Inversión de 15 M €

Castilla Termal abre el primer hotel balneario 5 estrellas de Castilla y León

El Grupo espera incrementar su facturación un 41% en dos años

Castilla Termal Hoteles abre al público este fin de semana el hotel-balneario Monasterio de Santa María de Valbuena, situado en la localidad de San Bernardo, junto a la sede de Las Edades del Hombre. Será, tras una inversión que finalmente llegó a 15 M €, el primer establecimiento en su tipo con la categoría de 5 estrellas en Castilla y León; tal y como informó HOSTELTUR, noticias turismo, en junio del pasado año en Castilla Termal invierte 13,5 M € en un hotel balneario 5 estrellas en el Monasterio de Valbuena.

El director general de Castilla Termal Hoteles, Roberto García, y la recién nombrada directora del establecimiento situado en plena Ribera del Duero, Arancha Iglesias, han presentado el cuarto establecimiento de la cadena, que ya abrió sus puertas brevemente hace unas semanas para acoger un congreso de Empresa Familiar. El grupo, que este año celebra su décimo aniversario, ya tiene en su cartera el Hotel Balneario Villa de Olmedo, en Valladolid; el Hotel Termal El Burgo de Osma, en Soria, y el Hotel Balneario de Solares en Cantabria; y con la nueva incorporación incrementa en un 30% su oferta de habitaciones.

Asimismo, con esta apertura, la empresa ha aumentado su plantilla, según el director general, en unas 80 personas y tiene la previsión de superar la cifra de 300 empleados en 2016, así como llegar a los 17 millones de euros de facturación, un 41,5% más que los 12 millones con que cerró el ejercicio 2014.

El hotel-balneario Monasterio de Santa María de Valbuena se ubica en un inmueble monumental del siglo XII que ocupa 18.000 metros cuadrados. Foto: Manuel Charlón.El hotel-balneario Monasterio de Santa María de Valbuena se ubica en un inmueble monumental del siglo XII que ocupa 18.000 metros cuadrados. Foto: Manuel Charlón.

García ha destacado que el establecimiento abre sus puertas después de un proyecto de adaptación del monumental Monasterio de Santa María de Valbuena, que data del siglo XII y ocupa 18.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro edificios, en el que finalmente la compañía ha invertido más de 15 millones de euros, con la participación del grupo de capital alternativo Alentia, que aporta el 20% en la sociedad patrimonial creada.

El hotel-balneario, que quiere erigirse en referente de calidad que aúna historia, cultura y bienestar, suma a su oferta alojativa de 79 habitaciones las aguas termales del balneario, la gastronomía y la enología, gracias a su ubicación en la "milla de oro" de la Denominación de Origen Ribera del Duero, rodeado de 4,5 hectáreas de viñedos. De hecho, el establecimiento cuenta con dos restaurantes, cafetería y bodega propia; además de un huerto ecológico y un jardín de especias cuyos productos nutren su oferta gastronómica, basada en el concepto de slow food.

La zona termal superará los 2.000 metros cuadrados y ofrecerá piscina termal, zona de contrastes y 16 cabinas de tratamientos. El agua del balneario se obtiene a 230 metros de profundidad y brota a una temperatura de 25 grados, con cualidades mineromedicinales.

Mantenimiento del Monasterio

El gerente ha señalado que el histórico edificio se rehabilitó hace 10 años, por lo que estaba relativamente "apto" para acoger un establecimiento hotelero que garantiza el mantenimiento y el respeto al inmueble. Aproximadamente el 8% de la facturación del Grupo se dedica a labores de mantenimiento de edificios e instalaciones.

La compañía obtuvo la cesión de su propietario, el Arzobispado de Valladolid, por un periodo de 50 años.

Crecimiento en gestión e internacionalización

García ha adelantado que el crecimiento de la cadena no se detiene con el Monasterio de Valbuena, aunque se centrará en fórmulas de gestión y alquiler de otros edificios, siempre que sean emblemáticos, de carácter histórico y que dispongan de aguas termales, tanto en otras comunidades autónomas como incluso fuera de España. En este sentido admite que "estamos mirando varios proyectos, pero las negociaciones son largas y requieren mucho trabajo y dedicación".

El director general de Castilla Termal Hoteles, Roberto García, en la rueda de prensa de presentación del nuevo establecimiento.El director general de Castilla Termal Hoteles, Roberto García, en la rueda de prensa de presentación del nuevo establecimiento.

Asimismo reconoce que aún queda mucho camino por recorrer en la comercialización fuera de España, ya que "el desarrollo turístico de la región pasa por la internacionalización, también en el caso del sector termal", para lo que se hace más necesaria que nunca la colaboración público-privada. Actualmente la clientela internacional en sus balnearios representa el 4%, el doble que hace un año, aunque esperan que en los próximos alcance entre un 15% y un 20%.

Pero, según señala el director general de Castilla Termal, "aún queda mucho por hacer para llegar al turismo internacional. Nosotros, por ejemplo, contamos con un profesor de inglés en nómina en cada uno de nuestros hoteles para formar a nuestros trabajadores en idiomas, el mal endémico de este país".

Y es que sector público y privado, concluye, "debemos unirnos para presentar una oferta completa y variada al mercado porque esta zona ofrece muchas posibilidades y no tiene nada que envidiar a otros destinos internacionales como la Toscana, el Valle del Loira o el Valle de Napa, que están bien posicionados con una apuesta clara por el turismo de calidad. Entre todos hemos de situar a la Ribera del Duero en el lugar que le corresponde".

Una de las amplias habitaciones del hotel-balneario Monasterio de Valbuena. Foto: Manuel Charlón.Una de las amplias habitaciones del hotel-balneario Monasterio de Valbuena. Foto: Manuel Charlón.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.