Edición Latam. Vuelven las “bandas tarifarias”

El Gobierno argentino vuelve a la carga contra la expansión de las low cost

Preocupación en el sector por el impacto que tendrá el decreto que condiciona la competencia 29 diciembre, 2021

Luego de que Flybondi y JetSmart anunciaran ambiciosos planes de expansión en la Argentina, con una gran ampliación de la oferta doméstica desde marzo de 2022, el Gobierno argentino decidió restablecer las famosas “bandas tarifarias”, lo que significa que regulará los precios mínimos y máximos para los aéreos en el país, medida que en principio beneficia a Aerolíneas Argentinas. Pero las compañías temen mayores restricciones a partir de otras decisiones incluidas en el decreto presidencial.

Argentina vive una explosión de la demanda de viajes nacionales que tiene su pico máximo durante esta alta temporada de verano, pero que ya comienza a extenderse al resto del año. Y prueba de esto es que las compañías aéreas ya programan fuertes ampliaciones de la oferta de rutas y frecuencias.

Por caso, JetSmart había anunciado la incorporación a su flota en el país de otro A320 y aumentos de los vuelos a partir de marzo de 2022 (en sintonía con la expansión regional), mientras que Flybondi había ido todavía más allá, anticipando la duplicación de su flota, pasando de cinco a diez aviones, con el consiguiente aumento de su red.

En ese contexto, en el seno del Gobierno argentino, propietario a su vez del principal jugador del mercado, que es Aerolíneas Argentinas, surgió una pregunta lógica. Mejor dicho, reflotó una de tiempos prepandémicos: ¿hay mercado para todos?

La respuesta llegó a través del Decreto 879/2021, firmado por el jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur; y el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, que asesta un nuevo golpe a las empresas que operan en Argentina bajo el modelo low cost, reponiendo el conocido sistema de “bandas tarifarias”.

La norma le da a Transporte 180 días para fijar tarifas mínimas y máximas para los distintos tramos domésticos, lo cual limita la competencia exclusivamente a ese rango, tal como pasaba hasta 2016. El Gobierno de Mauricio Macri había eliminado primero los máximos y luego los mínimos; la gestión de Alberto Fernández mantuvo esa política durante la pandemia; pero ahora se volverá a trabajar bajo el esquema de bandas.

La prueba de que la norma se explica como respuesta a la expansión de las low cost está en los considerandos del propio decreto, donde se sostiene “que el exceso de oferta en un mercado deprimido por la pandemia y la existencia de tarifas que no se ajustan a los costos operativos de las empresas pueden provocar la existencia de tarifas predatorias de mercado, susceptibles de conllevar a una competencia absurda con valores no compensatorios, que a su vez pueden impedir llevar adelante la explotación comercial en condiciones de seguridad y rentabilidad, durante un período razonable”.

“Resulta conveniente regular respecto de tarifas de referencia y las bandas tarifarias que sirven de marco para la determinación de los precios al público de los servicios que prestan los explotadores regulares de transporte aéreo interno de pasajeros, con el fin de su compatibilización con el actual nivel de los costos de la actividad”.

Consultadas por HOSTELTUR, las compañías aseguran que la regulación de las tarifas es solamente la punta del iceberg en un plan que no llegan a dimensionar todavía en toda su magnitud. A la fecha, se siguen estudiando los posibles alcances. ¿A qué se refieren?

El decreto cambia la manera en la que se asignan capacidades para las rutas y frecuencias nacionales e internacionales; le da a Transporte el control y explotación de servicios en tierra (Infraero), aunque permite a las compañías también prestar servicios de atención en tierra a sus aeronaves; otorga a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) la potestad de reglamentar, habilitar, fiscalizar y determinar “tarifas justas” para los servicios de rampa; y dice que Transporte determinará “bases operativas, amarres de aeronaves, posiciones de pernocte de aeronaves y factibilidad horaria de los vuelos”.

Dado que por el momento estas medidas no fueron reglamentadas, existe la preocupación en las compañías sobre qué otras medidas complementarias puedan llegar a ser anunciadas en los próximos días. Por eso aseguran que no se tomarán medidas respecto a los planes anunciados, aunque JetSmart ya anticipó que está reevaluando su idea de llevar a Argentina la mencionada máquina adicional, hasta tanto no esté más claro el panorama.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.