Diario 5457 18.12.2018 | 20:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Tendencias

Cómo Instagram está cambiando los museos (y nuestra relación con el arte)

Las instalaciones artísticas específicamente diseñadas para ser "selfie-friendly" atraen miles de visitantes 16 noviembre, 2018
  • Encontramos el museo del helado, de las selfies, de los sentimientos, los colores, los sueños...
  • Las entradas puede costar hasta 38 dólares y se venden con meses de anticipación
  • Estos museos pop-up están diseñados para ser fotografiados para Instagram

Instalaciones artísticas pop-up, que sólo permanecen abiertas unos meses, atraen decenas de miles de visitantes y han sido diseñadas específicamente para ser "selfie-friendly", son la última tendencia que está sacudiendo los cimientos del turismo cultural. Y es que Instagram está cambiando los museos, pero también el modo en que nos relacionamos con el arte.

El impulso que está adquiriendo este nuevo fenómeno de los museos efímeros ha sido analizado por Vox, un medio online estadounidense, especializado en nuevas tendencias políticas, sociales y culturales.

Ejemplos: el museo del helado, de las selfies, de los sentimientos, los colores, los sueños, las burbujas.... Las entradas puede costar hasta 38 dólares y se venden con meses de anticipación.

Estas instalaciones de arte "no están diseñadas para exhibir pinturas clásicas, o para albergar objetos históricos. Está diseñadas para ser fotografiadas para Instagram", apunta Vox.

Las miles de fotos en Instagram actúan como un efecto llamada que atrae a más visitantes.

Y aunque muchos amantes del arte no vean estas exhibiciones como "museos reales", estas instalaciones pop-up "son un reflejo de un cambio real que está sucediendo en el mundo de los museos en este momento".

Nuevas experiencias

Lo cierto es que en estos museos efímeros el visitante tiene un papel mucho más activo (se hace fotografías, las comparte, interactúa con los elementos expuestos...) de modo que su visita no es una mera experiencia contemplativa, a diferencia de lo que ocurre en los museos tradicionales.

En todo caso, estos museos pop-up se inspiran en las instalaciones artísticas que a partir de la década de 1960 comenzaron a surgir en las salas de varios museos.

Según apunta Vox, espacios artísticos de este tipo, donde la reproducción digital a través de las redes sociales "es una parte activa del diseño", serán más habituales en el futuro.

Selfies sí, palo no

Mientras tanto, los museos tradicionales se muestran divididos sobre si autorizan a los visitantes a tomar fotos (pero sin palo extensible ni flash) o directamente lo prohíben.

De hecho, numerosos museos de todo el mundo todavía prohiben tomar fotos en el interior por diferentes razones: seguridad, derechos de autor, evitar aglomeraciones ante las obras de arte, garantizar quietud y tranquilidad en la visita... Ver también Los museos prohíben el palo para tomar selfies...y tienen razón.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.