Sustituye a Keith Williams, quien se jubila

Alex Cruz, nuevo presidente y CEO de British Airways

International Airlines Group (IAG) ha designado como nuevo consejero delegado y presidente de su filial británica, British Airways, al español Alex Cruz, hasta ahora presidente y consejero delegado de la aerolínea Vueling, también controlada casi al 100% por el grupo aéreo. Cruz sustituirá a Keith Williams, quien se prepara para su jubilación. Así lo ha anunciado el grupo en el marco del encuentro Día de los mercados de capitales, así como también ha informado de los nuevos objetivos financieros y económicos mejorados del grupo y otros puntos relevantes dentro de su plan de inversiones 2016-2020.

Alex Cruz, nuevo presidente y CEO de British Airways Alex Cruz, nuevo presidente y CEO de British Airways

Álex Cruz reportará directamente al consejero delegado de IAG, Willie Walsh, como venía haciendo en su posición de CEO de Vueling.

Williams sale en abril

Keith Williams, el primer ejecutivo de British Airways (BA) y una figura muy conocida y de amplia trayectoria en la industria de la aviación europea, se retirará en abril, según ha anunciado este viernes, durante el encuentro Día del Inversor, IAG, matriz de la aerolínea británica. El director financiero de BA, Nick Swift, también dejará la compañía aérea en abril. Será reemplazado por Steve Gunning, actual director ejecutivo del negocio de carga de IAG.

Williams, quien se convirtió en CEO de BA en enero de 2011, tras la fusión con Iberia, ocupaba previamente en la socia británica el cargo de director financiero desde hacía cinco años. IAG ha anunciado al mismo tiempo, que su relevo será Alex Cruz, actual presidente y CEO de Vueling, la low cost del grupo basada en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Williams impulsó la operación de British Airways después de la creación de IAG en 2011. Reemplazó al frente de la socia inglesa del nuevo grupo a Willie Walsh, quien se convirtió en CEO de IAG.

La fortaleza de Vueling

IAG, que ya ha aumentado a cuatro marcas con BA, Iberia, Vueling y la reciente adquisición de Aer Lingus por 1.400 millones de euros, ha destacado la buena evolución de Vueling manteniendo su liderazgo en Barcelona frente a las dos potentes low cost europeas, Ryanair y EasyJet, una hazaña que sin duda ha consolidado la reputación de Cruz como gerente.

"Vueling se ha convertido en una línea aérea dinámica, innovadora y rentable y Alex Cruz traerá nueva experiencia y conocimiento para British Airways", dijo el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, quen también ha destacado que Gunning "ha sido muy eficaz en la creación de la primera unidad de negocio de Cargo de IAG".

El año pasado Vueling cumplió 10 años y, en los últimos cinco, ha experimentado un proceso de expansión único, considerado un raro caso de éxito en la industria aérea con tasas de crecimiento de más del 20%, a pesar de la contracción del mercado español y trascendiendo desde Barcelona los límites de España para convertirse en una verdadera operadora paneuropea (ver: Vueling, el hermano pequeño que enseña cómo se hacen las cosas en el corto y medio radio).

Participada en un 97,5% por IAG, en la actualidad, es la primera aerolínea española en número de destinos, la segunda española por tamaño de flota y la segunda de todas las operadoras en el país, tanto nacional como extranjera, en términos de pasajeros transportados. Líder en El Prat, también tiene posiciones de referencia en todas sus bases operativas nacionales e internacionales.

De asesor a director

Aunque Vueling es la mejor carta de presentación del nuevo CEO de British Airways, su trayectoria como primer comandante de líneas aéreas arrancó a partir de que Clickair, la primera low cost creada por Iberia designara director general de la empresa a uno de sus asesores en la estructuración de la plataforma comercial y operativa, Alex Cruz, hasta ese momento socio director de la división de aviación de la consultora Accenture para Europa, Oriente Medio y África. Cruz había participado en la puesta en marcha de Clickair desde Accenture, de la cual es filial Navitaire, la empresa que había desarrollado el sistema Open Skies, adoptado por clickair para sus reservas.

Para ese momento, septiembre de 2006, Alex Cruz, ingeniero industrial natural de Bilbao, tenía 16 años de experiencia en el sector del transporte aéreo, habiendo ocupado diversos cargos en American Airlines en Dallas (Texas, EE UU) y, posteriormente, en el grupo de distribución, reservas y servicios de viajes Sabre, en Londres.

Como consultor, lideró proyectos para diversas líneas aéreas como Iberia, British Airways, Cathay Pacific y Jetblue, así como para otras compañías del sector como BAA, ahora Holding Heathrow y la mayor gestora de aeropuertos del Reino Unido para entonces; el sistema de reservas Amadeus y el portal de viajes lastminute.com.

De clickair, tras la fusión con Vueling, Cruz se convirtió primero en el presidente de la nueva compañía y posteriormente, en su CEO, impulsando una de las mayores evoluciones registradas en la industria e implantando un novedoso sistema operativo de conexión de rutas en el segmento low cost.

Nuevos objetivos del grupo

En cuanto a los nuevos objetivos fijados por IAG para el período 2016-2020, figuran:

Eleva su margen de beneficio operativo del 12 al 15%, por encima del actual objetivo entre un 10 y un 14%.

En cuanto al retorno sobre el capital invertido “RoIC” (en términos reales), la previsión sostenible es de un 15%, en comparación con el 12% establecido anteriormente.

El crecimiento promedio del beneficio por acción (BPA) se ha mejorado a un 12% más por año, en comparación con el 10% anterior.

El EBITDAR o resultado de explotación bruto (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y costes de reestructuración) se establece en aproximadamente 5.600 M € en promedio al año, en comparación con los 5.000 M € 5 mil millones promedio un año antes)

El objetivo del plan de inversiones, se mamntendrá inferior a 2.500 M €, frente al límite anterior de entre 2.000 y 3.000 M €.

Flujo libre de caja para el accionista (equity free-cash flow) de entre 1.500 y 2.500 M € por año, comparado con entre 1.000 y 1.500 M € por año previamente.

El crecimiento de la capacidad (medida en asientos-kilómetro) permanece sin cambios entre el 3 y el 4% al año.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.