Diario 5350 16.08.2018 | 23:36
Hosteltur: Noticias de turismo
La aerolínea pierde en bolsa 225 millones de dólares

United no usará más a la policía para sacar pasajeros a la fuerza

Un hombre fue expulsado de uno de sus vuelos de manera violenta 13 abril, 2017
  • Los vídeos con la actuación de la policía se convirtieron en un fenómeno viral en las redes sociales
  • "Sacar a un pasajero que ha reservado, pagado y se ha sentado, no podemos hacer eso", aseguró Muñoz
  • El pasajero fue apartado a la fuerza de su asiento por un policía y sacado a rastras

El director ejecutivo de la aerolínea estadounidense United, Oscar Muñoz, afirmó que no se volverá a utilizar a la policía para sacar pasajeros de los aviones en caso de sobreventa de billetes y reiteró su "vergüenza" por el episodio del hombre expulsado a la fuerza el pasado domingo de uno de sus vuelos.

"Sacar a un pasajero que ha reservado, pagado y se ha sentado, no podemos hacer eso", aseguró Muñoz en una entrevista en el programa "Good Morning America" de la cadena ABC, para agregar que sintió "vergüenza" al ver las imágenes.

Los vídeos con la actuación de la policía se convirtieron en un fenómeno viral en las redes sociales y mostraban cómo la policía sacaba de manera violenta a David Dao, que rechazó salir de un avión de United que hacía la ruta de Chicago a Louisville (Kentucky).

Adjunto Multimedia en articulo


"Un fallo del sistema"

Se trató de un "fallo del sistema", agregó Muñoz, ya que "no ofrecimos a los supervisores y gestores de primera línea los procedimientos adecuados que les habrían permitido usar su sentido común"

"Este fallo es mío. Tengo que arreglarlo, y creo que es algo que podemos hacer", subrayó.

La violencia empleada por la policía del aeropuerto O'Hare de Chicago provocó indignación en la opinión pública estadounidense, y rápidamente una petición en internet para pedir la dimisión de Muñoz alcanzó las 50.000 firmas, aunque, por ahora, el ejecutivo de United ha señalado que no piensa dejar el cargo.

La compañía también fue castigada en Wall Street, y sus acciones perdieron en la jornada del martes casi un 1%, lo que representa una pérdida de valor bursátil de 225 millones de dólares.

Así sucedió el incidente

Los testigos que se encontraban en el avión afirmaron en redes sociales que la compañía, a raíz del overbooking, pidió cuatro voluntarios para abandonar el vuelo, después de haberlo abordado con dos horas de retraso, y tomar uno al día siguiente a cambio de 400 dólares y una estancia de una noche en un hotel.

United necesitaba esos asientos para trasladar tripulaciones, pero ningún pasajero aceptó la oferta, la aumentó a 800 dólares y amenazó con no despegar hasta que cuatro personas se levantaran de su asiento y abandonaran la aeronave, aunque la empresa aseguró en el correo a sus empleados que la compensación era de 1.000 dólares.

Ante esa situación, la empresa seleccionó al azar, mediante una computadora, a los pasajeros que tendrían que salir.

Una pareja se fue a regañadientes, pero David Dao contestó que era médico y necesitaba ver a sus pacientes el lunes por la mañana.

Tras rechazar ser uno de los voluntarios que la aerolínea pedía, Dao fue apartado a la fuerza de su asiento por un policía y sacado a rastras por el pasillo del avión, suceso frente al que incluso reaccionó el martes el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, quien calificó de "preocupantes" las imágenes del incidente.

El pasajero de otro vuelo fue amenazado con ser esposado

Por otra parte, Geoff Fearns, un pasajero con billete en primera clase para hacer el trayecto entre Hawai y California la semana pasada, asegura que fue amenazado por United Airlines con ser esposado si no abandonaba el vuelo por otro suceso de sobreventa de pasajes, informó hoy el diario Los Angeles Times.

Según el relato de Fearns, empleados de la compañía le solicitaron que abandonase su asiento porque lo necesitaba "alguien más importante que llegó en el último momento".

"Me dijeron que tenían una lista de prioridad y que esta persona estaba en un lugar más elevado que yo", explicó al periódico Fearns, que, al igual que en el suceso del pasajero expulsado por la fuerza este domingo de uno de los vuelos de esa misma compañía, ya se encontraba acomodado en su asiento.

"Entiendo que haya que dejar en tierra a pasajeros porque el vuelo esté lleno", reconoció Fearns, "pero a mí no me dijeron nada en la puerta de entrada. Ya estaba en mi asiento. Y después me dicen que no tenía elección. Me dijeron que me esposarían si se veían obligados a hacerlo".

La aerolínea finalmente desplazó a Fearns a un asiento central de la sección económica.

A su regreso a casa, Fearns escribió al director ejecutivo de United, Oscar Muñoz, pidiendo la devolución íntegra de su pasaje y solicitando que la empresa done 25.000 dólares a una organización sin ánimo de lucro.

United respondió que su petición no sería atendida, pero se ofreció a pagar la diferencia de precio entre el coste original de su billete y el precio del asiento en la sección económica.

También le ofrecieron un crédito de 500 dólares para la compra de un nuevo billete.

"A pesar de la experiencia negativa, esperamos seguir contando con su apoyo", fue la respuesta de un representante de la aerolínea, según su versión.

Overbooking: una práctica legal

Cabe recordar que el overbooking o denegación de embarque se produce cuando la aerolínea vende más plazas de las que dispone el avión.

Es una práctica comercial legal, que está permitida en Estados Unidos así como en la Unión Europea. Ver también ¿Qué hacer en caso de overbooking en el vuelo?

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.