Un post de Arturo Crosby

¿Para ser sostenible, es imprescindible ser competitivo?

Competitividad versus sostenibilidad

¿Hay que ser sostenible para ser competitivo? ¿O es imprescindible ser competitivo para ser sostenible? En este post, a raíz del debate sobre competitividad del VII Foro Turístico Hosteltur, Arturo Crosby cruza los cómos y por qués de ambos conceptos para llegar a una conclusión novedosa. Competitividad versus sostenibilidad, ¿la gallina o el huevo?

¿Para ser sostenible, es imprescindible ser competitivo?¿Para ser sostenible, es imprescindible ser competitivo?

Si alguien se molesta en analizar los conceptos y definiciones de sostenibilidad y competitividad, verán que tienen un paralelismo e interdependencia bastante importante y así lo he defendido en muchas conferencias y seminarios.

Ahora bien, es evidente y basta mirar el caso del Mediterráneo, para saber que es posible ser competitivo, sin ser sostenible, claro que siempre que no tengamos en cuenta el entorno o territorio, capital social y demás elementos inherentes a una localidad, región o país.

Nuestro Mediterráneo ha sobrevivido, gracias a la demanda y a hechos coyunturales (Conflictos regionales), maquillando así sus graves problemas estructurales, pero es obvio, que la falta de sostenibilidad, funciona a un corto plazo, pero luego se paga, con grandes intereses.

En el ultimo Foro Hosteltur, sobre competitividad turística, me llamo la atención varios temas relacionados y me sorprendió ver tan gráficamente, lo que se denomina “green washing” en el turismo.

En la intervención del Joan Gaspar, representante del empresariado turístico español, argumento que las empresas necesitan un camino limpio de obstáculos para avanzar y ser competitivas y que la conocida ley de costas española, era un gran impedimento para ser competitivos (no son frases exactas, sino argumentos). Caray, que se diga por una parte la importancia de la sostenibilidad (no lo dijo muy alto, la verdad) y luego, que diga que la ley de costas debería ser mucho más light y solo afectar a aquello, que no suponga, merma en el negocio, me parece una política mucho mas de green washing, que otra cosa, ¿o no?

Sin embargo el Sr. Escarrer (Sol Meliá), afirmo en varias intervenciones, la necesidad de ser sostenibles y de alguna forma lo relaciono con su éxito de competitividad. Y creo que es una cadena, bastante rentable.

Posiblemente, si el entorno del Mediterráneo, hubiese cumplido con unos buenos e inteligentes conceptos de conservación y desarrollo, a nivel territorial, ahora podríamos haber tenido el paraíso europeo, pero con climas del sur.

Hay que recordar, que Hoteles u Hostelería, no son el Turismo, como algunos siguen confundiendo. El turismo es mucho mas, bastante más y tal vez, por ese erróneo concepto, esta actividad productiva, no ha tenido todavía el peso político y social, que debiera en una potencia mundial, como es España. 

El Sr. Catalán (Hoteles AC), afirmo que el turismo rural nunca podía ser rentable y que representaba una cantidad insignificante en la oferta turística del país. Bueno, no estoy muy seguro, que él sepa, lo que es y lo que implica este subsector, pero voy a permitirme poner algunos datos, sobre la mesa: El turismo en las zonas rurales, nació como una respuesta política europea, ante una situación de éxodo masivo, de la población rural a las grandes urbes. El turismo en el espacio rural español (al menos el 85% del territorio del país) supone, unas 160.000 camas turísticas, cifra, que creo no es insignificante, porque de eso deriva una economía, que con el efecto económico multiplicador de esta actividad, imaginamos su repercusión en el territorio.

La rentabilidad empresarial de este subsector, también lo considero dudosa y creo que casi el 80 o 90% no son rentables, como negocio, pero como he afirmado en varias ocasiones, es necesario sumar, la rentabilidad social, ambiental y emocional de este negocio, ya que si hablamos de una rentabilidad turística a nivel territorial, creo que el balance es positivo, aunque estemos todavía en un 5 sobre 10.

Si se pretende un turismo de calidad, que genere ingresos económicos, que se traduzcan en beneficios y que por tanto impacte positivamente a nivel económico, social y ambiental, es necesario ser sostenibles a medio y largo plazo. Pero para ser sostenibles, es imprescindible ser competitivos, ya que de otra forma, nos quedaríamos sin negocio y se rompería el sistema. Creo que la única forma de comprender bien este significado, es disminuir el zoom de nuestra visión y verlo de una forma más angular, teniendo en cuenta que los resultados, se deben medir, a nivel de entorno, territorio, ya sea localidad, región o país.

Y si es así, juzguen su propio caso y coméntenlo: ¿Cómo lo ven y que harían?  Pues háganlo.

Un cordial saludo

 

Comentarios 5

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Daniel Romero19/05/2011 10:05:03

Buenos días,
estoy de acuerdo con la necesidad de que la competitividad de la empresa esté situada dentro de un ámbito amplio de sostenibilidad de forma que la rentabilidad que se consigan a corto plazo no impida una rentabilidad igual o mayor a medio y largo plazo. Sin embargo desde mi punto de vista que trabajo en una empresa que gestiona entre otras cosas casas rurales, a pesar que si hay que tener en cuenta el valor y rentabilidad social, ambiental y emocional de esta actividad en unas zonas donde es de las pocas actividades económicas que quedan, para una empresa no es suficiente. La primera condición para ser competitiva y sostenible en el tiempo es ser rentable para poder ser durardera. Para que las empresas tuvieramos en cuenta otro tipo de consideraciones sociales antes que la rentabilidad tendríamos que ser subvencionadas por el sector público y desde luego no se puede basar la rentabilidad de la empresa en ayudas públicas a pesar de lo que puedan pensar algunas low cost.

00 Más comentarios del lector Responder

Josep Capellà19/05/2011 12:05:17

Leí el otro día los comentarios de Antonio Catalán en el Foro Hosteltur y me quedé con las ganas de contestar. Por suerte, Arturo Crosby nos ofrece unos comentarios magníficos tanto sobre el tema del turismo rural como sobre la opinión de Joan Gaspart sobre la ley de Costas –que no había tenido ocasión de leer-.

Me gustaría profundizar un poco más en varias cuestiones:


o En cuanto a los alojamientos rurales, entiendo que es importante también su tendencia, en que vemos que se han multiplicado por 3 el número de plazas entre 2002 y 2010 y por tanto, no puede obviarse la inversión e ilusión de muchas empresas. En este sentido, el reto actual continúa siendo el de fidelizar clientes pero principalmente, el de llevar a cabo una segmentación a nivel nacional e internacional, que nos permita atraer a nuevos clientes, con intereses muy diversos.

o Como bien dice Arturo, el turismo en espacio rural es una apuesta que viene de lejos. Se concibió como un elemento que permitiera generar rentas complementarias a las actividades tradicionales y ofrecer nuevas alternativas a sus residentes.

Permite aumentar los medios a disposición de estos territorios para garantizar la mejora del nivel de calidad de vida de sus habitantes, que no debe pretender convertirse en el “monocultivo turístico” que tantos quebraderos de cabeza comporta a los responsables del desarrollo local en destinos tradicionales del litoral y de las estaciones de esquí.

o El turismo rural se basa en la singularidad. Del propio alojamiento, de los servicios que ofrece y de las actividades que permiten al consumidor descubrir el territorio en el que está ubicado:el paisaje, gastronomía, artesanía, formas de vida, tradiciones, leyendas, etc.

Con esta estrategia, se consigue la singularidad del destino que seguramente es una de las mejores formas de aumentar las pernoctaciones. En los años 90 por ejemplo, la política turística de Irlanda se basaba en el soporte y promoción de actividades muy diversas en el medio rural como forma de aumentar el interés de los visitantes y alargar su estancia.

o Finalmente, creo que estaremos de acuerdo en que la singularidad –y por tanto, la competitividad- sólo se puede asociar a calidad del territorio. Muchos destinos turísticos tradicionales españoles han visto mermada su atractividad en los últimos años, sin tener en cuenta que realmente se trata de su principal capital.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

ino19/05/2011 17:05:50

Entiendo perfectamente la posicion de los "grandes patronos de la Hosteleria" ya que a -muchos/todos -de ellos les interesa la rentabilidad,pero me temo que les trae sin cuidado la sostenibilidad desde el punto de vista ambiental y de conservacion del territorio,el dia que pongan sus manos en el Turismo Rural(todo llegara) tambien los politicos se olvidaran de la tan "caraqueda" sostenibilidad,que no es mas que una bonita palabra vacia de contenido.

La economia,no es todo GRAN ECONOMIA,algunos vivimos en una escala incomprensible para los grandes empresarios Hoteleros,pero desgraciadamente tambien incomprensible para nuestros politicos,Nacionales/Autonomicos/locales,que no han creido de forma firme en el futuro del Turismo Rural,por lo que aparte de conceder subvenciones para la creacion de plazas,se olvidaron que hay que hacer algo mas!

El Turismo Rural es una realidad,puede que con poco peso economico,pero es una realidad!! y sera sostenible o no sera,si la destruccion de nuestras Costas la llevamos al campo,apaga y vamonos!

Gracias Arturo!

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Jesús Felipe Gallego19/05/2011 18:05:54

El VII Foro de HOSTELTUR daría para haber hecho otro foro "al día siguiente" sobre lo que allí se dijo por algunas de las cabezas más mediáticas de turismo.
La sostenibilidad nos es un invento de ahora, ni un concepto abstracto, es una realidad que viene gestándose desde finales del siglo XIX, que tuvo su arranque en 1987 con el documento de la Sra Brudtland "nuestro futuro común", la Cumbre de Río en 1992 y más tarde con la definición de Triple Bottom de John Elkinton, aunque habría que hablar también del documento "Los límites del crecimiento" publicado en 1972 por el Club de Roma.
Hay miles de documentos, cientos de reuniones y declaraciones a nivel internacional que de una forma u otra se refieren a la sostenibilidad. Por eso, en otros países, se lo toman más en serio. Aquí el gobierno y el Congreso han aprobado la "ley de la economía sostenible" y solo habría que salir a la calle para ver que conoce el ciudadano de este tema.
Esto es el siglo XXI, el de los cambios y las transformaciones "o te subes al tren o te quedas en la estación".
Respecto al turismo rural , estimado Arturo,en época Franco se crearon las Casas de Labranza, allá por los años 60, s, y fueron los cimientos del turismo rural, que es una singularidad del turismo y como es natural cumple otras funciones.
Ya sabeis que en estos días los políticos hablan del turismo como sector estratégico y de política de Estado y en el Foro se preguntaban por que no teníamos Ministerio de Turismo... a estas alturas


00 Más comentarios del lector Responder

patricia21/05/2011 18:05:06

El señor Catalán hizo comentarios y afirmaciones muy desafortunadas durante el foro, además de decir que el turismo rural nunca podía ser rentable ,.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.