La actividad continúa “muy parada”

Las agencias esperan las reservas de ‘última hora’, que no acaban de llegar

Los turoperadores reducen la oferta

El ritmo de las reservas en las agencias de viajes es muy bajo, pese a que el viernes comenzaron las vacaciones para muchos españoles. El efecto de la crisis y el desempleo en el consumo interno se deja notar. Ante esta situación, las agencias esperan que las reservas de última hora, especialmente de cara a mediados de este mes y agosto, les salven los muebles.

 “Todo está muy parado, muy contenido en las agencias de viajes. También es cierto que los turoperadores han reducido y adecuado la oferta a la demanda. Pero las reservas están muy encima de la última hora”, asegura a este diario José Manuel Maciñeiras, presidente de AEDAVE, que añade que “mientras que la situación económica y de empleo no mejore, no habrá crecimiento, aunque esperamos que se produzca un aumento de la actividad a tenor de las cifras positivas del BSP y Familitur, aunque todavía no sabemos si será una tendencia o algo coyuntural”. Maciñeiras considera que “habrá que esperar al final de la temporada para hacer un balance fiable y una comparación con el año pasado, que tuvimos un verano muy malo”.

 En este sentido, cabe recordar que las últimas cifras conocidas del BSP, correspondientes a la producción de mayo, arrojó un aumento del 3%, siendo el primer mes de crecimiento en lo que va de año. Algo tomado con optimismo, pero también con prudencia por el sector. Por su parte, el informe Familitur del Instituto de Estudios Turísticos, referido a los viajes de los españoles, apunta un aumento del 14% en mayo, si bien estas estadísticas no desglosan las reservas hechas en agencias e incluyen todo tipo de desplazamientos.

 Más reservas pero no más facturación

Por su parte, la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) ha realizado una encuesta entre sus asociadas que arroja una estimación de previsible crecimiento de entre el 3% y el 4% en el número de reservas “en el mejor de los casos”, si el efecto de reservas “de ‘última hora’ tiene un buen comportamiento, según la tónica de los dos últimos años”.

 Según ACAV, la ‘última hora’ “acabará de marcar el crecimiento del sector, muy influenciada por las ofertas continuas, que en algunos casos hará aumentar el número de reservas pero no la cifra de negocios”.

 Esta precaria situación de emisor contrasta con un buen año del receptivo, que está aprovechando el redireccionamiento de flujos turísticos desde el norte de África y la recuperación de los mercados emisores europeos.

 Aumento de precios

 Esta situación de estancamiento del emisor está conviviendo con un ligero aumento de los precios en los destinos costeros españoles. Esto es debido al buen comportamiento que está teniendo en receptivo. Esta situación ha generado un aumento de los precios en las costas españolas, y este año los turistas nacionales tendrán menos plazas a elegir en competencia con los internacionales.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.