Informe de Magma Hospitality Consulting

El alquiler variable se consolida como el modelo preferido por la hotelería

El alquiler variable sigue siendo el principal modelo de negocio en la hotelería española, según el informe ‘Gestión de activos hoteleros 2017’ elaborado por Magma Hospitality Consulting. Por dos razones: porque permite actualizar la renta en función de la marcha del mercado y porque el gestor comparte el riesgo con el propietario. Además, hay que tener en cuenta que este es el modelo al que están obligadas las socimis, el principal actor del mercado.

Los propietarios que apostaron el año pasado por el alquiler variable obtuvieron una mayor rentabilidad que los que se decantaron por el fijo, según ha detallado Albert Grau, socio director de Magma. Ello es debido a que se beneficiaron de la buena marcha del sector que creció en precios, ocupación y facturación. De hecho, en 2016 no hubo ni una sola renegociación de contrato a la baja. El 60% de las operaciones de renta variable se basaron en un porcentaje de los ingresos de entre el 26% y el 30% mientras que el 33% lo hicieron sobre una horquilla del 20-25%. Un detalle más

El informe de Magma muestra que el 41% de las operaciones que se hicieron el año pasado correspondieron a contratos de alquiler variable (24%) y fijo (18%) frente al 16% de los de management, que cayeron más de un 3% en relación a 2015, o el 11,7% de las franquicias, ambas opciones más anglosajonas. Las operaciones de compraventa superaron el 30%.

Albert Grau, socio director de Magma Hospitality ConsultingAlbert Grau, socio director de Magma Hospitality Consulting

Las rentas

La mayoría de los contratos de alquiler (56,6%) tienen una duración de entre 11 y 15 años y cada vez más son de obligado cumplimiento en contraste con lo que ocurría durante el período de crisis cuando se podían rescindir en cualquier momento.

En 2016, la renta del 76% de los alquileres fijos se situó entre los 3.001 euros y los 9.000 euros por habitación y año, lo que representa un incremento del 13% con respecto al año anterior. Por encima de esa cantidad se firmaron el 17% de los contratos, un 4% más, mientras que por debajo de los 3.000 euros apenas hubo un 7% (-18%).

En cuanto a las compras el valor medio por habitación se situó entre los 60.000 y los 120.000 euros , siendo los establecimientos de tres estrellas los que más interés captaron al ofrecer más posibilidades de reposicionamiento.

Previsiones para este año

Las perspectivas para este 2017 son positivas pues se espera que la demanda turística nacional siga creciendo lo que sin duda es muy importante para ciudades secundarias como Burgos, Valladolid o Granada en las que “hay oportunidades de inversión muy interesantes con rentabilidades de entre el 7% y el 8% frente al 4% de Madrid o Barcelona o el 5% de destinos como Sevilla o San Sebastián”.

Un año más España se seguirá beneficiando del turismo prestado por países competidores golpeados por el terrorismo, los cuales están tratando de captar visitantes vía precio. “Lo importante es hacer los deberes y estamos viendo mucho reposicionamiento de los hoteles en España”, afirma Grau.

Las socimis y los fondos de inversión serán los principales actores en el segmento de las transacciones ganando cada vez más terreno a las cadenas. Por otro lado, la industria vaticina que a lo largo de este año se producirá alguna fusión, integración o compraventa entre hoteleras en España. Así lo cree el 52% de las cadenas encuestadas.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.