Tendrán un impacto de 150 M €

Las nuevas rutas aéreas entre Madrid y China impulsan el turismo de compras

Desde ayer Madrid y la ciudad china de Shanghai están unidas por dos nuevas rutas aéreas operadas por Iberia y China Eastern, que se unen al vuelo inaugurado a principios de junio entre la capital de España y Hong-Kong, a cargo de Cathay Pacific. Operaciones que tendrán un impacto de al menos 150 millones de euros al año en los comercios de la capital, según las estimaciones más conservadoras del operador de tax free Global Blue.

Dicha empresa calcula que cada una de estas aerolíneas puede llevar cada año a Madrid un promedio de 50.000 viajeros adicionales tanto de China como de otros países del área en conexión, cuyo principal motivación es el turismo de compras, principalmente en el ámbito del lujo. De hecho, su ticket medio roza los 1.000 euros por compra, indica Global Blue.

Las nuevas rutas constituyen un revulsivo para fomentar la llegada de viajeros de alto poder adquisitivo y contribuyen a recuperar el ritmo de crecimiento del gasto del turista chino, visitante que registra incrementos a doble dígito, pero que en el primer trimestre de este año se mantuvo estable.

Estos vuelos facilitarán el acceso de los viajeros del centro y este de China a nuestro país, donde sólo representa el 0,6% de los 68 millones de turistas que nos visitan cada año. En 2015, llegaron cerca de 400.000 ciudadanos de dicho país. Se prevé que dentro de diez años los chinos que disfrutan de sus vacaciones en el extranjero alcanzará los 100 millones.

En 2015, cerca de 400.000 turistas chinos viajaron a España.En 2015, cerca de 400.000 turistas chinos viajaron a España.

“Hasta la apertura de estas tres líneas, no era nada fácil para un turista chino venir a Madrid. Sólo existía una ruta Sao Paulo-Madrid-Pekín y otra línea entre Madrid-Hangzhou. Desde luego, estaban mucho mejor conectados con ciudades como Munich, Londres o París, lo que nos dejaba en clara desventaja ante un turista que está muy lejos del concepto low cost", según explica Luis Llorca, director general de Global Blue España.

Barcelona, por su parte, cuenta con una ruta desde Pekín operada por Air China, al igual que Madrid. Una conexión que ha situado a la capital catalana como el destino español preferido de los extracomunitarios para ir de shopping. De hecho, sus tiendas ingresan cuatro de cada diez euros de las compras realizadas por turistas de fuera de la Unión Europea.

El aumento de las conexiones aéreas era uno de los requisitos que venían apuntando empresas como Global Blue y otras compañías del sector para impulsar la llegada de turistas chinos, pero creen que es insuficiente. La firma de tax free considera necesario también simplificar los trámites para la expedición de visados e incrementar la promoción de nuestro país como destino de compras.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.