Según el Ayuntamiento, que le propone un encuentro

Airbnb, la única que sigue operando en Barcelona al margen de la legalidad

La plataforma quiere que la reunión se abra a las familias

El Ayuntamiento de Barcelona ha enviado esta semana una carta a Airbnb en la que le propone un nuevo encuentro, como ya anunció la semana pasada la tercera teniente de alcalde, Janet Sanz (‘Airbnb tiene un problema... y lo sabe’, publicado por HOSTELTUR noticias de turismo). El Consistorio le recuerda que su “voluntad y esfuerzo es trabajar para encajar dentro de la legalidad vigente el alquiler de viviendas para el uso turístico”, subrayando que “es la única gran plataforma que sigue operando en la ciudad al margen de la legalidad catalana”. Airbnb por su parte espera que a la reunión puedan asistir también las familias que ofrecen sus viviendas en la web.

En la misiva, enviada desde el Área de Ecología, Urbanismo y Movilidad y la Concejalía de Empresa y Turismo, se informa a la empresa de que el Consistorio ha llevado a cabo en los últimos meses “un conjunto de medidas para ordenar el alquiler vacacional en la ciudad y garantizar que se cumplen las leyes vigentes”.

Algo que Airbnb no hace, según denuncian desde el Ayuntamiento, ya que la legislación prohíbe ofrecer pisos turísticos sin licencia, además de haber rechazado formar parte de la mesa de trabajo estable con las otras plataformas de alojamiento turístico.

La semana pasada, el gobierno de la alcaldesa Ada Colau exigió de nuevo a Airbnb que cumpliera con la legislación de una vez por todas y dejara de anunciar pisos sin licencia a través de su página (‘Barcelona se pone seria con Airbnb’).

Airbnb defiende que siempre ha estado abierta a mantener reuniones con el Consistorio, pero que éste ha desistido de las conversaciones “en favor de una campaña de miedo y confusión contra los barceloneses”.Airbnb defiende que siempre ha estado abierta a mantener reuniones con el Consistorio, pero que éste ha desistido de las conversaciones “en favor de una campaña de miedo y confusión contra los barceloneses”.

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha formalizado la sanción de 600.000 euros que se ha estado tramitando los últimos meses por reincidencia a la hora de ofrecer pisos sin licencia (‘El negocio de Airbnb en Barcelona: 3.812 pisos ilegales y 84 intermediarios’), y prepara la tramitación de otra con la voluntad de que se avengan a cumplir la ley.

Además, trabajará con la Generalitat para endurecer la legislación vigente y la Ley de Turismo de Cataluña, con el objetivo de incrementar las sanciones por reincidencia y superar el umbral de 600.000 euros por infracciones muy graves.

Expedientes abiertos

Desde enero de 2016 al pasado mes de mayo el Ayuntamiento ha abierto 5.909 expedientes disciplinarios por pisos ilegales, de los que 3.211 han sido sancionadores. Además se han dictado 2.189 órdenes de cese a viviendas que operaban sin disponer de la licencia correspondiente. De ellas, 628 han acatado la orden, y además se han dictado 127 precintos.

En cuanto a los casos de realquiler de pisos, desde la puesta en marcha del plan de choque en julio del año pasado y hasta el 31 de mayo el Consistorio ha recibido alegaciones de propietarios diciendo que su piso estaba realquilado en 316 casos.

Respuesta de Airbnb

Airbnb se ha mostrado dispuesta a reunirse “lo antes posible” para discutir “cómo hacer frente a los malos actores y a la vez proteger a las familias locales que comparten su hogar”. Asimismo espera que el Ayuntamiento esté de acuerdo en abrir esta reunión a las familias para que “les explique qué legislación deberían seguir y que tomen nota de cómo su campaña de miedo y confusión les ha afectado”.

En este sentido la plataforma defiende que siempre ha estado abierta a mantener reuniones con el Consistorio, pero que éste ha desistido de las conversaciones “en favor de una campaña de miedo y confusión contra los barceloneses”. Por ello ahora espera que esté de acuerdo en “reunirse con estas familias, escuchar sus historias y descubrir cómo la posibilidad de compartir su hogar les ayuda a mantener su economía”.

Aibnb asegura que ha trabajado con más de 300 gobiernos en todo el mundo y que, sólo en Europa, mantiene negociaciones con más de 100 para fijar una regulación “clara y sencilla”. Además afirma que en Barcelona ha eliminado más de 1.000 anuncios que “podrían afectar a la disponibilidad de alojamiento a largo plazo como parte de su política ‘un anfitrión por hogar’, cifra que duplica la de alojamientos turísticos clausurados por el Ayuntamiento”.

La plataforma ha confirmado que recurrirá la multa impuesta por el Consistorio, que en su opinión es contra las familias locales que comparten su hogar, ya que legislación de la ciudad fue redactada antes de la creación de la plataforma.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.