Diario 5513 21.02.2019 | 18:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Los riesgos para la economía

El mundo en 2019, ¿dónde comenzará la próxima crisis?

Las incertidumbres se multiplican mientras el crecimiento económico se ralentiza 5 febrero, 2019
  • Es posible que las semillas de la próxima recesión económica global ya estén plantadas
  • Las tensiones comerciales y geopolíticas entre EEUU y China aumentan los riesgos
  • Las convulsiones que vive Europa por el Brexit y la situación en Italia dificultan la estabilidad

El recuerdo de la crisis financiera de 2009, que provocó aquel año una caída del 0,5% del PIB mundial, sigue muy vivo. Sin embargo, a partir de 2010 dicho indicador ha venido registrando crecimientos año tras año y las previsiones, tanto del FMI como de la OCDE, apuntan que en 2019 volverá a ser así. Es decir, se completará una década de crecimiento económico continuado. Pero la pregunta es: ¿Cuándo y dónde comenzará la próxima recesión mundial?

De hecho, es posible que las semillas de esa próxima recesión económica ya se hayan plantado, aunque los efectos no se noten de manera inmediata.

En este sentido, cabe recordar las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas entre Estados Unidos y China a raíz de los aranceles impuestos por la Administración Trump contra Pekín, que a su vez actuó de manera recíproca.

No obstante, en diciembre ambos gobiernos acordaron suspender temporalmente la imposición de nuevos aranceles mientras abrían un período de negociaciones de 90 días.

Pero también podríamos recordar las crisis regionales que están afectando economías emergentes como Turquía y Argentina. Sin olvidar que la recuperación en América Latina y el Caribe ha perdido ímpetu.

El horizonte también se vuelve sombrío por las convulsiones que vive la Unión Europea debido al Brexit, la crisis de deuda provocada por el gobierno de Italia o las posibles sanciones a Hungría y Polonia.

Este clima de incertidumbre ha llevado a las instituciones internacionales a rebajar sus previsiones para 2019.

Se mantiene cierto optimismo, pero con cautelas

En este sentido, la OCDE prevé que el PIB mundial aumentará un 3,5% en 2019, en comparación con el pronóstico anterior del 3,7%.

El crecimiento disminuye

“El crecimiento del comercio y la inversión han disminuido, debido a los incrementos en los aranceles. El alza en las tasas de interés y la apreciación del dólar estadounidense provocaron fugas de capital de las economías emergentes y están debilitando su moneda. Por otra parte, en la zona de la OCDE se están retirando de manera progresiva los estímulos monetarios y fiscales”, indica este organismo de cooperación internacional compuesto por 37 estados, España entre ellos.

Mientras, en el cuadro de control del Fondo Monetario Internacional (FMI) también comienzan a encenderse algunas luces rojas.

Así, las previsiones de crecimiento para 2019 se han revisado a la baja en prácticamente la mitad de los países europeos como consecuencia de “una demanda externa más débil y el aumento de los precios de la energía”.

El FMI destaca el incremento del barril de petróleo, aunque Rusia (país exportador de crudo y gas) se ha beneficiado de esta evolución de los precios.

En todo caso, dice el FMI, “la expansión sostenida que comenzó a mediados de 2016 sigue su curso y se proyecta que el crecimiento mundial de 2019 se mantenga. Sin embargo, al mismo tiempo, la expansión es menos equilibrada y es posible que en algunas economías grandes ya se hayan tocado máximos. Los riesgos para el crecimiento mundial han aumentado”.

¿Impacto en los viajes?

Debido a las incertimbres globales, el mes de octubre pasado cayó la confianza empresarial en Alemania. Pero un mes antes, las reservas de los alemanes para viajar en invierno y en el verano de 2019 aumentaron un 9%, según datos de Gfk.

Por otra parte, en la World Travel Market de Londres, ForwardKeys informaba que la demanda para viajar en 2019 desde el Reino Unido a países de la UE crecía un 5,7% (reservas anticipadas realizadas en 2018), a pesar del Brexit.

En resumidas cuentas, la experiencia de las últimas dos décadas muestra una notable resistencia del turismo. Es decir, hace falta que la economía vaya realmente mal para que se frene en seco la demanda de viajes en las sociedades de consumo modernas.

Ver también ¿Y si llega una crisis y sube el paro? Así viajarían los españoles

Cabe recordar que en 2018 se alcanzaron los 1.400 millones de llegadas internacionales en todo el mundo, un 6% más.

Esta cifra se alcanzó dos años antes de lo previsto por OMT, que prevé un crecimiento de entre un 3% y un 4% en los viajes internacionales para 2019.

En la siguiente infografía interactiva podemos ver la evolución del turismo global desde 1995, en número de llegadas de viajeros internacionales en todo el mundo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Con independencia de una redacción confusa, ciertamente no llego a entender el afán agorero. ¿ alguien paga para que se publiquen noticias que perjudiquen al turismo Español? Estas no son noticias. Son opiniones, que no están basadas en datos objetivos. Y no es el primer artículo en esta línea catastrofista, contraria a cualquier indicador. Por no hablar del desafortunado artículo publicado el día de la inauguración de Fitur... Sería deseable, que una revista referente en el sector turístico informase objetivamente y con una línea más positiva. ¿ O vamos a estar 5 años anunciando la crisis, hasta que por fin llegue ?

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.