Diario 5407 20.10.2018 | 23:04
Hosteltur: Noticias de turismo

La aplicación de la ecotasa en Baleares no será viable hasta el invierno

7 febrero, 2001
La aplicación del proyecto de impuesto sobre estancias de alojamiento turístico, conocido como ecotasa, no será viable ni siquiera a mediados de temporada alta como inicialmente estaba previsto y su recaudación podría comenzar a finales de este año o principios de 2002, según fuentes de la Conselleria de Turismo consultadas por Hosteltur.
La aplicación del proyecto de impuesto sobre estancias de alojamiento turístico, conocido como ecotasa, no será viable ni siquiera a mediados de temporada alta como inicialmente estaba previsto y su recaudación podría comenzar a finales de este año o principios de 2002, según fuentes de la Conselleria de Turismo consultadas por Hosteltur. El proyecto de ley está actualmente en el Parlament en trámite de ponencia, al que seguirá su tramitación en comisión y finalmente en pleno, además se tendrá que realizar un reglamento donde el Govern espera que los representantes del sector hotelero balear participen tanto para estudiar la posible implantación progresiva del nuevo impuesto o incluso la imposición sólo en temporada alta. El proyecto de ecotasa tendrá desde su aprobación un periodo de implantación de seis meses, por lo que de dilatarse su trámite parlamentario hasta junio la aplicación efectiva no sería posible hasta finales de este año. Fuentes consultadas consideran que los turoperadores tendrían tiempo de incluir, en los seis meses posteriores a su aprobación, en sus catálogos y folletos el incremento de los precios ya sumando el coste de la ecotasa. En el caso de los británicos, que es el mercado que más adelanta la publicación de los catálogos del año siguiente (y en ellos fijan los nuevos precios), la primera edición de los llamados early birds (pájaros madrugadores) suele salir a mediados del verano. En una reunión anterior, turoperadores del Reino Unido pidieron al conseller Celestí Alomar «margen» de tiempo para introducir el coste en los catálogos. Sin embargo, la patronal hotelera de Mallorca y la consultora Ernst & Young han indicado en repetidas ocasiones que la ecotasa no se aplicará al turista final o al turoperador sino que tendrá que ser asumida por los empresarios de alojamiento legales. El presidente del Govern, Francesc Antich, volvía a hacer en la feria del turismo Fitur un llamamiento a los hoteleros para negociar. «Estamos abiertos a la forma de aplicar la ecotasa», indicó Antich, aunque aseguró taxativamente que «no se dará marcha atrás». «Por parte de la conselleria se ha abierto las puertas al diálogo», recordó el presidente balear en la feria internacional.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.