Cumbre internacional

España necesita una marca para posicionarse en el turismo de compras

Los expertos consideran que debe buscar sus fortalezas para diferenciarse de sus competidores

Italia es conocida en el mundo por sus productos de diseño y Francia por los de lujo. Sin embargo, España no cuenta con una marca de excelencia que distinga su oferta en el mercado cada vez más competitivo del turismo de compras. Así lo destacaron ayer algunos de los expertos que participaron en el Summit Shooping Tourism & Economy, un encuentro que desde ayer y hasta hoy se celebra en Madrid.

Nuestro país es el tercero del mundo en la recepción de turistas internacionales. Las previsiones oficiales señalan que cerraremos el año con unos 68 millones de visitantes extranjeros. El propio presidente de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, que también participó en dicho evento, indicó que España rozará los 70 millones de turistas. Sin embargo, no ocupamos las primeras posiciones en el turismo de compras.

Apenas recibimos 300.000 turistas chinos al año, uno de los mercados que registra mayor incidencia en esta actividad. China es el primer emisor del mundo. En 2014, 107 millones de viajeros salieron del país y realizaron un gasto de 165.000 millones de euros. Sin embargo, en nuestro país sólo gastan el 0,2% de esta cifra, según señaló el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. Existe "una desproporción de los turistas que llegan a España y su gasto de compras. No tenemos la cuota que nos corresponde como país", añadió.

Mesa redonda sobre 'Marcas, turismo y ciudades'.Mesa redonda sobre "Marcas, turismo y ciudades".

Una de las dificultades con que se encuentra nuestro país para posicionarse en el turismo de compras es la carencia de una enseña que distinga su oferta en el mundo frente a los mercados competidores.

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Jaime Malet, expuso que España cuenta con grandes empresas bien posicionadas en el exterior, como las constructoras o las energéticas, pero no dispone de una marca de excelencia. "Todo el mundo tiene claro que Italia vende diseño y Francia, lujo, pero no se sabe qué vende España, no se sabe cuál es la excelencia a nivel de manufactura", aseveró.

De esta forma, señaló que de los 68 millones de viajeros que salen cada año de Estados Unidos, sólo 1,2 millones visitan España, aunque están trabajando con el objetivo de alcanzar 2,5 millones en dos años.

También Pier Francesco Nervini, director comercial para Europa y Latinoamérica de Global Blue, afirmó que "España no tiene marca en el turismo de compras como le sucede a Italia o a Francia". Indicó que tiene que definir su posicionamiento en este campo y, a su juicio, en nuestro país "es más importante la experiencia que el producto en sí".

Según expuso Armando Branchini, vicepresidente de la Fondazione Altagamma, nuestro país "tiene un gran recorrido en los productos asociados con los alimentos y las bebidas, sector que cuenta con las enseñas españolas más conocidas en el mundo". A continuación se sitúan la joyería y la decoración.

Explicó que a los turistas les gusta comprar el producto de lujo en el país donde se ha creado y que el diseño atrae la atención del 76% de los compradores de lujo en el mundo. Indicó que frente a mercados como Francia o Italia, "en España el lujo es un sector muy joven, tiene un gran potencial de crecimiento".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, inauguró la cumbre.La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, inauguró la cumbre.

El propio presidente de Iberia, Luis Gallego, que ofreció una ponencia en el encuentro, dijo también que "se necesita un producto específico orientado al turismo de compras".

Otro de los problemas para atraer a los turistas asiáticos reside en la escasez de vuelos directos con nuestro país. "La conectividad aérea casi no existe, supone el 0,13% de la conectividad total", según señaló Dimas Gimeno. También los visados suponen un freno para la llegada de estos viajeros, como destacó Carlos Falcó, presidentel del Círculo Fortuny.

El encuentro

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saéz de Santamaría, que inauguró el encuentro, señaló que "el turismo de compras es esencial para combatir la estacionalidad". Considera necesario "abrir la riqueza del turismo a otros sectores de la economía, así como acabar con la bipolaridad y estacionalidad". Apostó, además, por impulsar una "visión renovada" del turismo, como una política de Estado y transversal.

Según destacó Aldo Olcese, presidente el comité organizador del Summit Shopping Tourism & Economy, este evento coincide con un momento en el que se pide un cambio en el modelo turístico y su objetivo es contribuir a este debate.

Defendió que el turismo de compras genera más ingresos con menos visitantes, es un motor para la creación de empleo estable, ya que esta actividad contribuye a la desestacionalización de los destinos, y no degrada el entorno físico, entre otras ventajas.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.