España: «El Gobierno central se podría haber esforzado mucho más con Baleares por el turismo», afirma Pere Cañellas, presidente de los hoteleros de Mallorca

El presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (Fehm), Pere Cañellas, en una larga entrevista que publica en su edición de hoy el diario El Mundo-El Día de Baleares, pasa revista a la situación de Baleares como destino turístico, que el pasado año 2002 ha perdido un 10% de turistas, mientras ha bajado a un 15% la ocupación hotelera y un 25% las cuentas de explotación. Para Cañellas, ante esta realidad del turismo balear, "está claro que hay que revisar la política turística".

El presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (Fehm), Pere Cañellas, en una larga entrevista que publica en su edición de hoy el diario El Mundo-El Día de Baleares, pasa revista a la situación de Baleares como destino turístico, que el pasado año 2002 ha perdido un 10% de turistas, mientras ha bajado a un 15% la ocupación hotelera y un 25% las cuentas de explotación. Para Cañellas, ante esta realidad del turismo balear, "está claro que hay que revisar la política turística".Refiriéndose al actual enfrentamiento entre el Gobierno de Baleares y los hoteleros, Cañellas afirma tajante que todo sigue igual: "El panorama sigue caliente porque hay un grupo de ciudadanos que estamos insatisfechos con el Govern. Hemos mantenido una actitud crítica constante desde el momento en el que el Govern decidió una política turística de espaldas, no solamente a los hoteleros, sino a todo el sector turístico balear en general. El Govern nos ha demonizado cuando en realidad hemos sido los más afectados o implicados". Cañellas no piensa que la tirantez entre administración y hoteleros afecte la imagen turística de Baleares. "Al turista no le importa la mala relación que pueda existir entre el Govern y los hoteleros. Esta confrontación no es la causa de que no vengan turistas. No tiene nada que ver. Al turista lo que le importa es el precio. A todo esto se le añade una mala política turística, falta de promoción adecuada en cada mercado y preocuparse únicamente de controlar el crecimiento hotelero. El error estratégico del Govern ha sido creer que promocionando menos vendría menos gente pero que en cambio pagarían más por su estancia. El resultado ha sido totalmente distinto: llegan menos turistas a precios más baratos". Sin embargo sí considera que esta guerra entre los hoteleros y el Gobierno beneficia a los destinos españoles que son competencia de Baleares: "Canarias y Andalucía se han beneficiado. Canarias ya es un destino muy maduro, que está llegando a su límite de crecimiento. Y Andalucía, que recibe una formidable ayuda de promoción de la Junta [las partidas destinadas a turismo se han incrementado en un 86% en los últimos cinco años], todavía puede crecer más". Para Cañellas, la actuación del Gobierno central español tampoco es elogiable. En tal sentido, afirma: "También se podrían haber esforzado mucho más. Nos quejamos tanto de una Administración como de otra. No se ha puesto mucho interés si tenemos en cuenta el potencial turístico de Baleares dentro de España". (A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 13/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.