Diario 5329 22.07.2018 | 11:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Opinión

Playas de República Dominicana ¿uso exclusivo o de libre acceso?

Proyecto de ley para que los ciudadanos del país puedan disfrutar gratis las playas 30 julio, 2016
  • "Como país debemos buscar un equilibrio en el uso correcto de los recursos"
  • "La forma adecuada de controlar no es privatizar todos los recursos: lo correcto sería más seguridad en estos espacios públicos"
  • "Es entendible que el sector hotelero se sienta amenazado, porque ahora le están quitando lo que nunca le regalaron"

Opinión/ Las playas son uno de los principales atractivos turísticos de la República Dominicana, donde se ultima ahora un proyecto de ley para regular el acceso libre e imponer multas a los hoteleros que cobren por el uso de estos recursos naturales. Legisladores, grupos ambientalistas y empresarios del sector turístico, representados por la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), han participado en este debate.

Como es de suponer, en un país donde el dinero mueve montañas y movería playas y ríos también, este proyecto no es del agrado de los empresarios, al suponer una pérdida de lo que hasta ahora usaban sin ningún control, explotando estos recursos dentro de su oferta, siendo uno de los principales atractivos de los visitantes, que también es acompañado de un valor agregado: la exclusividad.

Garantía de libre acceso a las playas para los dominicanos

A pesar de ser un país que vive del turismo, que se beneficia de los aportes fiscales de los empresarios, que al mismo tiempo propician el desarrollo y crecimiento del principal motor de la economía dominicana, también es importante reconocer que República Dominicana ofrece facilidades e incentivos con los cuales se fomentan las inversiones.

Punta Cana, República DominicanaPunta Cana, República Dominicana

Garantías para todos

El país está de acuerdo en que lleguen nuevas inversiones, que se hagan incentivos fiscales, de tiempo y financiamiento para los proyectos hoteleros y turísticos de cualquier índole, pero como país, no se puede “hipotecar” lo único que gratis hemos obtenido, las hermosas playas, siendo el principal bien y que ha hecho a República Dominicana merecedora de reconocimiento en el mundo.

Por lo tanto, es importante ofrecer garantías a la ciudadanía de que puede y tiene el derecho al ocio, al disfrute de sus costas y a caminar en la arena sin pagar en dólares.

Playa de Cayo Levantado, República Dominicana.Playa de Cayo Levantado, República Dominicana.

Seguridad del sector turístico

Como cualquier sector económico, que se sirve de inversiones extranjeras, es normal que busquen confianza en la productividad de sus operaciones y que el país, a través de sus leyes las asegure.

Por esto, es lógico y entendible que el sector hotelero se sienta amenazado, porque ahora le están quitando lo que nunca le regalaron, y de lo cual, en muchos de los casos, ha abusado, obstaculizando el paso a las playas del ciudadano común, derecho que se quiere proteger con este proyecto de ley.

Situación a la que no ayuda el auge de la delincuencia, parte de la crisis social que vive el país y que debe ser controlada por los organismos correspondientes, y que todos conocemos de alguna forma u otra afecta al sector, y hace que cada vez más los hoteleros quieran proteger a sus clientes, evitando con esto la exposición en áreas comunes como las playas.

Sin embargo, la forma adecuada de controlar no es privatizar todos los recursos: lo correcto sería más seguridad en estos espacios públicos, encargando de sus funciones a los organismos responsables de la seguridad turística, estableciendo un orden el uso, sin aislar al turista, que de alguna también busca ser partícipe de una cultura.

De esta forma, se condiciona el uso al cumplimiento de las normas del lugar y el ciudadano que esté dispuesto a cumplirla pueda aplicarlo y disfrutar de sus playas sin tener que pagar en dólares, incluso a un precio más alto que el extranjero.

Como país debemos buscar un equilibrio en el uso correcto de los recursos, haciendo cumplir las normas para ambos casos, tanto para empresario que las viole, como para el ciudadano que no cumpla las normas.

María Teresa Valerio/ República Dominicana (maria.valerio@hosteltur.com)

@MariaHosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.