Defiende que su actividad es entre particulares y en su residencia habitual

Airbnb insiste en que su negocio mayoritario no son viviendas de uso turístico

Presenta un estudio sobre su impacto en Madrid para el que han encuestado a 716 personas

Airbnb reconoce que, aunque la plataforma puede acoger vivienda de uso turístico que debe responder a la normativa vigente en cada destino, su negocio mayoritario es la residencia habitual de sus anfitriones, donde alojan a los huéspedes por habitaciones o bien les ceden la casa entera pero con sus enseres. Por ello el director general de Airbnb Marketing Services España, Arnaldo Muñoz, lo califica como una actividad “entre particulares, que no es profesional ni exclusiva ni regular, por lo que no debería estar sujeta a la normativa de viviendas de uso turístico”.

En su opinión “existe un grado considerable de confusión sobre la normativa a aplicar, por lo que estamos más que dispuestos a reunirnos con las Administraciones para aclarar cuál es nuestro modelo de alojamiento, con el fin de encajarlo de manera clara y fácil de cumplir en la legislación, igual que ya hemos hecho en Francia, Amsterdam, Londres y en cada vez más destinos de todo el mundo”.

Y es que Muñoz defiende que “lo que nos diferencia es que generamos experiencias reales, emocionales, entre huéspedes y anfitriones, ofreciendo a los primeros la posibilidad de vivir como locales, gracias a la tecnología, que juega un papel fundamental. Lo más importante es nuestra capacidad de construir comunidad, que ya se ha convertido en la primera del área de viajes de este planeta, poniendo en contacto a huéspedes y anfitriones en un ambiente de confianza y minimizando la sensación de riesgo con la tecnología”.

Desde su nacimiento en noviembre de 2008 40 millones de viajeros de todo el mundo se han alojado al menos una vez en alguna de las viviendas presentes en su web, de los que 1,4 millones son españoles. No en vano el 50% de los anuncios y los huéspedes son europeos. Airbnb cuenta actualmente con 1,5 millones de anuncios y está presente en 35.000 ciudades de 190 países; el último en entrar ha sido Cuba, hace tres meses, con mucha fuerza, ya que en sólo dos meses reunía ya 2.000 anuncios, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en 'Airbnb entra en Cuba'.

Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb Marketing Services España, aboga por “desterrar ya el mito de que los propietarios que anuncian sus casas en Airbnb no pagan sus impuestos'.Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb Marketing Services España, aboga por “desterrar ya el mito de que los propietarios que anuncian sus casas en Airbnb no pagan sus impuestos".

De hecho la noche del 15 de agosto se batirá un récord con más de un millón de huéspedes alojados en las viviendas que se anuncian en su web. Muñoz también ha destacado el papel que desempeñan estas viviendas en eventos clave, cuando la demanda supera la oferta de alojamiento reglada como en el Mobile World Congress, el Mundial de Fútbol de Brasil 2014 o las Olimpiadas de Río 2016. En esos momentos Airbnb alcanza un 20% de cuota de mercado, aportando capacidad adicional.

Impuestos

En cuanto a la polémica sobre si Airbnb paga o no impuestos en España, Muñoz ha aclarado que la empresa que tienen en nuestro país, Airbnb Marketing Services abona el IVA de su actividad en España y por las comisiones que cobra por las transacciones (una comisión al huésped del 10-12% y un 3% al anfitrión), destacando que todos los pagos se hacen con tarjeta de crédito a una cuenta bancaria a través de una pasarela de pago.

Asimismo la web comunica a los anfitriones los ingresos que han recibido por su actividad en Airbnb durante el año, recordándole la necesidad de su liquidación ante Hacienda en el periodo de la declaración del IRPF. Es más, en ciudades como Amsterdam han desarrollado una herramienta para recaudar y liquidar la tasa turística en nombre de los anfitriones. ('Airbnb recaudará la tasa turística en Amsterdam'). Por ello Muñoz aboga por “desterrar ya el mito de que los propietarios que anuncian sus casas en Airbnb no pagan sus impuestos porque tienen herramientas impositivas para ello”.

Eso sí, descartan que estas transacciones tengan que soportar IVA, como proponía Exceltur en 'Exceltur pide aplicar el IVA a los alquileres y que las plataformas P2P asuman responsabilidades', porque “la ley es muy clara al respecto: sólo se debe aplicar en casos en que estén implicados profesionales, y en el caso de Airbnb es una experiencia entre dos particulares”.

Estudio del impacto económico en Madrid

El estudio sobre ‘El impacto del alojamiento compartido en Madrid’, realizado por Airbnb en colaboración con Francesco Sandulli, profesor del departamento de Organización de Empresas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense, se basa en las respuestas de 91 anfitriones y 625 huéspedes que alojaron y visitaron Madrid, respectivamente, en 2014. Éstos son algunos de sus principales datos:

- 162.400 huéspedes visitaron Madrid en 2014, alojándose en las viviendas de 3.200 anfitriones disponibles en la ciudad.

- El impacto económico de esta actividad generó 323 millones de euros, de los que 16,1 millones representan el ingreso directo para los anfitriones, y 116,4 millones el gasto de proximidad en comercios, bares y restaurantes de los barrios en los que se ubican. Además facilitó la creación de 5.130 puestos de trabajo.

- El 25% de los huéspedes no hubiera venido a Madrid si no hubiera dispuesto de esta experiencia, que es recomendada por el 73%. Por su parte, para el 55% era la primera vez que visitaba la ciudad y el 73% asegura que la experiencia vivida le llevará a repetir visita.

- El gasto medio por estancia se sitúa en 832,6 euros, resultado de multiplicar el gasto medio diario de 181 euros por los 4,6 días de estancia media.

- Perfil del huésped: el 95% quería conocer Madrid como local; el 50% de los gastos se efectúan en el barrio donde se hospedan; el 71% de los viajes se realizan por una o dos personas; y el 19% de los viajeros son estadounidenses.

- En cuanto a los anfitriones, con una edad media de 48 años, tres cuartas partes comparten la casa en la que viven. Asimismo reciben un ingreso mensual por su actividad en Airbnb de 320 euros, lo que denota que “no es su fuente principal de ingresos, sino un complemento”. De hecho a un 55% esos ingresos le ayudan a pagar las facturas, la hipoteca o el alquiler, ya que el 75% cobra el salario medio o por debajo de la media.

- El 70% de los anuncios de Airbnb se encuentra fuera del distrito Centro de Madrid. El 75% de los anfitriones ofrece su vivienda habitual y el 77% sólo anuncia una propiedad en la web.

Estudio 'El impacto del alojamiento compartido en Madrid', de Airbnb.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

ino1/07/2015 14:07:41

Tanta justificación,demuestra que no se lo creen ni ellos,hay particulares? si,claro,hay profesionales?,si,la mayoría. Queremos reglas de juego igual para todos,si un particular ofrece servicios turísticos debe pagar IVA e impuestos.No nos tomen el pelo,solo hay que darse una vuelta por la web .Osea? que segun estas plataformas ahora todo particular en apuros tiene una vivienda que les esta ayudando a salir de la dificil situacion que vivimos?....jo,pues si que hay gente necesitada con vivienda "sobrante".Intermediarios puros y duros..bien,nadie lo discute,pero no nos cuenten "historias"

36 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.