El Tribunal Laboral Superior de la ciudad belga de Mons decidirá sobre la causa presentada por los TCP

El personal de Ryanair puede acudir a jueces fuera de Irlanda, dice el TJUE

Los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair no están obligados a acudir a la Justicia de Irlanda, donde está domiciliada la aerolínea, sino que pueden acudir a los tribunales de los países en los cuales residen, según una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), publicada este jueves.

El alto órgano judicial comunitario con sede en Luxemburgo responde así a una consulta elevada por el Tribunal Laboral Superior de la ciudad belga de Mons sobre su competencia para actuar en un caso presentado por un grupo de auxiliares de vuelo de la compañía que afecta a la aerolínea de bajo coste y a la también irlandesa Crewlink, especializada en formación y contratación de ese colectivo, y sobre el que le tocará decidir sobre la materia de fondo.

Entre 2009 y 2011, ambas empresas dieron empleo a trabajadores portugueses, españoles y belgas cuyos contratos estaban redactados en inglés, se regían por el derecho irlandés e incluían un acuerdo atributivo de competencia a favor de los tribunales irlandeses.

El personal de Ryanair puede acudir a jueces fuera de Irlanda, dice TJUEEl personal de Ryanair puede acudir a jueces fuera de Irlanda, dice TJUE

Además, consideraban que el personal de cabina realizaba su trabajo en Irlanda porque ejercían sus funciones a bordo de aviones matriculados en ese país. Sin embargo, se designaba como base el Aeropuerto de Charleroi, Bélgica, donde los empleados comenzaban y terminaban su jornada de trabajo, además de estar obligados por contrato a residir a menos de una hora del aeródromo.

En 2011, seis trabajadores acudieron a la Justicia belga porque consideraban que Crewlink y Ryanair estaban obligadas a cumplir las leyes de ese país y los tribunales de ese Estado eran competentes ante sus pretensiones.

Entonces, el Tribunal Laboral Superior de la ciudad belga de Mons pidió al TJUE interpretar el reglamento de la UE sobre competencia judicial en material civil y mercantil en relación con el sector de la navegación aérea.

En su sentencia, la corte comunitaria considera oportuno determinar en qué Estado miembro se sitúa el lugar a partir del cual el trabajador efectúa sus misiones de transporte, al que vuelve tras dichas misiones, en el que recibe las instrucciones sobre las mismas y en el que organiza su trabajo, y el lugar en el que se encuentran sus herramientas de trabajo.

También solicita tener en cuenta el lugar en el que estén estacionadas las aeronaves en las que trabajan de forma habitual.

Añade que tan solo si el asunto juzgado tuviera "vínculos de conexión más estrechos" con otro lugar distinto del de la base, el Aeropuerto de Charleroi en este caso podría recurrirse a los tribunales de otros países.

Asimismo, especifica que el Estado miembro a partir del cual los empleados desempeñan habitualmente su trabajo tampoco es asimilable al territorio del Estado miembro cuya nacionalidad ostentan las aeronaves de la aerolínea.

Además, recuerda que en el caso de los litigios relativos a contratos de trabajo, el objetivo de las normas europeas de competencia judicial es "proteger a la parte contratante más débil", e insiste en que permiten al trabajador demandar a su empresa ante el tribunal que considere más cercano a sus intereses.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.