Diario 5457 19.12.2018 | 06:15
Hosteltur: Noticias de turismo
Primera cadena vasca, cuenta con cuatro establecimientos y 434 habitaciones

Aránzazu Hoteles cumple 50 años

En su portfolio incorpora dos edificios protegidos, los hoteles Carlton y Los Agustinos 6 noviembre, 2015

En 1965 nacía Aránzazu Hoteles, la primera cadena vasca. En aquel momento un importante congreso sobre el hierro, el mineral que bombeaba el corazón del Bilbao de la época, evidenció la necesidad de construir un hotel que albergara tan importante acontecimiento. La familia Atutxa decidió aceptar ese reto y abrió el que sería el primero de sus hoteles: el Aránzazu. Hoy son cuatro sus establecimientos, todos en propiedad, que suman 434 habitaciones.

En su trayectoria destaca la adquisición en 1991 del hotel Carlton, de 5 estrellas y situado en Bilbao, que se ubica en un edificio que fue sede del Gobierno Vasco durante la Guerra Civil, declarado Monumento arquitectónico, histórico y cultural en 1995.

Además de él la cadena está integrada por el hotel San Sebastián, en la capital guipuzcoana; el moderno hotel Abando, que se levanta en el centro de Bilbao; y el hotel Los Agustinos que, emplazado en la localidad riojana de Haro, ocupa un convento de más de siete siglos de historia que se condensan en sus espectacular claustro. Todos ellos son de 4 estrellas.

El hotel Carlton, en Bilbao, se ubica en un edificio que fue sede del Gobierno Vasco durante la Guerra Civil.El hotel Carlton, en Bilbao, se ubica en un edificio que fue sede del Gobierno Vasco durante la Guerra Civil.

En estos 50 años de historia lo más positivo, según afirma su directora comercial, Silvia Varea, es que “después de las tres grandes crisis que se han vivido en este país (dos industriales y una inmobiliaria), seguimos siendo el referente en la hotelería vasca y riojana”. Por el contrario lo más negativo es “el brutal aumento de la competencia en ciudades con limitados recursos de demanda y, por tanto, el descenso de los precios medios en dichas ciudades”.

Desde la cadena destacan el hecho de haber “sabido implantarse en estos territorios donde sus establecimientos forman parte de la vida social, económica y cultural de Euskadi y La Rioja. Pero los verdaderos cimientos de esta cadena nacida en Bilbao están situados en el valle de Arratia, en concreto en el pueblo de Aránzazu, donde están los orígenes de la familia Atutxa”.

Sin embargo reconocen que su medio siglo de historia “en ningún caso habría podido completarse sin la ayuda de nuestros clientes, sin la confianza y complicidad de quienes, en alguna ocasión, nos han elegido. Por todo ello, por haber hecho este camino con nosotros, queremos darles las gracias en nuestro 50 aniversario: eskerrik asko”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.