Diario 6039 30.10.2020 | 18:23
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Parón en las reservas de campos de golf de Baleares

19 diciembre, 2001
La crisis del 11 de septiembre ha tocado de lleno a los campos de golf de Baleares. El presidente de la Asociación de Campos de Golf, José Jiménez Sánchez, resaltó ayer «el parón de reservas que se ha detectado desde los atentados del martes negro en Estados Unidos», aunque confía en que «el último minuto salve las próximas fiestas navideñas y de entrada al nuevo año, con una ocupación cercana al 70 y 80%».
La crisis del 11 de septiembre ha tocado de lleno a los campos de golf de Baleares. El presidente de la Asociación de Campos de Golf, José Jiménez Sánchez, resaltó ayer «el parón de reservas que se ha detectado desde los atentados del martes negro en Estados Unidos», aunque confía en que «el último minuto salve las próximas fiestas navideñas y de entrada al nuevo año, con una ocupación cercana al 70 y 80%». El turismo de golf se ha convertido en uno de los principales nichos de mercado para romper la temida estacionalización. En este marco, el Gobierno balear, a través de su consejero de Turismo, Celestí Alomar, y los máximos responsables de la Cámara de Comercio de Mallorca, Menorca y Eivissa, y de la Asociación de Campos de Golf de Baleares, Miquel Lladó y José Jiménez, firmaron ayer un convenio para promocionar en Europa los campos de golf de las Islas con el claro objetivo de atraer un turismo de calidad y de un alto poder adquisitivo. Tanto Jiménez como Alomar coincidieron en la necesidad de impulsar estas acciones entre los principales mercados emisores, Alemania, Gran Bretaña y países nórdicos, como una apuesta para «romper la estacionalización y promover la diversificación turística». Los 100.000 turistas «amantes del green», que eligieron el pasado año las Baleares para jugar al golf, se gastaron del orden de los 180 millones de euros (30.000 millones de pesetas). Estas cifras demuestran, a juicio de Jiménez, que «el turista de golf se deja una media de 204,32 euros (34.000 pesetas), unos 120,20 euros (20.000 pesetas) más que un visitante de sol y playa». Asimismo, el máximo responsable de la Asociación de Campos de Golf reclamó a las Administraciones ayuda para fomentar este segmento del mercado: «Baleares cuenta con una situación privilegiada frente a los destinos competidores, por su clima, la calidad de los hoteles y la oferta complementaria». Asimismo, Jiménez relanzó la idea de que «se organice un "open' europeo al que vengan a jugar grandes profesionales». Alomar explicó que la acción promocional tiene prevista la edición de 30.000 folletos que recogerán las ventajas de la práctica del golf en temporada baja en las Baleares. Por otro lado, el presidente de la Cámara de Comercio recordó un estudio realizado por expertos en el que se pone de relieve «la nulidad del impacto medioambiental de los campos de golf». «Su buena gestión permite rentabilidades altas, la creación de empleo y la creación de nuevos hábitats para la fauna y la flora», sostuvo Miquel Lladó. (C.D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 19/12/01)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.