El comunicado conjunto de las cámaras empresariales de Perú

Pero también rechazó la iniciativa la propia International Air Transport Association (IATA), que opinó: “Hemos sido enfáticos con los gobiernos y aeropuertos en la necesidad de desarrollar e implementar políticas de ayuda financiera a las aerolíneas con el fin de prevenir su desaparición. La decisión del gobierno peruano de crear una nueva línea aérea en tiempos de crisis presupone una clara omisión a ese deber antes anunciado”.

Finalmente, y en respuesta, la IATA propuso: “Sugerimos reconsiderar la propuesta de creación de una nueva línea aérea y en su defecto redirigir ese esfuerzo y recursos correspondientes en permitir que operadores existentes, sean de bajo costo o no, incursionen en el mercado peruano incluso declarándolo como de interés nacional y de preferente necesidad pública”.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.