¿Preparados para el cambio?

Conclusiones del Sharing Madrid sobre economía colaborativa y turismo

Una cita con una realidad paralela en continua evolución

Durante unos días, Madrid se ha convertido en el centro neurálgico de la economía colaborativa en España. El evento Sharing Madrid, organizado por la Asociación Adigital y el colectivo Sharing España, ha congregado nombres de gran relevancia en diversos sectores tanto en lo privado como en lo gubernamental para analizar la situación actual de la economía colaborativa. Desarrollar un espacio de debate y analizar aspectos tan significativos como la regulación, los nuevos modelos de negocio o la adopción de estos nuevos planteamientos de cara al cliente, han sido algunos de los interrogantes sobre los que se ha debatido durante dos interesantes jornadas.

El inestable panorama regulatorio en nuestros país y la falta de uniformidad en el criterio de toma de decisiones hacen necesaria una puesta en común generalizada que unifique el pasado, presente y futuro de sectores productivos como el turismo. El desarrollo tecnológico genera cambios veloces que vienen acompañados de un proceso de adopción por parte del consumidor que produce una situación de desequilibrio en el mercado. Esta situación favorece la aparición de nuevas fórmulas con las que solventar necesidades dando uso a estructuras más livianas a partir del aprovechamiento de los recursos existentes. Según palabras del economista Juan Ramón Rallo durante el evento: “El proceso competitivo implica estar despiertos, ser dinámicos y disruptivos, en permanente innovación". Una vez entendamos este paradigma dentro de un ecosistema consensuado, regulado, participativo y proactivo se podrán desarrollar productos turísticos más alineados con la demanda.

La tecnología y la innovación revolucionan el sector turístico de manos de la economía colaborativa.La tecnología y la innovación revolucionan el sector turístico de manos de la economía colaborativa.

La regulación del alojamiento turístico a debate

En una de las mesas de debate titulada “Las nuevas tendencias del alojamiento turístico a examen”, compuesta por Joseba Cortázar Director de comunicación de HomeAway España, Eliseo Martínez Socio Director de Ius + Aequitas, Ángel Mesado Public Policy Manager de Airbnb y María Sobrino Subdirectora de Estudios e Informes del Departamento de Promoción y Competencia de la sue, se extrajeron conclusiones poco alentadoras sobre la regulación en nuestro país. Un sistema descentralizado hace más complicada la unificación en criterio. Contando con un 75% de las viviendas turísticas, se propone una regulación diferenciada entre lo profesional y no profesional sobre alojamientos turísticos. Debemos dar cabida a una oferta con condiciones específicas para que pueda llegarse a un punto intermedio de regulación realista. Ejemplos en la regulación exitosa existen en países como Reino Unido, Croacia, Francia, Italia y Portugal, entre muchos otros. Según comentó Ángel Mesado de Airbnb: “Más de 3 millones de españoles utilizan Airbnb para viajar fuera de España”. Bajo un planteamiento global de usuario productor-consumidor, Airbnb cuenta con más de 300 acuerdos con gobiernos de todo el mundo. Se plantea un escenario sobre 4 pilares básicos en relación a su plataforma y el mercado:

  • Democratizar la economía.
  • Redistribución de riqueza.
  • Regulación normativa.
  • Seguridad y transparencia en los pagos.

Este cambio de paradigma puede verse reflejado por acciones promocionales como la que plantea Turismo de Suecia que, junto a Airbnb, ha lanzado “Freedom to Roam”, una campaña que busca reconectar al viajero con el destino transmitiendo su propuesta de valor a través de las personas y la identidad del lugar. Puedes ver el video de la campaña:

La confianza y la adaptación al cambio son las nuevas estrellas del hotel

Según palabras de Jaime Rodríguez, General Manager Iberia de Blablacar, sobre la economía y su entorno de confianza: “La puntuación basada en las opiniones se ha convertido en las nuevas estrellas de los hoteles”. De este modo, debemos ser flexibles sobre la percepción del cliente y la forma en la que contempla la confianza como un elemento diferencial. En turismo, es importante que relacionemos conceptos como la reputación online o la transparencia en favor de la excelencia en el servicio ya que este enfoque será percibido por el viajero.

Disponer de una capacidad realista de autocrítica y flexibilidad en un mercado dinámico y cambiante como el turismo, nos permite adaptarnos a las circunstancias. Jaime también comentó sobre este tema: “Pensábamos que nuestro cliente principal sería el Millenial pero la realidad nos ha demostrado otra cosa”.

El futuro del turismo lo determinarán los viajeros

La segunda mesa relacionada directamente con el turismo ha estado compuesta por Rafael Martínez Cortiña de Thinkeers y el analista turístico Fernando Gallardo. Un interesante debate en torno a las problemáticas y oportunidades que plantea el panorama turístico en la actualidad.

El turismo se sustenta en valores como la felicidad y el miedo por parte del viajero. Según comenta Fernando Gallardo: “Cuando surge el miedo aparecen muros frente al turista. No existen fronteras entre el residente y el turismo a través de la digitalización. El espacio físico y el virtual se combinan a modo de desafío para el sector turístico”. El turismo es un concepto relacionado con la paz y la felicidad. Mecanismos sociales, culturales y tecnológicos que establece el marco de desarrollo turístico. En relación a los cambios que estamos viviendo, Fernando plantea una serie de afirmaciones interesantes:

  • “La experiencia del viaje no queda solamente en la semana de tu viaje a Cancún sino que esa experiencia empezó en una etapa anterior y perdurará en el tiempo”.
  • “La economía colaborativa no deja de ser economía al fin y al cabo”.
  • “Todos estamos ayudando a construir el producto que consumimos”.
  • “Las compañías turísticas van a ser sustituidas por empresas tecnológicas, gracias a tecnologías como el Blockchain”.

Colocando al viajero en el centro de todo lo que ocurre en el turismo, seremos capaces de ordenar modelos de negocio, tecnología o procesos que adecúen la oferta a sus necesidades. A partir de ahí, la innovación suma y queda en nuestra mano optar por la puesta en común de mejoras que optimicen productos y que nos ubiquen en un proceso de reinvención y mejora competitiva.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.