Diario 5382 22.09.2018 | 11:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a Pere Muñoz, director de la Agencia de Turismo de Baleares

Decrecer en verano y crecer en invierno, el objetivo de la promoción balear

Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera se enfrentan al reto de darle la vuelta a su promoción y conseguir el equilibrio turístico 16 mayo, 2017
  • "Las limitaciones al turismo serán necesarias si se pretende hacer que esta actividad económica sea sostenible", asegura.
  • Aboga por respetar lo que cada isla quiere y necesita: "Los consells son los responsables de cada marca insular, tengan o no las competencias en promoción"
  • "Pienso que es bueno que en esta legislatura sea Més per Mallorca quien gestiona Turismo. El contacto directo evita apriorismos y prejuicios"

Con 13 millones de turistas extranjeros en 2016, las islas Baleares viven varias paradojas turísticas. La mayor parte de esos visitantes se concentra en verano; muchas empresas trabajan entre seis y siete meses al año; la difícil situación de los competidores próximos el Mediterráneo ha provocado una afluencia masiva estival, incrementada por el alquiler vacacional, a un destino limitado en territorio y recursos... La Agencia de Turismo de Baleares (ATB), la entidad responsable de la promoción, ha iniciado este invierno un movimiento revolucionario: dejar de promocionar el verano para centrarse en el invierno y así, encontrar un equilibrio económico y social en la actividad turística.

El director de la ATB, Pere Muñoz, representante de la coalición Més per Mallorca, que se define como "de izquierdas, soberanista y ecologista", ha decidido empezar este invierno lo que, asegura, debería haberse hecho "hace 10 años": invertir el esfuerzo promocional y centrarse en el invierno y en los productos que las Islas ofrecen, para encontrar un equilibrio que a día de hoy no existe. "La gran concentración que vivimos en verano frente al bajón exagerado del invierno no es sostenible ni económica ni socialmente", asegura. La relación de los partidos que forman esta coalición con el turismo no siempre ha sido buena. "Se ha tenido más sensibilidad por temas sociales y culturales que económicos, por eso pienso que es bueno que en esta legislatura sea Més per Mallorca quien gestiona Turismo. El contacto directo evita apriorismos y prejuicios", reflexiona. De hecho, el conseller de Turismo, Biel Barceló, pertenece a esta coalición.

El director de la ATB reconoce que desde el Govern balear, ubicado físicamente en Mallorca, "muchas veces se ha tenido cierto menosprecio hacia la voluntad y la capacidad de los consells insulares", una situación que ha provocado malos entendidos y ha restado eficacia a las acciones.

Pere Muñoz, director gerente de la ATB.Pere Muñoz, director gerente de la ATB.

Desde esta nueva óptica del respeto por las necesidades y las decisiones de cada isla, que establece que "los consells son los responsables de cada marca insular, tengan o no las competencias en promoción" (ver: La promoción turística de las cuatro islas baleares se transferirá en 2018), Pere Muñoz analiza lo que cada una de las islas está haciendo bien o debería mejorar:

Mallorca:

Con buena nota: "La gran inversión privada, la apuesta del sector hotelero por mejorar las infraestructuras hoteleras. Esto, junto con la apuesta del sector público, otorga a Mallorca grandes ventajas competitivas" para revertir el punto negativo que viene a continuación.

Los deberes: "Necesita un reposicionamiento. Tiene una imagen negativa en Francia, en parte de Alemania, en Italia..."

Menorca:

Con buena nota: "La apuesta por un modelo turístico basado en la sostenibilidad".

Los deberes: "Explicar mejor esa apuesta y cuáles son los valores reales de la isla".

Ibiza:

Con buena nota: "Haber sido la segunda, después de Menorca, en poner en valor otros aspectos de su oferta más allá de la fiesta y las playas".

Los deberes: "Se han alcanzado algunos límites no deseables, y eso conlleva derivaciones que empezamos a ver en estos momentos, como los precios exagerados de los alquileres. Se hace necesario un cambio radical".

Formentera:

Con buena nota: "La apuesta por la sostenibilidad, con vehículos eléctricos, límite a los fondeos en la costa, protección de las praderas de posidonia oceánica..."

Los deberes: "Acusa una estacionalidad aun más fuerte que las otras islas, y eso es un problema".

Limitaciones necesarias y autocrítica

El responsable de la promoción de Baleares defiende la autocrítica, y opina que es necesaria tanto desde el Govern como desde el sector turístico, principalmente el hotelero. Defiende que las limitaciones al turismo serán necesarias si se pretende hacer que esta actividad económica sea sostenible, y emplaza a políticos y a hoteleros a "un diálogo no partidista". Recuerda cómo ese enfrentamiento vivido en ocasiones "no ha aportado nada bueno" y en cambio ha ahondado esa "percepción social crítica hacia el hotelero". ¿Una percepción justificada? En parte, sí, considera: "A algunos hoteleros les han faltado gestos para demostrar que se preocupan por la mejora laboral de sus empleados", en cambio, considera que sí han hecho sus deberes en cuanto a la renovación de la planta hotelera. "La Playa de Palma es un ejemplo de ello", asegura.

Parque eólico de Menorca.Parque eólico de Menorca.

Considera, también, que esas limitaciones que serán necesarias pueden utilizarse como herramientas de promoción porque el turista busca la exclusividad, "siempre que sepan explicarse", matiza. Opina que al Govern le ha faltado agilidad en ocasiones para explicar sus actuaciones en turismo, como en el caso del impuesto turístico: "El turista está acostumbrado a pagar, eso no hace que deje de venir, pero deberíamos saber explicarle mejor qué hacemos con su dinero, cómo nos ayuda a mejorar el destino".

Alquiler vacacional: el problema no es regular, sino hacer cumplir la norma

Muñoz opina que sería "mucho mejor que el alquiler turístico se regulara mediante una modificación de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) por parte del Gobierno central", pero dado que se ha decidido que sean las comunidades autónomas quienes regulen y que encima, se va a legislar cuando el problema ya existe, se trata de una situación complicada y con muchos intereses en juego. Las viviendas vacacionales modifican el urbanismo de las ciudades, reflexiona, "se ha de regular y se ha de ser restrictivo", dice, y añade: "igual que con las plazas hoteleras, unas y otras son plazas turísticas", aunque por otra parte reconoce que "esta actividad es beneficiosa para gran parte de la población", ya que "revitaliza pueblos enteros, el pequeño comercio y la restauración".

Así, "regular es imprescindible", pero a veces "el problema auténtico no es regular, sino hacer cumplir la ley, dotarla de suficiente dinero como para que pueda ser cumplida".

Puede descargarse la entrevista a Pere Muñoz, director de la ATB, y otros contenidos de la revista HOSTELTUR del mes de mayo, en este enlace.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.