Diario 5351 17.08.2018 | 05:21
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Sol Meliá alcanza una facturación de 784,4 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses de 2002

15 noviembre, 2002
Sol Meliá ha dado a conocer ayer jueves mediante un comunicado de prensa los resultados económicos obtenidos por la cadena al cierre de los nueve primeros meses de 2002 que, además de ser mejores de lo esperado por el mercado, reflejan una relativa recuperación del sector. Prueba de ello es que la facturación de los hoteles durante el tercer trimestre (de julio a septiembre) ha sido de 306,7 millones de Euros, lo que supone un aumento del 1,7% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el EBITDAR alcanzado ha sido de 109 millones de Euros, un 8% más que lo obtenido en el 2001.
Sol Meliá ha dado a conocer ayer jueves mediante un comunicado de prensa los resultados económicos obtenidos por la cadena al cierre de los nueve primeros meses de 2002 que, además de ser mejores de lo esperado por el mercado, reflejan una relativa recuperación del sector. Prueba de ello es que la facturación de los hoteles durante el tercer trimestre (de julio a septiembre) ha sido de 306,7 millones de Euros, lo que supone un aumento del 1,7% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el EBITDAR alcanzado ha sido de 109 millones de Euros, un 8% más que lo obtenido en el 2001.En lo que respecta a las cifras acumuladas (de enero a septiembre), éstas reflejan unas disminuciones bastante inferiores a las registradas durante el primer semestre de 2002. Así, durante los nueves primeros meses de este año la facturación ha sido de 784,4 millones de Euros, un 1,4% menos que en 2001, mientras que el RevPar (ingreso medio por habitación) medio de todos los hoteles afiliados al grupo ha disminuido un 6,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Estos datos, aunque suponen una bajada en relación al 2001, evidencian una notable mejoría respecto al primer semestre del presente ejercicio, en el que la facturación y el RevPar disminuyeron un 3,3% y un 7,3%, respectivamente. Por su parte, los beneficios de explotación, antes de intereses, amortizaciones, impuestos y alquileres (EBITDAR) conseguidos por Sol Meliá al cierre del tercer trimestre de 2002 han sido de 244,6 millones de Euros, un 6,1% menos que en el mismo periodo del 2001, mientras que los beneficios de explotación, antes de intereses, amortizaciones e impuestos (EBITDA) han ascendido a 193,3 millones de Euros, lo que ha supuesto una disminución del 16,4% con respecto a 2001. En cuanto a los beneficios netos sin incluir extraordinarios, estos han sido de 46,8 millones de Euros, un 46,3% menos que en el pasado ejercicio. Al hilo de lo comentado anteriormente, las reducciones en estas cifras han sido menores que las registradas al término del primer semestre de 2002, periodo en el que el EBITDAR, el EBITDA y los beneficios netos sin incluir extraordinarios decrecieron un 15%, un 23% y un 83,4%, respectivamente. Éstas han sido las dos principales razones que han permitido a Sol Meliá obtener unos resultados mejores de lo esperado por el mercado al cierre de los nueve primeros meses de 2002. En relación a los hoteles vacacionales de España, cabe señalar la excelente actuación de los establecimientos de la costa peninsular durante este último trimestre, que ha quedado patente en un aumento del 6,3% de su RevPar respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante, debido a la disminución de un 3,9% del RevPar de los establecimientos de las Islas Canarias y de Baleares, el RevPar global de este área de negocio ha aumentado un 0,1%. Dentro del área de negocios de Europa Vacacional, estos resultados han compensado la bajada del 46% del RevPar de los establecimientos de Túnez integrados en la compañía tras la adquisición de la cadena de Hoteles Tryp. Por otra parte, a pesar de que la temporada de verano no es la más importante para los hoteles urbanos, en esta ocasión es destacable el buen comportamiento registrado por los establecimientos situados en las principales ciudades españolas. Asimismo, los establecimientos de Londres y Paris, recientemente renovados, ya están dando sus frutos. En cuanto a la División América, la inestabilidad política y económica de Venezuela, Brasil, Argentina y Colombia, así como el relativo estancamiento registrado en los hoteles de Los Cabos y de Cancún durante este último trimestre, han hecho que el RevPar de esta área de negocio haya bajado un 20%. Sin embargo, dentro de este marco, los establecimientos de la República Dominicana, que han conseguido erigirse como un excelente destino el mercado europeo y, sobre todo, para el americano, han permitido mejorar las cifras globales gracias al aumento del 4,3% de su RevPar. El hecho de que las cifras acumuladas obtenidas al cierre de los nueves primeros meses de 2002 reflejen disminuciones bastante inferiores a las registradas durante el primer semestre del mencionado ejercicio, y sobre todo los resultados positivos conseguidos durante el tercer trimestre, indican que tras alcanzar el punto de inflexión el pasado mes de julio se ha tocado fondo y la recuperación, aunque moderada, ya es un hecho. No obstante, habrá que permanecer atentos a la evolución de los acontecimientos internacionales, y muy especialmente al conflicto de Irak, puesto que la inestabilidad política y económica que actualmente afecta a la comunidad mundial ha sido, precisamente, una de las causas que ha originado la situación de crisis de la que parece que está saliendo el sector turístico. Durante los nueves primeros meses de 2002 Sol Meliá ha incorporado 21 nuevos hoteles a su cartera, sumando un total de 359 establecimientos y 88.686 habitaciones distribuidos en 30 países de 4 continentes. Estos nuevos hoteles confirman el interés de Sol Meliá por mantener su liderazgo en el sector hotelero español, y sobre todo, en lo que respecta a los establecimientos urbanos. Además, a fecha 30 de septiembre de 2002, la compañía tenía acuerdos firmados para la adición de otros 41 establecimientos, cuyas respectivas aperturas tendrán lugar a lo largo de los próximos dos años. Por otra parte, cabe destacar que durante el tercer último trimestre de 2002 la cadena ha llevado a cabo dos importantes cambios de marca que confirman su apuesta por las marcas Paradisus y Gran Meliá. A este respecto, cabe destacar la reciente reclasificación de los hoteles Paradisus (antes Meliá) Río de Oro y Gran Meliá (antes Meliá) Cancún, respectivamente. Asimismo, el grupo ha confirmado su apuesta por la nueva línea de negocios, asociada a la prestigiosa marca Meliá, que corresponde a establecimientos con encanto: los hoteles Meliá Boutique. En este sentido, la compañía acaba de inaugurar el Meliá Mérida Boutique Hotel (Badajoz, España), que eleva a 15 el número de hoteles Meliá Boutique abiertos hasta la fecha. Sol Meliá es, con más de 350 hoteles, la compañía líder del mercado español, de Latinoamérica y el Caribe, la tercera de Europa y la décima del mundo. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.