Edición Latam. Insólita polémica

Gobierno argentino desmiente haber confundido Asia con África

Niegan haber dejado entrar un crucero de Cabo Verde con pasajeros positivos, por haberse confundido de continente 29 noviembre, 2021

Mientras crece la preocupación por la nueva cepa Ómicron, trascendió que el pasado viernes funcionarias argentinas habrían habilitado el ingreso de un crucero proveniente de Cabo Verde y con pasajero con COVID positivo a bordo, por pensar que quedaba en Asia y no en África. Autoridades sanitarias desmintieron la confusión, pero sí admitieron el arribo e incluso el desembarco de pasajeros no testeados.

Según lo cuenta el portal Infobae, este viernes arribó al puerto de Buenos Aires el MS Hamburg, un crucero con bandera de Bahamas proveniente de Cabo Verde. Mientras se preparaba para entrar a puerto, una funcionaria de la Dirección de Sanidad de Fronteras, desde el puente de mando de la nave, se comunicó con una compañera que se encontraba en tierra, la cual sostenía que Cabo Verde se encontraba en Asia, y por eso le otorgaba el permiso de entrada. Pero su compañera a bordo replicó: “Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿eso no es en África?”.

Esta insólita situación permitió que el crucero arribara a la terminal Benito Quinquela Martín aún cuando tenía un pasajero positivo de COVID-19 aislado a bordo junto a sus contactos estrechos y llegaba desde África, epicentro de la nueva variante Ómicron. Pero no sólo eso, sino que el resto de los pasajeros y tripulantes pudieron descender e incluso circular por la capital argentina, encendiendo todas las alarmas.

El MS Hamburg llegó a Buenos Aires proveniente desde Cabo Verde

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, aseguró que todo esto se trató de una fake news. Pero este mismo lunes, la directora de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, Claudia Madies, admitió todo lo anterior, excepto la existencia de esa confusión entre las dos funcionarias, al menos en términos oficiales (es decir, no descató que eso haya sucedido en una conversación privada).

En una entrevista en Radio con Vos, Madies contó que, en primer lugar, el barco había informado del caso positivo y de los aislamientos, por lo cual su viaje venía siendo especialmente monitoreado. Desmintió que no se supiera dónde quedaba Cabo Verde (frente a las costas de Senegal, en el Atlántico), pero aclaró que al momento del arribo no existía la cuarentena obligatoria para viajeros que hayan estado en África durante los 14 días previos. Esa medida se impuso este lunes 29 de noviembre.

Pero el viernes sí estaba previsto un dispositivo especial que se activó a medias. Desde luego, los contagiados quedaron a bordo, terminando su cuarentena (ya tenían casi cumplidos los 10 días), pero los casi 300 pasajeros y tripulantes debieron ser testeados a bordo antes del descenso, y eso sostienen que no ocurrió de manera inmediata.

Claudia Madies, directora de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras de la Argentina

Los pasajeros y tripulantes llegaron a descender a la terminal a retirar el equipaje y se disponían a salir cuando fueron retenidos por personal de sanidad y de la empresa, y obligados a regresar al barco. Una vez allí fueron testeados y, tras conocerse los negativos, pudieron descender nuevamente y circular por Buenos Aires, ciudad que se encuentra recorriendo al momento de la publicación de este artículo.

Asimismo, Madies aseguró que las pruebas realizadas al pasajero contagiado fueron remitidas como corresponde al Instituto Malbrán para su secuenciación, pero todavía no se sabe si se trata efectivamente de la nueva cepa.

Finalmente, la funcionaria insistió en que el ingreso del MS Hamburg al puerto fue permitido porque aún hoy no están prohibidas las llegadas y que sus pasajeros están haciendo turismo en tierra porque su arribo fue anterior a la disposición de la actual cuarentena.

En este escenario de “nueva normalidad” se vuelve habitual la aparición de casos positivos a bordo, y para ello es que están previstos los protocolos, los cuales incluyen y afectan no sólo a quienes llegan en los barcos, sino también al personal que trabaja en sanidad, seguridad, puertos, transporte, logística, proveedores e incluso a los propios funcionarios a cargo de las inspecciones. Una vez cumplidos los procedimientos, las naves deberían retomar sus itinerarios.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.