Finnair quiere disponer de datos más precisos sobre el peso en sus vuelos

Una aerolínea tradicional comienza a pesar a sus pasajeros

Finnair ha comenzado un nuevo programa en el que pesa a los pasajeros antes del despegue, con el objetivo de disponer de datos más precisos sobre el peso en sus vuelos. La aerolínea finlandesa está recopilando estos datos con la intención de mejorar los procesos de cálculo de peso, carga y equilibrio de los aviones, lo que le permitirá hacer una estimación más exacta de los requerimientos de combustible y una gestión más eficiente de sus costes operativos.

Según ha confirmado Paivyt Tallqvist, director de relaciones con los medios de Finnair, la aerolínea comenzó el programa esta semana, en el Aeropuerto de Helsinki-Vantaa, hub y principal base operativa de la compañía. Tallqvist ha precisado que, no obstante, los pesajes son voluntarios y anónimos. "Nadie es forzado a subirse a la báscula. Muchos han querido participar”. De hecho, la aerolínea consiguió en los primeros días alrededor de 180 voluntarios, “más de lo esperado”.

Una aerolínea tradicional comienza a pesar a sus pasajeros (Foto: Imagen de Twitter @Finnair).Una aerolínea tradicional comienza a pesar a sus pasajeros (Foto: Imagen de Twitter @Finnair).

Actualmente, al igual que la mayoría de las demás aerolíneas, Finnair utiliza las estimaciones de peso promedio de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), un informe compilado hace ocho años. Pero Finnair dijo que quería datos más actualizados para ayudar a planificar sus vuelos. Las aerolíneas solo conocen el peso del avión, del combustible y el del equipaje facturado que no va con el viajero durante el vuelo, y en cuanto al de los pasajeros, las estimaciones de EASA: hombre 84,6 kilos, mujer 66,5 kilos y menor de 12 años 30,7 kilos. Sin embargo, cálculos más recientes de otros organismos indican cambios en estas cifras con una tendencia a un aumento.

Finnair espera obtener un total de 2.000 pesajes y una imagen más precisa de los pesos promedio de los hombres, mujeres y niños que vuelan con la compañía. Llevará a cabo el estudio durante el invierno y la primavera, ya que el equipaje de mano y los abrigos tienden a ser más pesados en invierno que en primavera. "El peso del avión impacta en muchas cosas", incluidos los niveles de combustible y la velocidad y el equilibrio del avión, recordó Tallqvist.

¿Cuestión de peso o espacio?

En el pasado, varias aerolíneas se han visto enfrentadas a la opinión pública e incluso llevadas a la justicia por cobrar un segundo pasaje a los pasajeros obesos que ocupaban dos asientos (ver: Condenan a Air France por hacer pagar un sobrecoste a un pasajero obeso y : Los pasajeros obesos de United Airlines deberán pagar dos plazas), aunque el objetivo era el poder utilizar todas sus plazas y la comodidad de o tros pasajeros.

Ryanair, la low cost irlandesa que en varias ocasiones ha sido acusada de poner en sus aviones cantidades de combustible inferiores a la reglamentaria para, precisamente, volar con menos peso y rentabilizar más sus operaciones –información negada por la compañía-, sugirió hace unos años el cobro de un fat fee a los pasajeros con mayor volumen, justamente en 2009, el año siguiente a las innumerables quiebras por el precio del combustible, cuyo peso es mayor en la estructura de costes de las aerolíneas low cost y chárter que en la de las tradicionales.

En 2013, Samoa Air introdujo su innovador sistema de “pague por lo que pese", convirtiéndose en la primera aerolínea del mundo en cobrar a los pasajeros por lo que pesan (ver: Un pasaje de 60 kilos, por favor), con enfoque en el factor carga y en el combustible requerido para su transporte. La pequeña operadora del archipiélago del mismo nombre argumentó entonces que la medida estaba más que justificada, teniendo en cuenta que, según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el 75% de los habitantes del pequeño archipiélago de la Polinesia padecía de sobrepeso. Por otra parte, defendió que también había beneficiado con tarifas más baratas a familias que viajan con niños y no tienen el peso de un adulto y, sin embrago, pagan una tarifa estándar.

El presidente de Samoa Air expresó en ese entonces que estaba convencido de que la tarifa por peso es "el concepto del futuro" y estaba seguro de que la industria aérea comenzaría a ver las ventajas. La primera en hacerlo ha sido la estadounidense Hawaian Airlines, autorizada por el Departamento de Transportes (DOT) de los EEUU (ver: Pasajeros gordos en aviones: polémica abierta).

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

José Ramón Puga Mansilla13/11/2017 12:11:14

La polémica se está desarrollando sobre la posibilidad de que las compañías aereas empiecen a cobrar un precio en función del peso del pasajero. Aunque pudiera ser una posibilidad (discriminatoria e injustificada a mi entender), se está obiando lo que considero es causa primera de esta iniciativa. Y es la de tratar de estimar mejor el peso real de los pasajeros para podel calcular correctamente el peso total al despegue y el centro de gravedad. La carga, combustible, equipaje, y peso de la aeronave en vacío se conocen, pero el peso de los pasajeros y tripulantes se calculan por estimación. El valor que actualmente se usa pudiera estar desfasado por antiguo y porque el peso del ciudadano medio ha aumentado en los últimos 20 años. Si bien en un avión de tamaño medio hay margen suficiente y el peso del pasaje tienen menos importancia, esto no es así cuando el peso total se acerca al Máximo permitido de despegue (MTOW), como puede pasar en rutas más largas o en aviones más pequeños (vease el accidente del Vuelo 5481 de Air Midwest). Por eso es importante saber cuanto pesa el pasaje.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.