Diario 5381 20.09.2018 | 17:11
Hosteltur: Noticias de turismo
La facturación se resentirá por la bajada de precios

Costa Cruceros prevé cerrar 2012 con un 13% más de pasajeros

Cada vez se vende más de último minuto 10 diciembre, 2012

Costa Cruceros prevé cerrar 2012 con un aumento del 13% en su volumen de pasajeros, en un año "muy difícil y complejo" para la naviera tras el naufragio del Costa Concordia y en un contexto de descenso generalizado de viajeros en el sector, con seis meses consecutivos de caídas.

"La facturación también crecerá, pero en menor medida porque los precios han bajado", ha asegurado el director general de Costa Cruceros para España y Portugal, Bernardo Echevarría, en una entrevista con Europa Press.

Según el directivo, el descenso en el número de cruceristas en los puertos españoles responde a la "importante" crisis de consumo existente, que afecta a la demanda.

A esto se añade que los precios en el mercado nacional de cruceros han caído entre un 20% y un 25% en 2012, lo que repercute en menores ingresos y en los márgenes de las navieras y de los touroperadores en la distribución. "En época de crisis hay que recurrir a precios de crisis y toca ganar menos", admitió.

Desde el inicio de la crisis, las tarifas de cruceros se han recortado y en los últimos dos años esta tendencia se ha acentuado, con una caída del 25% en el caso de Costa Cruceros. En el mercado nacional, Costa e Iberocruceros, propiedad del grupo Carnival, cuentan con una cuota del 40%.

Las subidas del IVA, de tasas y de impuestos "tampoco ayudan", apunta Echevarría, que recuerda que la incertidumbre sobre la situación económica y financiera hace que "el instinto de consumo a la hora de irse de vacaciones se resienta".

Sobre la tasa turística catalana, el directivo se mostró satisfecho con la decisión "inteligente" de la Generalitat de aplicarla solo a los pasajeros que pernocten. Según sus cálculos, la sola aplicación de la tasa sobre el 10% del tráfico de cruceristas hubiera anulado completamente su efecto, ya que las navieras optarían por otros puertos alternativos.

Importancia de la última hora

Ante este escenario, Echevarría considera que un aumento del 13% de pasajeros muestra que "las cosas se han hecho bien" y que un 8% en reservas anticipadas es un buen porcentaje en un mercado donde cada vez tiene más peso la compra de último minuto. En junio, julio y agosto la venta de cruceros se cerraba tres o cuatro días antes de su salida.

Para Costa, el hecho de que las ventas de último minuto se hayan prolongado toda la temporada también es "una muy buena noticia", ya que ha contribuido a desestacionalizar un sector para el que históricamente el 80% de las ventas se materializaban en el tercer trimestre del año (mayo, julio y agosto).

De hecho, Costa ha superado sus expectativas de lograr un 40% de ventas en el conjunto septiembre, octubre y noviembre, el trimestre que siempre es el más flojo del año en el mercado español, y eso, a pesar de ser "un año muy malo".

"El precio ha sido la gran lección de este verano. También el peso de la marca Costa nos ha dado una ventaja, en un momento de precios más o menos asequibles, la percepción calidad-precio del consumidor nos ha beneficiado", recalcó.

Simplificar tarifas

Echevarría cree que competir por precio "nunca es una buena estrategia sino una visión muy temporal de un negocio, pues siempre alguien puede vender más barato". Por ello, Costa ha simplificado sus tarifas en cuatro categorías: 'classic', 'premium', 'sanxara' y 'suite'.

Así el cliente percibe más fácilmente las tarifas y los servicios de cada producto, a modo de las categorías de un hotel. "El consumidor recela de un producto cuando se anuncian descuentos de hasta un 80%", señaló.

Costa también vende directamente a través de su web, ventas que todavía son marginales. "Hay consumidores que no van a ir nunca a una agencia de viajes y no queremos renunciar a llegar a ellos", explicó Echevarría. No obstante, no prevé desarrollar esta estrategia, ya que las ofertas o descuentos serán los mismos que los de los canales tradicionales.

En cuanto al acuerdo con Renfe para trasladar cruceristas en AVE a los puertos de origen, Echevarría aseguró que "funciona bien" aunque todavía no se le ha sacado todo el potencial desde los destinos.

"Se han producido ventas, aunque los números no son espectaculares. (*) Es un producto vendible, al que le falta más promoción, gestionar cupos y tarifas al estilo touroperador, con más flexibilidad, lo que ya está en vías de solucionarse, y aumentar la capacidad en vagones del AVE para equipajes", explicó.

Nuevo barco en 2014

De cara a 2013, Costa seguirá apostando por Barcelona y Valencia, donde aumentará un 10% sus escalas, pero reducirá un 29% su oferta en Málaga, descartándolo como puerto base.

Tras contar con un barco nuevo cada año desde hace 10 años, Costa no tendrá nuevo buque en 2013 pero incorporará en 2014 el barco más grande de su flota, el Super Costa, con capacidad para 5.000 pasajeros y una inversión de entre 600 y 700 millones de euros en su construcción, cuya base aún no está decidida. "Queríamos asegurarnos no tener sobre oferta en un momento de bajo consumo", concluyó Echevarría.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.