Entre un 0,4% y un 0,8%

La ecotasa balear reducirá las pernoctaciones, según un estudio de la UIB

Un estudio de la Universitat de les Illes Balears (UIB) apunta que la introducción del impuesto turístico sostenible en el archipiélago reduciría el total de las estancias turísticas entre el 0,4 y el 0,8 %.

A pesar de que la repercusión real de este nuevo impuesto, en marcha desde julio, no se ha podido evaluar todavía, un equipo de investigadores de la UIB ha llevado a cabo una estimación del posible impacto que la ecotasa tendría sobre las estancias turísticas, explica la universidad en una nota de prensa.

El estudio toma el número de estancias turísticas como referencia de la demanda turística, esto es, los visitantes multiplicado por la estancia media, con lo que el efecto del impuesto se calcula sobre el dato global, explica. Sin embargo, los investigadores, no definen si la reducción de la demanda vendrá por una disminución en el número de turistas o de la estancia media.

Como informó HOSTELTUR noticias de turismo en El recurso de la FEHM contra la ecotasa es admitido a trámite, a Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) presentó el mes pasado un recurso contra el reglamento que desarrolla su aplicación.

La ecotasa balear reducirá las pernoctaciones, según un estudio de la UIB

El trabajo se ha realizado sobre las estadísticas de estancias turísticas de 2014, dado que en 2015 hubo una cambio metodológico en la encuesta.

Además, considera que la aplicación del impuesto no es homogénea porque hay cuotas diferentes para los distintos tipos de establecimiento turístico y se establecen varias excepciones.

No obstante, los investigadores asumen que el 90 % de las estancias realizadas en establecimientos de mercado serán objeto del pago del impuesto, y que la cuota media será de 1,25 euros en temporada alta (de mayo a octubre) y de 0,62 euros en temporada baja (de noviembre a abril).

Así, a partir del número de estancias turísticas totales se consideran solo las efectuadas en establecimientos de mercado y, entre ellas, se lleva a cabo el supuesto de que el 90 % no están exentas de pagar el impuesto.

A partir de esta cifra, se tiene en cuenta que el 85,7 % de las estancias se realizan entre mayo y octubre, que es el período no bonificado, con una cuota media de 1,25 euros.

Mientras que un 14,3 % se llevan a cabo entre noviembre y abril, que supone el periodo bonificado, con una cuota de 0,62 euros.

El estudio indica que con el impuesto el gasto medio por turista se incrementará entre un 1,25 % y del 0,6 %, según el periodo de llegada.

Los investigadores estiman que este incremento de precios se traduciría en una pérdida de estancias anuales que supondría un descenso de entre el 0,5 y el 1 % en establecimientos de mercado y una caída de entre el 0,4 y el 0,8 % en el número de estancias turísticas totales.

El estudio ha sido presentado por Jaume Rosselló y Andreu Sansó, del Departamento de Economía Aplicada, durante las “Jornadas de debates para iniciar una reflexión estratégica en el marco de la investigación e innovación para la sostenibilidad”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.