Diario 5457 18.12.2018 | 13:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Los riesgos geopolíticos en un mundo global

La extrema cautela del sector turístico en 2017 ¿justificada?

El 53% de los directivos turísticos prevé un ligero crecimiento este año 25 enero, 2017
  • El 33% de los directivos de empresas turísticas dice que el terrorismo tiene un impacto “significativo” en sus negocios
  • El nuevo presidente de los Estados Unidos ha generado bastante inquietud entre las empresas turísticas, sobre todo las americanas
  • Debido al Brexit, el 30% de los directivos ya anticipa que se verá obligado a aumentar precios

Cuando se pregunta a los directivos de la industria turística cómo imaginan la evolución del sector en 2017, la perspectiva es ciertamente positiva: el 53% prevé un “ligero” crecimiento mientras otro 15% estima un aumento “significativo” de la actividad. Así lo recoge la encuesta realizada por World Travel Market entre 2.044 visitantes profesionales de la feria. Sin embargo, junto al optimismo también hay grandes dosis de cautela. La gestión de riesgos está a la orden del día.

Y es que según apunta la misma encuesta, cada vez hay más factores que quitan el sueño a los profesionales del turismo.

El principal de ellos: la amenaza terrorista. Así, un 33% de los directivos de empresas turísticas de todo el mundo reconoce que el terrorismo tuvo un impacto “significativo” en sus negocios u organizaciones durante el último año, mientras que un 43% admitía que este factor desestabilizador tuvo “algunos impactos” en su actividad.

Ha sido esa amenaza terrorista el factor que ha provocado en 2016 caídas del turismo en países como Turquía, Egipto, Túnez o Francia.

Con el agravante que ese “efecto miedo” se mantiene en el tiempo y no parece disiparse tan rápidamente como años atrás.

Por ejemplo, y según los datos de reservas turísticas en el Reino Unido recopilados por ForwardKeys y Gfk, dicho mercado emisor muestra un crecimiento interanual del 11,4% para el primer semestre de 2017.

Sin embargo, mientras aumentan los viajes hacia países como España (+24%), caen con destino a Francia (-15%) y Turquía (-30%) “debido a preocupaciones del consumidor relacionadas con la seguridad”, según apuntan ambas empresas de estudios de mercado.

Y es que los turistas están eligiendo sobre todo aquellos destinos “tradicionales y percibidos como seguros”, indica ForwardKeys.

No sólo eso, también se está observando una mayor antelación en las reservas precisamente porque “los clientes desean obtener las vacaciones de su elección” y no quedarse sin vacaciones por falta de plazas en esos destinos más demandados.

Unos ganan... otros pierden

La demanda extra que registra España gracias al efecto de los “turistas prestados” ha reavivado además el interés de los inversores nacionales y extranjeros por su sector hotelero.

De hecho, las transacciones hoteleras en España, en el tercer trimestre del 2016, fueron un 162% mayores, respecto al mismo periodo del año anterior, según el informe de la consultora inmobiliaria CBRE.

En el foro de inversores Mediterranean Resort & Hotel Real Estate Forum (MR&H) que se celebró en Barcelona del 30 de noviembre al 2 de diciembre, se apuntó que “actualmente existen numerosas incertidumbres que influyen de manera directa en el desarrollo de los mercados hoteleros del Mediterráneo".

"Las democracias frágiles como Egipto y Túnez viven bajo la amenaza constante del terrorismo yihadista. Turquía atraviesa una crisis institucional relevante y no es ajena a la guerra de Siria”, añadían los organizadores de dicho foro de inversores.

Por todo ello, “España es la estrella del mercado hotelero y turístico del Mediterráneo, beneficiándose de ser percibida como un país estable y seguro en las actuales circunstancias”.

¿Y qué pasará con Turquía y los destinos del Norte de África? “A pesar de los desafíos geopolíticos aún generan interés inversor, aunque la recuperación podría necesitar varios años”...

La cautela del sector turístico en 2017 ¿justificada?

Comunicación viral

Otros elementos preocupan a las empresas turísticas en un mundo cada vez más globalizado donde las noticias ya no solo se transmiten a través de los medios de comunicación convencionales sino que viajan, junto a rumores y vídeos grabados por móvil, de una punta a otra del mundo en segundos a través de las redes sociales.

En este sentido, las quiebras de compañías turísticas (que dañan la reputación de todo el sector); las huelgas y bloqueos de transportes; las crisis de los refugiados así como diversas alarmas sanitarias (como el virus del Zika y otros) completan el “cuadro de los horrores” que más está impactando en el turismo global, tal como muestra el infográfico.

Por lo que respecta a las enfermedades, el ébola fue la enfermedad más temida nombrada por el 67% de los turistas internacionales en 2015, aunque la epidemia sólo se localizó en algunos países del África occidental.

En 2016, la extensión del virus zika en varios destinos turísticos del Caribe y Latinoamérica ha frenado parcialmente los viajes a esas regiones.

El nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en una foto oficial distribuida por la Casa Blanca.El nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en una foto oficial distribuida por la Casa Blanca.

Efecto Trump

A estos factores que de algún modo ya están impactando en las cuentas de resultados de las empresas, van a añadirse otros a lo largo de 2017.

El primero de ellos, el efecto Donald Trump. Y es que el nuevo presidente de los Estados Unidos ha generado una especial inquietud entre los directivos turísticos.

De hecho, sólo el 7% de los directivos turísticos de todo el mundo cree que Donal Trump, como presidente de los EEUU, favorecerá el turismo a nivel global, frente a un 60% que hubiera preferido a Hillary Clinton.

Y es que la candidata demócrata era percibida como la sucesora natural de Barack Obama, quien a lo largo de sus dos mandatos mejoró sustancialmente las relaciones con China (el mayor mercado emisor de turistas del mundo) y abrió relaciones diplomáticas con Cuba, destino que se abre para los viajeros estadounidenses.

En cambio, Donald Trump despierta muchos temores entre la industria turística, aunque haya triunfado como hotelero.

Tal como apunta Wouter Geerts, analista de la firma Euromonitor International, “Hillary Clinton representaba el mantenimiento del status quo y una continuidad respecto a Obama".

"En cambio, el discurso anti-inmigración de Donald Trump, o sus afirmaciones diciendo que prohibiría la entrada los musulmanes a EEUU, o que traería fábricas de vuelta a EEUU desde China, son declaraciones de intenciones que siembran la inquietud en el sector”, añade este analista.

Por lo que respecta a Cuba, y tras la muerte de Fidel Castro, el nuevo presidente de EEUU ha afirmado que revocaría las medidas implantadas por Barack Obama.

Según apunta Carmelo Mesa-Lago, catedrático de Economía y Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Pittburgh, “varios congresistas republicanos quieren hacer negocios en la isla y podría surgir una alianza que impulsase los lazos económicos".

"Pero, aun en el mejor de los casos, es difícil que Trump siga la política tan abierta y sin demandar concesiones que caracterizó a Obama”, añade este experto (La Vanguardia, 29-11-2016).

Brexit

El Donald Trump que inquieta a la industria turística es el mismo que declaró el pasado mes de junio, al conocerse los resultados de la votación del Brexit: “Es grandioso que los británicos hayan recuperado el control”.

Sin embargo, el control de la situación por parte del gobierno del Reino Unido es ahora mismo lo que más echan en falta las empresas turísticas.

Cabe recordar que el primer efecto del referéndum fue la caída de la libra esterlina y para 2017 se teme un repunte de la inflación en el Reino Unido.

Ello dejará menos dinero en los bolsillos de los consumidores británicos para gastar en sus vacaciones en los próximos meses.

La primera ministra, Theresa May, anunció que solicitará formalmente la salida de la UE en marzo de este año, lo que abrirá un período de negociaciones de dos años con Bruselas, con múltiples frentes abiertos (acuerdos aéreos, circulación de trabajadores, visados, etc).

De este modo, se prevé que Reino Unido salga definitivamente del mercado común europeo en 2019, lo que ha abierto miles de incógnitas.

De momento, el 47% de los profesionales turísticos de todo el mundo encuestados por WTM prevén que el Brexit tendrá un impacto negativo en sus organizaciones y el 30% ya anticipa que se verá obligado a aumentar precios.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR del mes de enero, dentro del tema de portada, y puede descargarse como pdf.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.