El Parlamento balear aprobará la ecotasa el próximo martes

El pleno más esperado en Islas Baleares ya tiene fecha: 10 de abril. Será el próximo martes cuando la Cámara balear celebre el pleno de aprobación de la ecotasa. Todos los grupos del Pacte de Progrés, entre ellos UM, votarán a favor.

El pleno más esperado en Islas Baleares ya tiene fecha: 10 de abril. Será el próximo martes cuando la Cámara balear celebre el pleno de aprobación de la ecotasa. Todos los grupos del Pacte de Progrés, entre ellos UM, votarán a favor. Este impuesto, a cuya instauración se ha opuesto desde un principio la mayor parte del sector hotelero balear, tiene como finalidad recaudar dinero para la dotación de un fondo destinado a la mejora de la actividad turística y la preservación del medio ambiente. La ecotasa, definida por el Ejecutivo que dirige el socialista Francesc Antich como un impuesto ecoturístico, se cobrará a todas aquellas personas que pernocten en las Islas Baleares, sean españoles o extranjeros, y será recaudado por los hoteleros, quienes han reiterado su oposición frontal a esta iniciativa. El impuesto fijado será de un euro diario por cada persona mayor de doce años que se aloje en los establecimientos turísticos insulares. Además del rechazo del sector, la ecotasa tampoco es respaldada por el PP balear, que considera este impuesto «injusto y discriminatorio», ya que, desde su punto de vista, va en detrimento del sector hotelero y favorece la oferta turística ilegal. El dinero recaudado con la ecotasa se destinará a financiar la remodelación de áreas turísticas, a la recuperación de espacios rurales y naturales y la revalorización de recursos patrimoniales. Aunque el proyecto de ley quede aprobado el próximo martes, el nuevo impuesto no será de aplicación esta temporada. Tiene una cadencia de seis meses. En este lapso de tiempo se elaborará el reglamento. En estos momentos, el Ejecutivo negocia con el sector hotelero la aprobación de este reglamento. Además, el presidente Antich trata de obtener su complicidad para que le apoyen en sus reclamaciones ante Madrid de cara al desarrollo del Régimen Especial Balear (REB). Como la ley permite que el importe de la ecostasa pueda ser modificado cada año, el presidente Antich ya les ha explicado que en caso de tener éxito en su ofensiva para mejorar la financiación, podría rebajarse el importe. UM, en principio, no era favorable a aprobar un nuevo impuesto (de hecho, su creación no figuraba como uno de los compromisos del acuerdo de gobierno del 99) pero finalmente decidió apoyarlo argumentando que Madrid no le dejaba otra vía. Por su parte, el portavoz adjunto del PP y ex consejero de Turismo, Joan Flaquer, señaló hace unas semanas que si su partido volvía a gobernar, intentaría anularlo. La tramitación de la ecotasa ha sido ardua y compleja con los hoteleros siempre en contra del consejero de Turismo, Celestí Alomar. Le reprochan que les hubiera garantizado que no se aprobaría este proyecto sin su acuerdo y que, finalmente, no hubiera cumplido. Desde el gobierno se recuerda que el borrador del proyecto se presentó a todos los sectores y que los hoteleros pudieron hacer aportaciones. El presidente Antich tiene pendiente una reunión con la cúpula de la Federación hotelera que preside Pedro Cañellas. Esta reunión, en el Consolat de la Mar, se celebrará una vez que el proyecto de ley ya haya quedado aprobado. En un principio se barajó con que podría tener lugar antes. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.