Desde el inicio de la crisis se centraba más en recortar costes

El sector vuelve a invertir en innovación para expandir su negocio

El número de empresas que innova en el sector turístico supera ya el 80%, según el estudio Estado de la Innovación Turística en España 2016 elaborado por ESADE, Deloitte y SAP. Además, el informe señala que, por primera vez, desde el inicio de la crisis, las innovaciones se cetran en expandir el negocio más que en recortar costes. En el ámbito de la inversión en tecnología, la mayor cuantía se destina a la creación de nuevos productos turísticos.

La dificultad de acceso a la financiación (35,3%) y la ausencia de apoyo del Gobierno (31,6%) son los obstáculos más destacados a los que se enfrentan las startups del sector en España, según los resultados de la encuesta realizada entre 136 emprendedores de distintas comunidades autónomas que están desarrollando este tipo de iniciativas -hombres y mujeres mayoritariamente entre los 36 y 45 años (39,7%)-.

La mayoría de ellos se queja de la dificultad de acceso a préstamos participativos, capital riesgo o crowdfunding, así como a subvenciones públicas, premios, o programas de apoyo.

Por otro lado, la encuesta revela que el capital inicial necesario para constituir las empresas resultó ser bajo -para tres cuartas partes de los emprendedores se situó entre 3.000 y 20.000 euros y sólo el 5% necesitó cantidades superiores a los 100.000 euros-.

Josep Francesc Valls durante su intervención en la presentación del estudio.Josep Francesc Valls durante su intervención en la presentación del estudio.

Además, destaca que la pérdida del empleo no es la razón principal para emprender. Esta circunstancia se produce en el 23,5% de los casos analizados, frente al 74,3% que reconoce que inician un negocio con la intención de aportar algo a la sociedad. Para la mitad de los encuestados, los dos principales facilitadores fueron el mentoring y la formación.

Josep Francesc Valls, profesor de Marketing de ESADE y coautor del informe, destacó ayer en Madrid, durante la presentación del mismo, que “las grandes corporaciones turísticas españolas están manteniendo el ritmo de innovación entre el 1 y 2% anual de su facturación. Mientras que las pymes incrementan sus niveles de inversión en innovación y están en un promedio entre en 4 y el 6%.

Segun Valls, esto significa que el sector turístico llega a la conclusión de que la "innovación es indispensable, no solo para salir de la crisis sino para la expansión del sector”.

El informe central de la nueva edición del estudio se ha realizado en base a una encuesta a 541 empresarios del sector. Un porcentaje de los empresarios encuestados ligeramente superior al del año pasado afirma que la innovación es una acción imprescindible para la salida de la crisis (87,6% en 2016 frente a 86,1% en 2015). Además, el 92,4% de ellos declara que la innovación no sólo sirve para superar la crisis, sino también para la mejora del turismo en general.

Las grandes empresas señalan a los empleados y a los clientes como las fuentes principales de innovación, pero reconoce la gran labor de los emprendedores en este ámbito. En este sentido, el informe remarca la posibilidad de crear sinergias entre grandes empresas y startups como una de las grandes oportunidades que ofrece el sector en la actualidad.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.