Chips para conectar lo práctico y lo emocional

La tecnología NFC como canal para potenciar la experiencia del viajero

La digitalización de lo físico a través del marketing

Acercar el offline al online es una de las ventajas que la tecnología NFC (Near Field Communication) ofrece al sector turístico. La mejora de la experiencia del viajero y el aporte de valor hacen de esta herramienta (con una penetración en el mercado de dispositivos móviles del 40%) una solución para generar interés en el destino. Aunque su uso no se ha terminado de generalizar, se espera que tanto marcas como viajeros terminen por dar el salto hacia su utilización.

El turismo vira hacia la integración del viajero en la experiencia del viaje. Ya no sirve de tanto viajar si no nos sentimos parte de lo que ocurre en el destino. Vivir momentos especiales bajo productos personalizados ya se ha establecido como la cualidad básica de lo que buscamos a la hora de viajar. La tecnología facilita en gran medida la relación que se establece entre producto y cliente, y lo unifica a través de las sensaciones que experimentamos desde que pensamos en buscar un destino hasta que volvemos a casa con las maletas llenas de vivencias. Un informe publicado por la compañía Berg Insight ya predijo cómo los dispositivos con NFC tendrían una tasa de crecimiento anual del 87,8% para el año 2016 contando con 700 millones de unidades en todo el mundo. La tecnología ya está implantada en nuestros Smartphones (más de un 40% de los dispositivos móviles cuentan con NFC) y ahora solo nos queda aportar valor al viajero.

La utilidad NFC de nuestros móviles cada día más cerca de potenciar la experiencia del viajero.La utilidad NFC de nuestros móviles cada día más cerca de potenciar la experiencia del viajero.

La tecnología NFC, Near Field Communication, se presenta como una herramienta idónea y moldeable según las necesidades de cada uno de los agentes turísticos. Su versatilidad le permite ser utilizada en acciones de promoción y de mejora de la experiencia en destino. Una tecnología que apuesta por la reducción de costes y la mejora de la experiencia del viajero, repercutiendo positivamente en las acciones de promoción y difusión realizadas por empresas y destinos turísticos. Pese a que la tecnología NFC no nace, ni por asomo, con la idea de ser aplicada al marketing de experiencias, su simplicidad, mínimo coste y la experiencia que aporta con su uso al consumidor la posicionan desde el primer momento en un lugar privilegiado.

Sus usos en el campo del marketing son muy interesantes ya que permite el intercambio de datos de forma inalámbrica como puede ser en la identificación (acceso a lugares donde se precisa identificación de acceso), la recogida/intercambio de datos para localizar dónde se encuentra el dispositivo y ver qué servicios se prestan a su alrededor y, por último, el pago con el teléfono móvil. Cuando nuestro turista llegue a la ciudad o al hotel (excelentes lugares para distribuir el denominado Tag), podremos ofrecer todo tipo de servicios que podrá llevar siempre consigo y que contribuirán a mejorar la experiencia del mismo durante su estancia:

  • Conectividad wifi automatizada en zonas identificadas a través de esta tecnología. Redirigir los enlaces de estos chips hacia landings (páginas de aterrizaje) de captación de leads a cambio de conectividad wifi de calidad, puede ser una fantástica forma de identificar viajeros y poder hacer crecer las bases de datos del destino.
  • Adaptar los bonos de transporte a través de estos sistemas. Integrar esta tecnología en relación al transporte puede facilitar la movilidad del viajero dentro de uno de los problemas más extendidos cuando llegamos a una ciudad que no conocemos.
  • Acciones de gamificación en destino con objetivos fijos y móviles. Estos chips permiten interactuar y recoger información tanto entre elementos fijos del destino cómo entre los propios viajeros y sus terminales.
  • Cupones descuento para servicios públicos, restaurantes, etcétera. Aprovechar ventajas in-situ a partir de beneficios para el viajero.
  • Sistema de llaves para tu alojamiento. Algunas cadenas, como Casual Hoteles, están facilitando un sistema de apertura de puertas para las habitaciones a través de tecnología NFC.
  • Ofertas dirigidas a cualquier tipo de servicio y producto por establecimientos de la zona de alojamiento/destino.
  • Contenidos de utilidad como mapas, guías, callejeros, información cultural, social, eventos, etc.

Cómo ejemplos de utilización de esta tecnología podemos identificar dos casos con procedencias distintas. El Hotel Aimia, en Port de Sóller (Mallorca), ha instalado un panel con información turística para sus clientes que contiene etiquetas NFC para el acceso a la información. Por otro lado, el blog gastronómico Tenemosqueir.com ofrece una pegatina a los establecimientos recomendados, no solo como un sello de calidad sino como un medio, a través de la información que aporta el NFC, para conocer las recomendaciones del blogger como prescriptor del establecimiento.

Se evoluciona a una digitalización de lo físico y la implementación de funcionalidades online a través de NFC es una realidad en cuanto a comercialización y estrategias de marketing turístico se refiere. Los destinos que quieren sacar más partido a la interacción con el viajero poseen, gracias a esta tecnología, un nexo de unión sencillo y económico para dar inicio a la conversación.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.