Kenia: Mueren quince personas en un atentado anti-israelí contra un hotel de Mombasa

Al menos quince personas murieron ayer jueves, entre ellas tres israelíes, en el atentado con coche-bomba perpetrado contra el hotel Paradise Beach de Mombasa por una desconocida milicia palestina supuestamente relacionada con Al Qaeda. Este atentado debía ir acompañado del derribo con misiles de un avión comercial, también israelí, en el aeropuerto de la turística ciudad keniana, aunque los proyectiles fallaron el blanco y los 264 pasajeros consiguieron salvar la vida.

Al menos quince personas murieron ayer jueves, entre ellas tres israelíes, en el atentado con coche-bomba perpetrado contra el hotel Paradise Beach de Mombasa por una desconocida milicia palestina supuestamente relacionada con Al Qaeda. Este atentado debía ir acompañado del derribo con misiles de un avión comercial, también israelí, en el aeropuerto de la turística ciudad keniana, aunque los proyectiles fallaron el blanco y los 264 pasajeros consiguieron salvar la vida. El atentado tuvo lugar a las ocho de la mañana, hora local, cuando tres terroristas suicidas embistieron un todoterreno cargado de explosivos contra la entrada del hotel Paradise de la localidad de Kikambala, a unos 30 kilómetros de Mombasa, llegando hasta la recepción antes de hacer detonar los explosivos, justo cuando los clientes del establecimiento estaban desayunando. Según informa el periódico Daily Nation en su edición electrónica de ayer, unos minutos después de la explosión un avión de pequeño tamaño sobrevoló el hotel dejando caer varias bombas, que provocaron aún más destrozos en el techo del establecimiento. El Paradise, con 146 habitaciones, se encontraba repleto en el momento del atentado. Otros establecimientos cercanos también se incendiaron a consecuencia de las explosiones. Poco antes acababa de llegar al Paradise desde el aeropuerto un grupo de 200 turistas israelíes, que fueron recibidos con danzas tradicionales en la recepción del hotel; de hecho, los investigadores creen que los terroristas siguieron la caravana de autobuses turísticos desde el aeropuerto. La detonación destruyó completamente toda la recepción del hotel, muy popular entre los turistas israelíes que visitan Mombasa, ya que pertenece a un empresario de este país. Las primeras víctimas mortales confirmadas fueron precisamente tres israelíes, dos de ellos dos niños de 12 y 13 años de edad --procedentes de la colonia de Ariel (norte de Cisjordania)--, a los que se suman nueve kenianos empleados del hotel. También perecieron los tres terroristas suicidas, dos de los cuales fueron identificados como el keniano musulmán Faed Ali Sayam y el egipcio Abdulá Ahmed Abdulá. Además, cerca de 80 personas, en su mayoría kenianos, resultaron heridas de diversa consideración, entre ellos dieciocho israelíes que se encuentran hospitalizados, algunos de ellos en estado muy grave o incluso crítico debido a las quemaduras sufridas, por lo que el balance de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas. "Todo el hotel está en llamas, todo entero, hay mucho humo", afirmó, en declaraciones a la radio militar israelí, el propietario de un hotel cercano, Aharon Hammel. A su vez, Fenton Kalama, que trabaja en el 'Calypso', otro alojamiento para turistas, explicó que la explosión fue de tal virulencia que "arrancó las ventanas y las puertas de cuajo". "Vi un taxi que pasaba cerca del hotel --señaló-- y la fuerza de la explosión lo levantó en el aire antes de que se incendiara". El atentado fue reivindicado por una organización hasta ahora desconocida, 'El Ejército de Palestina', en un comunicado en árabe enviado a una agencia de prensa occidental en Beirut, afirmando que su intención es "que el mundo escuche de nuevo la voz de los refugiados palestinos y denunciar el terrorismo sionista en Cisjordania y Gaza". Hasta el momento han sido detenidas dos personas por su presunta relación con el atentado, ambas de origen árabe, lo que, según advirtieron las autoridades, no significa que sean extranjeros. Casi al mismo tiempo se evitaba una tragedia en el aeropuerto internacional Moi de Mombasa, del que acababa de despegar un Boeing 757 de la compañía israelí Arkia con destino a Tel Aviv, con 264 personas a bordo entre pasajeros y tripuilación. Cuando el aparato ya se encontraba en el aire, dos misiles 'Stinger' salieron disparados en su dirección, sin llegar a alcanzarlo. El piloto del Boeing, Rafi Marek, explicó que en un primer momento sintió como un "golpe" y que creyó que un pájaro había chocado contra el avión, y que de hecho los pasajeros ni siquiera se dieron cuenta de lo ocurrido y permanecieron en calma durante todo el trayecto. "Poco después vimos como dos penachos de humo a nuestra izquierda --señaló--. Creíamos que nos habían disparado pero no estábamos seguros. Sólo cuando oímos lo ocurrido en el hotel pensamos que ambos incidentes podían estar relacionados". Las primeras investigaciones indican que poco antes del ataque pudo verse un jeep en el perímetro del aeropuerto. Los misiles se dispararon desde un campo cerca de las oficinas de una empresa constructora, donde más tarde se encontraron dos lanzacohetes de 'Stinger', a apenas cien metros de un puesto de la Policía. El aeropuerto fue inmediatamente cerrado al tráfico. En un primer momento, el avión se preparó para realizar un aterrizaje de emergencia en Nairobi, aunque, al no haber sufrido daño alguno, finalmente continuó viaje hasta el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Durante parte del trayecto voló acompañado por un caza F-15 de la Fuerza Aéra israelí. El embajador keniano en Israel, John Sawe, atribuyó casi inmediatamente los dos atentados a la red terrorista Al Qaeda de Usama bin Laden, que ya atentó en Kenia en agosto de 1998, provocando la muerte de 250 personas con la explosión de un coche-bomba frente a la Embajada estadounidense en Nairobi. "No tengo ninguna duda de que Al Qaeda está detrás de este ataque porque nosotros no tenemos problemas internos, no tenemos terrorismo ni tampoco problemas con nuestros vecinos", explicó el diplomático. Estos atentados se producen sólo unos días antes de que la Marina estadounidense dé comienzo en la costa keniana a unos ejercicios militares conjuntos con Reino Unido, Alemania y la propia Kenia. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.