Según ha anunciado el Ministerio de Fomento

El primer faro con uso hotelero abrirá en marzo en Ribadeo

Las instalaciones del Faro de Isla Pancha, en Ribadeo (Lugo), abrirán como alojamiento turístico el próximo marzo, según ha confirmado este viernes el Ministerio de Fomento. El antiguo faro se convertirá así en el primero en albergar un hotel después de haber recibido luz verde por parte del Gobierno, que espera que más faros se sumen a esta iniciativa puesta en marcha por el Ministerio en diciembre de 2013.

El empresario ribadense José Luis López Braña será el encargado de abrir este establecimiento de lujo en el faro de Isla Pancha, enclavado en la desembocadura de la ría de Ribadeo, que comenzó a funcionar en 1860 y que desde 1983 está fuera de fuera de servicio.

El faro, que estuvo operativo durante 123 años, es una construcción cuadrada a ras de tierra de fachadas blancas y azules. La linterna se encuentra en el tejado a cuatro aguas, con otra fuente de luz a la izquierda con la misma decoración.

El proyecto, que no contempla aumentar el volumen de la edificación, forma parte del plan Faros de España que tiene como objetivo potenciar el desarrollo sostenible de los faros mediante servicios de calidad desarrollados por la iniciativa privada.

Faro de Isla Pancha.Faro de Isla Pancha.

Las peticiones que ha recibido Puertos del Estado para poner en marcha nuevas iniciativas hoteleras en los faros se extendían, entre otros, a faros del archipiélago balear, Alicante, concretamente en la isla de Tabarca y el cabo de San Antonio, o Almería. También ha habido peticiones para el faro de Trafalgar en Cádiz. Según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en Cinco faros ya han recibido ofertas para convertirse en hoteles, a finales de año se habían recibido cinco ofertas, incluyendo además del de Ribadeo y Trafalgar, los de Cabo Silleiro (Bayona, Pontevedra), El Pescador (Santoña, Cantabria) y Punta Gadea (Getxo, Vizcaya)

Esta iniciativa es muy frecuente en otros países del entorno español, y pretende poner en valor estas edificaciones singulares, fundamentalmente después de que los edificios que se empleaban como casas de los fareros hayan quedado en desuso.

Con ello se pretende dinamizar la economía y potenciar un turismo singular, respetando el medio ambiente.
El uso hotelero se podrá compatibilizar con otros usos, como culturales o sociales.


 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.