Diario 5434 21.11.2018 | 10:40
Hosteltur: Noticias de turismo
Los fundadores de Room Mate, Cabify y MásMóvil cuentan su experiencia

South Summit muestra cómo ser emprendedor y no morir en el intento

Desde Beonprice y Fastpayhotels hablan de las dificultades de financiación 4 octubre, 2018
  • Los emprendedores en el South Summit coinciden en la necesidad de escuchar al cliente para mejorar su experiencia y aportarle valor
  • Ser los primeros en ver las oportunidades de negocio, creer en tus ideas y contar con un buen equipo resultan claves para tener éxito
  • Los emprendedores se quejan también de las dificultades para encontrar financiación y de la imagen que tienen las startups en Europa

Los emprendedores participantes en el South Summit que se está celebrando estos días en Madrid repiten como un mantra la necesidad de escuchar al cliente para mejorar su experiencia y aportarle valor, dejando a un lado si es necesario el status quo y las reglas establecidas. Ésa parece la clave del éxito, pero hay más, como han dejado claro el presidente y fundador de Room Mate Group, Kike Sarasola; Juan de Antonio, fundador y CEO de Cabify; y Meini Spenger, CEO y fundador de MásMóvil.

Kike Sarasola ha añadido en este sentido lo conveniente que resulta “ser los primeros en ver las oportunidades de negocio, como nos ocurrió con los apartamentos y la creación de Be Mate”; ya que, en opinión de Meini Spenger, “los grandes actores del sector son más lentos en adaptarse a las nuevas condiciones del mercado”.

Además resulta clave, en palabras de Sarasola, “creer en tus ideas y contar con un buen equipo que participe de tu filosofía y que esté realmente involucrado”. Por eso ha alentado a las startups a “perseguir sus sueños, rodearse de un buen equipo y disfrutar, porque es divertido convertir tus sueños en realidad”. Y es que, según Spenger, “el principal reto es crear un equipo motivado, con talento e integrado por buenas personas, y ser persistente”.

En la imagen, de izq. a dcha, Liz Fleming, de Adara Ventures; Juan de Antonio, de Cabify; Meini Spenger, de MásMóvil; y Kike Sarasola, de Room Mate Group.

Para Juan de Antonio, sin embargo, “lo más difícil ha sido gestionar el éxito, cuando ya has ejercido tu papel disruptor, te haces visible y te conviertes en un actor incómodo en esa transición del empleo de la vieja industria a una nueva, tecnológica e innovadora, en la que no se destruyen puestos de trabajo sino que se crean”. Y se ha quejado de “la normativa anti-innovación y anti-empleo de este Gobierno, que está destruyendo empleo y valor”.

Sarasola también se ha mostrado partidario de que “exista una regulación, pero no se debe confundir con una prohibición, porque es el futuro y estamos en un mercado libre. Las regulaciones pueden ser terribles para la economía”.

Internacionalización

Asimismo ha abogado por la internacionalización, aunque le disguste el término porque “en un mundo global sería estúpido no tener un pensamiento global. Para mí es lo mismo abrir un hotel en Madrid que en Roma y además así diversificas riesgos en el caso de que un determinado mercado viva una situación complicada”.

Como ha subrayado Juan de Antonio, “hoy en día ser internacional es un ‘must’”, aunque en esa estrategia se debe buscar “el equilibrio perfecto con los recursos que tienes y tampoco diversificarse demasiado”. Cabify está presente en Latinoamérica desde 2012, “en algunos países como primer actor del mercado y en otros como segundo”, y en Europa, donde se enfrenta a un mercado fragmentado en regulación y condiciones.

Financiación

Las startups también tienen que enfrentarse al siempre peliagudo trámite de obtener financiación, sobre todo si no tienes experiencia en el sector, según ha remarcado Alex Gisbert, fundador y CEO de Fastpayhotels (‘Fastpayhotels, nueva plataforma de distribución hotelera B2B’, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo); y los bancos también son duros de pelar si no tienes activos que te respalden, según ha reconocido.

De izq. a dcha, Alex Gisbert, de Fastpayhotels; Emilio Galán, de Beonprice; y Katja Bohnet, de Amadeus.

Gisbert ha comparado asimismo la imagen de las startups en Estados Unidos, donde las apoyan y les animan a emprender, frente a la que se tiene en Europa, donde las miran con desconfianza. Además en España, aunque hay mucho talento, éste prefiere la seguridad de un contrato fijo y es más difícil que se arriesgue a trabajar para una compañía que acaba de nacer, cuando en Estados Unidos tiene mejor imagen.

Por ello, como ha reconocido Emilio Galán, cofundador y director de Tecnología de Beonprice, “el ecosistema de innovación en España está creciendo pero con esa debilidad, que aquí se muestran reacios a invertir, si bien en ocasiones puedes contar con apoyo público, tanto de la Administración central como local”.

Si empezaran ahora, Galán iría lo más rápido posible y Gisbert sería más valiente, lo que ambos recomiendan a las startups que están dando sus primeros pasos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.