El popular cocinero es embajador de la Marca España

Donald Trump contra José Andrés, ¿quién ganará?

El millonario demanda al chef por romper un contrato

Llegó a Estados Unidos hace 25 años con una mano delante y otra detrás. Hoy dirige 18 restaurantes, varios de ellos en Washington DC y en Berverly Hills, Los Angeles. Pero su historia de éxito puede verse afectada por una demanda que le ha interpuesto el millonario Donald Trump, aspirante a presidente de EEUU por el Partido Republicano.

El chef español José Andrés (Mieres, Asturias, 1969), es una figura muy popular en el sector de la restauración de EEUU. Llegó a Nueva York con 22 años, para trabajar como cocinero en un restaurante español, pero dos años después se trasladó a la capital del país, Washington, donde sigue residiendo. En 2013, obtuvo la ciudadanía estadounidense.

Anteriormente, había cursado estudios de hostelería en Barcelona y trabajado en varios restaurantes, incluido El Bulli de Ferran Adrià.

Los restaurantes que dirige José Andrés se basan en la gastronomía latina y española en particular.

En EEUU, explica este cocinero, "lo que yo he hecho es simplemente preguntarme cómo podíamos posicionarnos de modo que a la gente le gustara lo que hacemos sin perder nuestra personalidad. Y a la vez, reinventar la cocina española". Entre sus restaurantes se incluyen los populares "Jaleo" y "Oyamel" en la capital estadounidense.

Disputa con Donald Trump

Uno de los nuevos restaurantes que José Andrés tenía previsto dirigir se encuentra en un hotel propiedad de Donald Trump.

Sin embargo, el chef español decidió romper el acuerdo que tenía con el millonario estadounidense para gestionar dicho restaurante tras los comentarios xenófobos contra los inmigrantes mexicanos realizados por el magnate y precandidato a la presidencia de Estados Unidos.

Ahora Donald Trump ha denunciado a José Andrés por ruptura del contrato y reclama al chef una indemnización de 10 millones de dólares.

En la demanda, el millonario alega que la negativa del cocinero a gestionar el restaurante principal del Trump International Hotel, en Washington, le ha ocasionado "pérdidas y daños por valor de millones de dólares".

En su escrito, los abogados de Trump insisten en que José Andrés conocía previamente la "franqueza" con la que el magnate inmobiliario comparte sus opiniones sobre inmigración antes de decidir colaborar con él en la apertura del restaurante, cuya inauguración estaba prevista para el próximo año.

El chef español José Andrés.El chef español José Andrés.

Es "una demanda sin mérito", dice el chef

"Esta demanda es tan poco sorprendente como sin mérito", destacó en un comunicado el grupo ThinkFoodGroup, propiedad del cocinero español, quien en julio pasado decidió romper sus vínculos con Trump por sus comentarios ofensivos sobre los inmigrantes mexicanos.

José Andrés asegura en su comunicado que trató de llegar a una "solución amigable" con Donald Trump, pero se vio forzado a dar por terminado el acuerdo para gestionar el restaurante.

"Teníamos toda la intención de tener un negocio de éxito en el que dar la bienvenida a las personas y culturas de todo el mundo", destacó el chef.

"El señor Trump nos endosó la carga de sus declaraciones incendiarias, de tal forma que ya no era viable abrir en ese lugar (el hotel de Trump) un restaurante español de alta gama", añadió el cocinero.

Apoyo desde España

El caso Trump contra Andrés ha tenido una amplia repercusión mediática y el sindicato CCOO ha salido en defensa del chef español.

"El chef ha decidido no seguir adelante con el restaurante que tenía proyectado en el hotel que Trump está construyendo en Washington. Esta decisión le puede salir cara", indica el sindicato.

La Federación de Servicios CCOO ha hecho pública "su total solidaridad y máximo apoyo a la decisión que ha tomado el chef José Andrés, anteponiendo valores como la dignidad y la tolerancia a sus propios intereses económicos".

José Andrés también es embajador de la Marca España. En una reciente entrevista publicada en el Periódico, explicaba: "Me gano la vida, entre otras cosas, con la Marca España. Es una forma de creer en algo. Históricamente somos muy creativos, pero no sabemos aplicarlo a modelos de negocio (...) Si ha habido un boom de la cocina japonesa, es porque supieron definir muy bien su ADN. Lo han simplificado y ahora están en todas las cocinas del mundo. A nosotros es lo único que nos queda por hacer. Las tapas van a ser nuestro vehículo. O el gazpacho". De momento, debido a su conflicto con Donald Trump, tiene un berenjenal.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.