Diario 5323 16.07.2018 | 07:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Tras su cese del viernes quería volver el lunes

Royal Caribbean impide la entrada a Lucas y su notario

5 diciembre, 2013

Tras su salida forzosa el viernes pasado del edificio Pórtico, sede de Nautalia y Pullmantur, José María Lucas quiso volver este lunes con un notario para dejar constancia legal de la reunión que quería mantener con el presidente de Pullmantur y Royal Caribbean Holding Spain, Gonzalo Chico, pero le fue impedido el paso en recepción. 

Lucas, director general efectivo de Nautalia Viajes hasta el viernes 29 de noviembre, quería dejar constancia legal de su desacuerdo con el cese forzado, en base a la diferencia entre la indemnización que le propuso Gonzalo Chico, y la que él reclama en base a lo considera estipulado en su contrato.

Según ha podido saber este diario, cuando a comienzos de 2011 empezaba a tomar cuerpo lo que en abril de ese año se lanzaría como Nautalia Viajes, José María Lucas firmó un contrato como director general de la agencia, en el que una de las cláusulas destallaba una determinada indemnización en caso de que el accionariado de la agencia sufriera algún cambio significativo.

Ese cambio está próximo a producirse, a tenor de lo avanzado de la negociación de Royal Caribbean (propietaria de Pullmantur y Nautalia) con Gowaii y el fondo Springwater. Y lo cercano de ese acuerdo fue lo que produjo una reunión entre José María Lucas, Gonzalo Chico, y el vicepresidente comercial de Pullmantur, Antonio Díez.

En esa reunión del viernes 29 de noviembre por la mañana, Chico le puso sobre la mesa a Lucas para su firma la carta de renuncia, que el máximo directivo de Nautalia no firmó, al no coincidir la indemnización que incluía con la que él asegura que se estipula en su contrato en caso de cambio de accionariado, y que Royal Caribbean no reconoce.

Fue en la tarde de ese viernes cuando se produjo la salida forzada de Lucas de la sede de Nautalia y Pullmantur, en el madrileño edificio Pórtico. No obstante, este lunes 3 de diciembre, José María Lucas volvió al edificio, acompañado de un notario que dejara constancia legal de lo que se dijera en la reunión que pretendía con los representantes de Royal Caribbean. Pero la reunión no se produjo al serle impedida la entrada.

Sede de Pullmantur y Nautalia, en el edificio Pórtico de Madrid.Sede de Pullmantur y Nautalia, en el edificio Pórtico de Madrid.

Proyecto propio con dinero ajeno

Pendiente de lo que finalmente ocurra con la indemnización del hasta hace pocos días director general de Nautalia, y sin que ello altere el futuro de la operación de venta parcial de la agencia y Pullmantur Air, lo claro es que José María Lucas deja una empresa cuyo proyecto le pertenece.

Cabe recordar que Lucas, en la segunda mitad de 2010, tras la quiebra de Viajes Marsans en abril, llevó su proyecto de nueva agencia de viajes debajo del brazo, y llamó a varias puertas en busca de un socio que pusiera el dinero, reservándose él únicamente el puesto de máximo gestor. Finalmente fue Royal Caribbean a través de Pullmantur quien dio viabilidad económica al proyecto de Lucas.

Nautalia arrancaba en abril de 2011 con 200 oficinas, de las que unas 120 eran locales cerrados de Viajes Marsans, y con un equipo de 600 empleados, muchos de ellos procedentes de la quebrada agencia.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.