XII Jornada de Mercados Emisores de la FEHM

El mercado británico es más rentable: el gasto crece más que las llegadas

El mercado británico, el primer emisor de turistas a España, ha registrado en el primer trimestre del año un cambio de tendencia importante: el gasto aumenta más que el número de los turistas que llegan, invirtiéndose la tendencia a más turistas y menos gasto. Así lo ha destacado el consejero de Turismo en Londres, Javier Piñanes, quien ha acotado, no obstante, que aún falta por mejorar los niveles de gasto medio por turista que se situó en 911 € (+0,3%), cuando la media es 1.027, y el gasto medio diario en 113 € cuando la media es de 129 €.

Piñanes ha presentado las tendencias de la demanda del turismo británico en la XII Jornada de Mercados Emisores celebrada en Palma de Mallorca, organizada por la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), en colaboración con Turespaña (ver también: El turismo alemán cae en Baleares un 8-10% según las ventas hasta abril y Las reservas del mercado francés a Baleares bajan por la demanda de Túnez).


El mercado británico, el más importante para España, con uno de cada cuatro que recibe el país, ha registrado en 2016 unas "cifras espectaculares", con la llegada de 17,8 M de turistas británicos (+12,4%) y un gasto de 17.000 M € (+12,8%). Unos datos que, según ha destacado el consejero en Londres, reflejan por una décimas el comienzo de un cambio de tendencia en cuanto a la rentabilidad, al ser superior el crecimiento del gasto al del número de turistas y que se está profundizando este año, acercando aún más al objetivo de rentabilidad.

En tal sentido, Piñanes ha señalado que durante el primer trimestre de 2017 España ha recibido 2,8 millones de turistas británicos, un 11% más, mientras que en los tres primeros meses del año, Reino Unido fue el país emisor con mayor gasto acumulado, hasta los 2.604 millones de euros, un 17,1% más que en el primer trimestre de 2016; es decir una diferencia de seis puntos porcentuales entre los crecimientos de gasto y llegadas a favor del primero, lo que acerca aún más a los objetivos básicos de rentabilidad.

El mercado británico es más rentable: el gasto crece más que las llegadasEl mercado británico es más rentable: el gasto crece más que las llegadas

No obstante, ha acotado que aún queda por mejorar los niveles de gasto medio por turista que se situó en 911 € (+0,3%), cuando la media es 1.027, y el gasto medio diario en 113 € cuando la media es de 129 €.

Relevancia del viaje organizado

Otro dato destacado por el consejero de Turismo en Londres es el hecho de que el viaje organizado ha aumentado en el mercado británico, llegando en 2016 casi al 40%. Piñanes ha explicado que “es un mercado muy dependiente de este tipo de viajes, prácticamente ellos lo inventaron y popularizaron”.

Señaló que la importancia que ha cobrado se debe a que el turista británico, ante la eventualidad de cancelaciones –quiebras de turoperadores, huelgas de controladores, amenazas terroristas, cenizas volcánicas, y otros incidentes-, prefiere la seguridad que le da el contrato de paquete y estar protegido por el fondo ATOL. Asimismo, también le compensa el precio y la comodidad de no tener que planificar la logística y los distintos aspectos de un viaje. En cuanto a España, las cifras son aún mayores: los británicos que vinieron con viaje organizado alcanzaron un 46% en invierno y un 43% en verano.

En cuanto a Baleares, en 2016 llegaron a la islas 3,7 M de turistas británicos (+5%) e hicieron un gasto de 3.329 M € (+7%). El gasto medio por turistas es de 900 €, menor que el gasto medio de España; y el gasto medio diario es de 129 €, más alto que el medio diario de 113 € de España.

Los turistas británicos llegan a Baleares en viajes individuales y organizados en una proporción del 50-50%, siendo la segunda comunidad con mayor dependencia de la turoperación británica, después de Canarias.

Posicionamiento de España

España se mantiene como primer destino de los británicos, con la mayor cuota de este mercado, un 20%, frente a los otros destinos: Francia un 13%, Italia-EEUU-Irlanda equiparados con un 5%, y Portugal un 4%. “Turquía y Túnez prácticamente han desaparecido del mapa precisamente por esa sensación de inseguridad”, ha apuntado.

Según Piñanes, España permanece en el top of mind de los deseos de viaje y es su primera imagen cuando piensa en a dónde quiere viajar, aunque mantiene todavía una gran concentración geográfica del 90% en destinos de costas e islas.

Turistas británicos (Foto: EFE/JAVIER FUENTES).Turistas británicos (Foto: EFE/JAVIER FUENTES).

No obstante, un aspecto importante es la amplia diversificación de la oferta turística española que además del sol y playa, ofrece naturaleza, deportivo, cultura, rural, compras gastronomía, algo que valoran mucho los turoperadores.

El mercado británico está registrando un fuerte crecimiento de los viajes de city break, si bien Madrid y Barcelona concentran el 37% de las escapadas urbanas.

Señaló que España tiene una buena posición en viajes de City Break y el turismo cosmopolita, “pero tenemos una fuerte competencia de Francia e Italia”. Destaca que por ello en el plan estratégico de Turespaña se establece como prioridades la captación del turista cosmopolita y la promoción de otras ciudades para los city breaks, más allá de Madrid o Barcelona. “Palma tiene todas las características para atraer a este turista”.

Según el último informe sobre este segmento, hay un potencial en Reino Unido de 6 M, sobre todo procedentes de Londres y la zona sur de Inglaterra. España tiene una cuota de un 11% en el mercado cosmopolita británico, superior a otros países europeos -Italia 10%, Francia 7%, Bélgica y Países Bajos 7% y Alemania 4%; y los EEUU 10%-. Su estancia media es de 3,5 días y el gasto medio diario 120 libras esterlinas (142 €).

Evolución de reservas

En cuanto a las reservas para este verano, presentan una evolución muy positiva, según Piñanes. España registra un incremento del 9%; Baleares presenta crecimientos de un 2% general y un 3% para Mallorca. El mercado general peninsular un 16% y Canarias un 2%.

En cuanto a la competencia, la evolución es negativa para Italia y Francia, con un -1% y -3%, respectivamente. “Portugal, Grecia y Croacia serán nuestros más fuertes competidores con crecimientos del +6%, +10% y +37%, respectivamente; mientras Turquía y Egipto están desaparecidos del menú de opciones, con -20% y -40%, respectivamente”.

Retos pendientes

El consejero ha reiterado que España mantiene su liderazgo, destacado los aspectos positivos y negativos de ese posicionamiento.

Aspectos positivos: la conectividad aérea y las infraestructuras; cercanía y familiaridad, el turista británico aprecia le trato que recibe en España; la calidad-precio, con un 44% que valora este atributo en España; fidelidad del mercado, un 40% repite el destino España hasta siete veces; la diversificación de la oferta española; el buen clima; seguridad, un rasgo muy importante del país para casi la mitad de los turistas británicos; los city breaks están creciendo más que los viajes de sol y playa aunque éste sigue siendo el primer producto.

Aspectos negativos: rentabilidad por debajo de la media de los demás mercados; persistente estacionalidad y concentración geográfica entre un 88-90% en destinos de costas e islas; fatiga de éxito y destino poco aspiracional, "se nos empieza a ver como un destino poco original, poco juvenil y saturado de británicos; excesiva dependencia del sol y playa; excesiva dependencia de los turoperadores.

Impacto del Brexit

En cuanto al Brexit, el consejero de turismo en Londres reiteró que "no es algo inmediato sino un proceso, por tanto, las consecuencias no son automáticas, por lo menos no se percibirán durante los dos años que durarán las negociaciones. No sabemos lo que pueda ocurrir".

No significa que no se sientan efectos a corto plazo especialmente derivados de la evolución relación de la libra esterlina y el euro. Si la libra esterlina se depreciará más, el turista británico podría reducir el gasto y el número de estancias.

Más a mediano y largo plazo ha identificado cinco temas a considerar: -Si se producen cambios en cuanto al acceso a Europa y se piden visados, lo cual sería una incomodidad a veces asociada a un gasto para el turista. -El impacto en la aviación civil y las conexiones aéreas. -La Sanidad y la tarjeta sanitaria: si hay cambios, obligaría a los turistas británicos a contratar seguros adicionales y esto va a ser otra incomodidad que podría desanimar a muchos a viajar. -La directiva de viajes combinados, aunque el Reino Unido tiene un sistema de protección a sus turistas superior incluso que el comunitario. -En cuanto a los británicos residentes y propietarios, del problema estaría en si no se mantienen los acuerdos en cuanto a residencia e impuestos.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.