Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. El proceso gradual se inicia este 1° de octubre

IATA celebró la reapertura argentina, pero pide admitir a los no vacunados

“Este anuncio marca un cambio importante en la gestión”, aseguran 1 octubre, 2021 Premium

Luego de que el Gobierno de Argentina publicara los criterios para la reapertura gradual de fronteras a partir del 1° de octubre, la International Air Transport Association (IATA) publicó un comunicado en el que celebra esta decisión y asegura que se trata de “un cambio importante en la gestión” de la crisis. Sin embargo, también pidió algunas medidas adicionales para facilitar la operación.

Tal como lo contó HOSTELTUR, en la medianoche de este 1° de octubre el Gobierno argentino dio a conocer la Decisión Administrativa 951/2021 que establece los criterios para la reapertura gradual de las fronteras del país, a partir de ese mismo día.

La normativa establece que desde el 1° al 3 de este mes se admitan los turistas de países limítrofes, pero manteniendo el cupo diario de pasajeros internacionales que pueden ingresar al país, de 2.300 personas. Desde el lunes 4 y hasta el domingo 10 inclusive podrán acceder hasta 21.000 visitantes. Desde el lunes 11 pasarán a ser 28.000, y eso estará vigente hasta que transcurran 14 días desde el momento en que la nación alcance el 50% de su población vacunada con esquema completo. Pasados esos 14 días, se eliminará el sistema de cupos.

Por la mañana de este viernes, y luego de haber mantenido una actitud sumamente crítica durante toda la pandemia, la International Air Transport Association (IATA) publicó un comunicado en el que felicita a la Argentina por las medidas anunciadas.

“La IATA ha recibido con satisfacción las últimas decisiones adoptadas por las autoridades argentinas, que indican que en octubre se aumentará el cupo de ingreso de pasajeros por día y que, 14 días después de que el 50% de la población del país haya completado su esquema de vacunación, se levantarán la mayoría de las actuales restricciones de viaje, un hecho que se estima podría concretarse a mediados de mes”, afirmaron.

Y, además, la carta agrega: “Por otra parte, el 1° de noviembre es la fecha prevista para permitir la entrada de todos los extranjeros, sin distinción de su origen. Los viajeros que presenten una pauta de vacunación completa y una prueba PCR negativa de máximo 72 horas previas al embarque, ya no tendrán que realizarse una prueba de antígeno al entrar al territorio argentino, ni permanecer en cuarentena”.

En ese sentido, el vicepresidente de la entidad para las Américas, Peter Cerdá, celebró la decisión con un dejo de reclamo. “La decisión del Gobierno de Argentina de permitir gradualmente la reapertura del transporte aéreo en el país es una buena noticia en varios frentes. En primer lugar, restablece la libertad de viajar, que será especialmente bienvenida por aquellos a quienes se les impidió volar durante los últimos 18 meses”, sostuvo.

Pero el otro frente que señala es el que impacta directamente a las compañías. “Las aerolíneas ahora podrán planificar con mayor previsibilidad y recuperar la conectividad que se ha perdido durante este tiempo. Esto será un impulso para la reconstrucción de la economía argentina, especialmente a través de la contribución del turismo y los negocios internacionales”, vislumbró.

Peter Cerdá, vicepresidente de la IATA para las Américas

Basándose en datos de IATA Economics, la reapertura de las fronteras de Argentina a los viajeros internacionales “permitirá que las aerolíneas comiencen a restaurar las 100 rutas estimadas (nacionales e internacionales) que perdimos como resultado de la pandemia”; que comiencen a generar los US$ 1.779 millones de contribución directa al PIB “que se han puesto en riesgo”; se mantengan los 21.470 puestos de trabajo locales; y se favorezca “una contribución total anual de US$ 22.500 millones al PIB de Argentina”.

Como es habitual, hasta el mayor elogio que la IATA pueda ofrecer va acompañado de un pedido para la industria. Y esta no fue la excepción.

“Este anuncio marca un cambio importante en la gestión de los riesgos del COVID-19, pasando de las medidas generales a nivel nacional a la evaluación del riesgo individual. El siguiente reto es encontrar un sistema para no excluir a los viajeros que no estén vacunados y que tendrán que seguir cumpliendo cuarentena, incluidos los menores”, reclamó Cerdá.

Y, además, pidió la tan postergada reunión con la Jefatura de Gabinete nacional (vale recordar que Santiago Cafiero eludió sistemáticamente ese encuentro, pero tras la derrota electoral del oficialismo fue reemplazado por Juan Manzur, ahora exgobernador de Tucumán); y “aceptar pruebas antígenos como alternativa al PCR en cualquier instancia en que se requiera testeo”.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.