Diario 5354 20.08.2018 | 10:45
Hosteltur: Noticias de turismo
La línea se inauguró oficialmente el 14 de abril de 1992

El AVE cumple 25 años

La red de alta velocidad se estrenó en España con el trayecto Madrid-Sevilla 14 abril, 2017
  • El 23 de diciembre de 1988 el Consejo de Ministros adjudicó el llamado "contrato del siglo"
  • Una cuarta parte del presupuesto fue sufragado por los Fondos de Cohesión y Desarrollo Regional de la UE
  • En 2016, más de 35 millones de pasajeros subieron a los trenes AVE, lo que significó 1,8 millones más

El AVE Madrid-Sevilla, la primera línea de tren de alta velocidad en España, cumple, este viernes 14 de abril, 25 años desde su viaje inaugural. Hoy la red española de alta velocidad es la segunda del mundo (después de China) y la primera de Europa, con una extensión de 3.000 kilómetros.

La línea se inauguró oficialmente el 14 de abril de 1992 con la presencia, entre otros, de los entonces vicepresidente del Gobierno Narcís Serra y el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

Ese día, a las 07.00 horas, partieron dos trenes AVE simultáneamente desde la madrileña estación Atocha y la sevillana Santa Justa y, en un periodo de dos horas y 55 minutos, con una velocidad de 250 kilómetros por hora, cubrieron un trayecto de 471 kilómetros, lo que redujo dos horas el tiempo de viaje.

Fue la primera vez que España, coincidiendo con la inauguración de la Exposición Universal de Sevilla, adoptaba el ancho de vía ferroviario de alta velocidad, sistema empleado en Japón, Francia y Alemania.

El proyecto arrancó en 1988

Los antecedentes en la construcción, con tecnología de alta velocidad y ancho de vía nuevo en España, se remontan a diciembre de 1988 durante el Gobierno del socialista Felipe González.

El 23 de diciembre de ese año el Consejo de Ministros adjudicó el llamado "contrato del siglo", valorado en 85.383 millones de pesetas (513 millones de euros) y convocado por Renfe para modernizar su material rodante, mediante la adquisición de 24 trenes de alta velocidad y 75 locomotoras de gran potencia.

El Ejecutivo finalmente repartió el contrato entre la compañía francesa Alstom y la alemana Siemens AG, que incluía acuerdos para la fabricación en España de al menos el 85 % del material, así como para la reordenación de la industria ferroviaria nacional.

Una cuarta parte del presupuesto fue sufragado por los Fondos de Cohesión y Desarrollo Regional de la Unión Europea.

Las obras, iniciadas el 2 de octubre de 1989, tardaron cuatro años y medio en ejecutarse y en 1990 Renfe decidió llamar AVE al tren de alta velocidad, cuyo nombre constituía una simbiosis de las primeras letras de las palabras alta velocidad española y de la imagen de rapidez relacionada con los pájaros.

El 10 de octubre de 1991 Alstom entregaba a Renfe el primer tren de alta velocidad hecho en su factoría de Belfort y seis años después, en 1997, las líneas AVE empezaron a tener beneficios netos; era un año antes de lo previsto por la compañía.

En la actualidad son 32 los trenes AVE que cada día comunican Sevilla y Madrid y -según Renfe-, la cifra anual de viajeros supera los tres millones de viajeros.

Situaciones complicadas

La línea de AVE ha experimentado situaciones complicadas materializadas en algunas suspensiones temporales del servicio, y en dos ocasiones a consecuencia de atentados terroristas.

En 2001 ETA hizo estallar dos bombas causando destrozos en las proximidades de la estación de Ciudad Real y, en abril de 2004 entre las localidades toledanas de Mocejón y Villaseca de la Sagra.

Con anterioridad, durante las obras, el GRAPO colocó dos artefactos que provocaron daños materiales.

El AVE cumple 25 añosEl AVE cumple 25 años

Puntualidad

El AVE fue el primer sistema ferroviario del mundo que se comprometió con los pasajeros a mantener su puntualidad con la promesa de devolver el importe del billete si el retraso era superior a cinco minutos.

Ver también Los trenes AVE son los segundos más puntuales del mundo

Extensión de la alta velocidad por España

Desde su puesta en servicio estos trenes han sido utilizados por 69 millones de viajeros, incluida Córdoba como parada intermedia en el recorrido de AVE Madrid-Sevilla, a la que posteriormente, en 1992, se incorporó Málaga.

Tras el éxito de la línea Madrid-Sevilla, la red de alta velocidad se ha extendido a otras ciudades como Toledo, adonde llegó en 2005.

En 2003 el tren AVE había llegado también a Zaragoza y Lleida, en 2006 a Tarragona, en 2008 a Barcelona y en 2013 a Girona.

En 2007 se inauguró el servicio de AVE Madrid-Segovia- Valladolid y en 2015 en Palencia y León.

En 2016, más de 35 millones de pasajeros subieron a los trenes AVE
, lo que significó 1,8 millones más que el año anterior. Ver también Récord histórico del uso de la Alta Velocidad en España.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.