Reflexiones de Vicente Romero, presidente y fundador de CIDH

El papel de los directores de hotel ‘unretired’

La Generación U, los que no se jubilan, nexo entre lo tecnológico y lo humano

Vicente Romero, presidente y fundador de CIDH (Círculo Internacional de Directores de Hotel), reclama el papel que deben jugar los directores ‘unretired’, la llamada Generación U, los que no se jubilan, en la gestión hotelera actual, haciendo de nexo “entre lo tecnológico y lo humano”. En su opinión, “un ‘unretired’ podría ser la figura que vela profesionalmente por que fluyan las tecnologías en armonía con lo tradicional”.

La experiencia de un sénior de turismo, según afirma Romero, “tiene un valor que cada día está más cotizado: los ‘unretired’ aportan beneficios a un hotel en todos los ámbitos, ya que hacen que el director junior se integre antes a la realidad laboral, que los departamentos se unifiquen, que haya más conocimiento de proveedores y lo que es más importante, detectan rápidamente las necesidades de los clientes”.

Y es que, añade, “las tecnologías nos aportan tantas herramientas que están deshumanizado la sociedad. Es necesario contraatacar con la aportación de valores y los conocimientos adquiridos para crear una simbiosis entre lo tecnológico y lo humano”.

En este sentido señala que “los que pertenecemos a la Generación U queremos seguir aportando a esta sociedad todo lo que tenemos en nuestra mochila, traspasar innovación y conocimientos profesionales”.

Vicente Romero recuerda que 'a medida que acumulamos experiencia mejoramos la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros clientes”.Vicente Romero recuerda que "a medida que acumulamos experiencia mejoramos la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros clientes”.

Y pone como ejemplo el gran número de unretired que escribe libros con sus anécdotas y experiencias en los hoteles, o monta una consultora en turismo; “todo intentando no desconectar de la profesión de su vida”. Por ello se pregunta “por qué no utilizar su talento y experiencias en beneficio de nuestro sector. No dejemos que se apaguen sus conocimientos. El país no se lo puede permitir”.

Un país como España que, según sus propias palabras, “depende en gran parte del turismo, tendría que reinvertir la experiencia en este sector para dejarla a los jóvenes que llegan. Sabemos que a medida que acumulamos experiencia mejoramos la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros clientes”.

No en vano España, concluye, “está dando grandes profesionales en hostelería, muchos están repartidos por todo el mundo, acumulando experiencia y unos conocimientos extraordinarios; la mayoría se querrá integrar en la Generación U porque podría seguir contribuyendo laboralmente y con las obligaciones correspondientes, con tres beneficiados: el país, porque continuarían cotizando, las empresas y el propio profesional”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.