Diario 5355 22.08.2018 | 08:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Nuevo informe de Christie + Co

Retos y oportunidades en la recuperación del mercado hotelero español

La inversión hotelera alcanzará los 1.600 M € al cierre del año, un 45,5% más 28 octubre, 2015

La recuperación del mercado hotelero español presenta unos retos y oportunidades que han sido analizados por Amparo Gómez-Angulo, consultora de Christie + Co, en un nuevo informe de la consultora en el que también se reflejan sus previsiones para los próximos meses. Entre los retos apuntados destacan la reducción de la brecha de precios con otros destinos, controlar el desarrollo de nuevos proyectos hoteleros y operaciones de inversión, así como diferenciarse de los competidores en un mercado cada vez más competitivo.

Y es que España continúa siendo una propuesta atractiva para los inversores nacionales e internacionales. Prueba de ello es que las previsiones apuntan a que se cerrará el año con más de 1.600 millones de euros en inversión hotelera, ya que actualmente existe un número considerable de operaciones en fase de estudio que se espera que se completen en los próximos meses. Esta cifra representaría un incremento del 45,5% con respecto a los 1.100 millones de 2014, un 63% más que en el ejercicio anterior.

Tras la compra de carteras de deuda por parte de fondos de capital privado norteamericanos durante 2014, el sector, según indica Gómez-Angulo, “permanece a la espera de los siguientes pasos de estos fondos para rentabilizar las inversiones realizadas, así como de posibles lanzamientos de nuevas carteras de deuda”.

A ello se suma la creciente inversión procedente de Oriente Medio y China, y la ampliación del interés de los inversores internacionales a destinos de sol y playa consolidados (sobre todo las Islas Canarias y Baleares), así como a ciudades secundarias, especialmente de la costa mediterránea, como Valencia. Estos mercados, explica, “se están beneficiando de una fuerte demanda turística internacional y presentan una oportunidad atractiva para inversores, con precios más bajos y rendimientos generosos en comparación con las principales ciudades”.

Distribución geográfica de los futuros proyectos hoteleros. Fuente: Christie Co.Distribución geográfica de los futuros proyectos hoteleros. Fuente: Christie Co.

La inversión nacional también se ha reactivado, con las SOCIMI como protagonistas, ya que representan una alternativa flexible para la inversión sin tener que recurrir a los bancos o a recursos propios. Prueba de ello es la formalizada recientemente entre Hispania y Barceló (Hispania se queda con el 80,5% de la SOCIMI creada junto a Barceló, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo).

Asimismo se observa una tendencia creciente por parte de los operadores hoteleros a desprenderse de activos en propiedad para concentrarse en la gestión, como la venta de siete hoteles de Meliá Hotels International a Starwood Capital Group por 176 millones de euros.

Nuevos proyectos hoteleros

En este contexto de recuperación y de inversión creciente, resurgen los proyectos hoteleros previstos para los próximos años, tras una década de caídas encadenadas. En palabras de Amparo Gómez-Angulo, “los grupos y operadores se muestran cautos y apuestan ahora por un desarrollo de la planta hotelera más ordenado y selecto: predomina la reconversión de edificios (Ventajas de la reconversión de edificios en hoteles) frente a los nuevos desarrollos, así como categorías superiores”.

Estos nuevos proyectos se reparten por la geografía nacional tanto en ciudades (especialmente en Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia), como en destinos de sol y playa (Baleares, Canarias y otros destinos del Mediterráneo) y suponen la entrada de cadenas internacionales sin presencia en nuestro país, como Hyatt o Four Seasons.

La calidad de los desarrollos junto a la entrada de cadenas internacionales, concluye, “permitirán a España posicionarse como un destino más competitivo y ampliar la oferta hotelera dirigida a un público más selecto y de mayor poder adquisitivo”.

Retos y oportunidades

Así, España, como señala Gómez-Angulo, “deberá hacer esfuerzos por posicionarse como un destino de calidad, mantener e incrementar su atractivo y fidelizar a los turistas. Precisamente con los hoteles de calidad y las marcas internacionales que entrarán en el mercado, el aumento esperado de los precios de los hoteles españoles será un reto interesante para los hoteleros, sin dejar de ser competitivos con otros destinos y con un producto rentable”.

Por otra parte, añade, “ante la euforia de la recuperación del mercado, surge la necesidad de controlar el desarrollo de nuevos proyectos hoteleros así como las operaciones de inversión, evitando así errores cometidos en el pasado en lo que al sector inmobiliario se refiere. Es deseable por todos los actores de la industria que este crecimiento evolucione de manera prudente, controlada y profesionalizada, para lo que el asesoramiento de expertos del sector es fundamental en términos de viabilidad, inversión, financiación o rentabilidad”.

Y finalmente, “ante una competencia creciente, tanto de carácter hotelero como alternativo, cadenas y operadores deberán hacer esfuerzos cada vez mayores por diferenciarse. Serán imprescindibles el uso de la tecnología y la innovación, tanto para captar y fidelizar clientes, como para ahorrar en costes de gestión. Otros retos que se presentan incluyen la inversión en CAPEX para el mantenimiento de las instalaciones, la mejora de los canales de comercialización y la independencia de las OTA o la cualificación del personal que ofrezca un servicio de calidad”.

En definitiva, concluye Amparo Gómez-Angulo, “el sector reúne las condiciones idóneas para sostener el aumento de los flujos de capital, apoyar el desarrollo cuidadoso de una planta hotelera de calidad y para mejorar su competitividad en general a nivel internacional”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.