Diario 5455 16.12.2018 | 12:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con Abel Matutes, presidente de la Mesa del Turismo y del Grupo Matutes

"España se está desapalancando con el mundo gracias al turismo"

21 mayo, 2016
  • “La economía colaborativa puede cargarse el prestigio de la Marca España si no se controla”
  • "Las empresas necesitan un marco fiscal estable y claro y un Gobierno que mantenga los principios que han hecho de España una potencia turística"
  • "El turismo ha contribuido a mejorar los tres grandes desequilibrios registrados durante la crisis: el paro, el déficit público y el déficit exterior"

El turismo se ha consolidado como el gran motor de la economía española y su principal aliado para superar la crisis. Por esta razón, Abel Matutes, presidente del Grupo Matutes y de la Mesa del Turismo, insiste en que las administraciones y fuerzas políticas tomen conciencia de la importancia de este sector.

España registra récords en la llegada de turistas extranjeros, pero no genera ingresos en la misma proporción. ¿Tenemos un modelo adecuado o hay que redefinirlo para mejorar su rentabilidad?

Este año se presenta también excelente, no sólo por las virtudes de España como destino turístico, sino por la inestabilidad de algunos de nuestros destinos competidores. Nos estamos beneficiando de las desgracias ajenas y no debemos
olvidarlo porque muchos creen que los turistas vienen y seguirán viniendo siempre
y no es así. Dada la importancia que el turismo tiene para la economía, hay que
seguir haciendo esfuerzos para mejorar nuestra competitividad y seguir gozando
del favor de la demanda internacional, pero no por las desgracias ajenas sino por
méritos propios, porque ofrecemos un producto, que con unos costes más altos, también puede tener una rentabilidad mínima.

¿Cómo se consiguen esas mejoras ?

España está cambiando su oferta turística, el sector tiende a ofrecer un producto con mayor valor añadido. Se ha iniciado una reconversión. Había un exceso estructural de establecimientos de 2 y 3 estrellas y cada vez resultaba más difícil competir con Túnez, con Egipto o con algunos países de la antigua Yugoslavia porque nuestros costes son muy superiores.

Comenzamos en Baleares hace unos años, particularmente en Ibiza gracias a una nueva generación de empresarios, y en estos momentos otras partes de la costa de España se han lanzado a esa tarea. El resultado son establecimientos más sofisticados, con menos capacidad, pero mayores ingresos y más puestos de trabajo.

¿Cómo cree que incidirá la incertidumbre política en el sector?

Se está notando en las decisiones de inversión. Las empresas necesitan un marco fiscal estable y claro y un Gobierno que mantenga los principios que han hecho de España una potencia turística, aunque éste todavía no está absolutamente mentalizado del papel decisivo que ha jugado el turismo para salir de la recesión.

Abel Matutes.Abel Matutes.

¿En qué medida el turismo ha paliado los efectos de la crisis?

El turismo ha contribuido a mejorar los tres grandes desequilibrios registrados durante la crisis: el paro, el déficit público y el déficit exterior. También otras empresas exportadoras españolas hicieron un gran esfuerzo, pero en los cuatro años más difíciles de la crisis el turismo ha incrementado sus aportaciones al sector público, en forma de impuestos, aproximadamente en un 70%.

Con un notable incremento del IVA..

Pasamos de pagar un IVA en hostelería del 7 al 8% y al año siguiente, del 8 al 10%. En sólo tres años pasamos del 7 al 10% que es un incremento del 45%. Además del aumento del Impuesto de Sociedades y del IRPF, al haber tenido unos años con más beneficios y con más producción. El turismo incrementó el número de puestos de trabajo y ha conseguido que, desde hace dos años, la balanza de pagos por cuenta corriente esté en positivo. Es decir, España está desapalancándose con el resto del mundo y sin el papel del turismo eso habría sido no sólo imposible, impensable.

¿Qué tipo de contactos mantiene la Mesa del Turismo con las administraciones y las fuerzas políticas?

En la reuniones plenarias que celebramos cada mes, y en ocasiones hasta dos veces, han participado varios ministros, como el de Turismo, Hacienda e incluso Interior, que es importante para el sector por las cuestiones de seguridad; también los portavoces de los principales partidos para concienciarles de lo fundamental que resulta este sector para la economía. Hemos tenido algún éxito, pero no hemos conseguido evitar, por ejemplo, que subieran el IVA, que fue un golpe muy fuerte, en los momentos en que todavía no nos habíamos recuperado de la crisis. A medida que ha ido subiendo el IVA se encarece más nuestro producto y hace que nuestra actividad sea menos competitiva.

Una de las principales preocupaciones de las empresas turísticas son los modelos de negocio que ha generado la llamada economía colaborativa. ¿Qué opina de estos nuevos competidores?

No se le pueden poner puertas al campo y los avances tecnológicos revolucionan todos los sectores. En el caso de esa mal llamada economía colaborativa, lo que hay que hacer es regularla, que las reglas de juego sean iguales para todos. Todo lo que sea ejercer esa actividad, bienvenido sea, pero tiene que seguir esas reglas que cumplimos los demás. Ya no es sólo que hagan una competencia desleal, sino que no tienen ningún control. Además, pueden estar cargándose el prestigio de la Marca España, al no tener inspectores de turismo, de trabajo, al no vigilar la clase de servicio, la clase de clientes que utilizan sus servicios, pueden incluso estar incurriendo en un delito.

¿Cómo valora la implantación de la tasa turística en algunos destinos?

Es un gran error. Algunos lo plantean como una medida progresista, pero es regresiva y perjudicial. No hay ningún país que grave sus exportaciones. Esperamos, además, que no suponga un premio más para los que están fuera de la ley y un castigo para las empresas que la estamos cumpliendo.

Usted conoce bien Cuba. Además de sus responsabilidades como empresario, durante su etapa como ministro de Exteriores, en 1998, visitó este país y este viaje contribuyó a normalizar las relaciones entre España y Cuba. ¿Cómo ve la situación que vive ahora tras su acercamiento a EEUU?

Intenté que las relaciones con Cuba fueran de progreso porque éste acaba ensanchando las costuras. Siempre le dije a mi amigo y colega James Baker, secretario de Estado de Estados Unidos, cuando yo era comisario, y después, cuando fui ministro, a la secretaria de Estado, que el boicot no contribuía a que en Cuba se ensancharan las costuras, al revés les ponía a la defensiva y bloqueaba posibles reformas. Me parece acertado que se haya producido el levantamiento de ese tipo de sanciones y lo deseable es que el diálogo que se ha abierto produzca frutos tanto en el campo económico como político.

A nivel de la Mesa del Turismo, ¿qué objetivos se han marcado para este año?

Todos los objetivos penden de un principio: la absoluta prioridad, la mayor atención que tienen que dedicar las instituciones y las fuerzas políticas a este sector que ha sido fundamental en los inicios del desarrollo económico, ése ha sido siempre nuestro objetivo principal.

Esta entrevista forma parte de los contenidos de la revista HOSTELTUR de mayo y se incluye también el PDF adjunto.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.