Diario 5617 24.06.2019 | 11:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un total de 110 fallecidos y tres supervivientes, que se encuentran estables

Cuba y México colaborarán en la investigación del accidente aéreo

21 mayo, 2018
  • Ya ha sido creada una comisión investigadora en la que se han ofrecido a colaborar la Dirección Aeronaútica de México y Boeing
  • Las tres sobrevivientes permanecen estables mientras que el Gobierno argentino ha indentificado ya a uno de los cinco viajeros extranjeros
  • El aparato, de la compañía mexicana Global Air, había sido fabricado en 1979 y fue revisado en noviembre pasado

Cuba ha decretado dos días de duelo por la catástrofe aérea que segó la vida de 110 personas al mediodía de este viernes, mientras tres sobrevivientes aun luchan por sus vidas en el Hospital Universitario Calixto García, de La Habana. En el accidente, del que informó HOSTELTUR noticias de turismo en Se estrella en La Habana un avión con 113 personas y hay 3 supervivientes. El Gobierno del país ha creado ya una comisión investigadora, en tanto que la Dirección Aeronáutica de México y Boeing han confirmado su voluntad de participar en ella.

A las 12.08 p.m. de este viernes según el horario del país, un Boeing 737-200 arrendado por Cubana de Aviación a la aerolínea mexicana Global Air, que cubría el vuelo DMJ 0972 entre La Habana y la ciudad de Holguín, en el oriente de la isla, se precipitó a tierra en un lugar despoblado a kilómetro y medio del Aeropuerto Internacional José Martí, segundos después del despegue.

Aunque aún no se ha hecho público el manifiesto de vuelo, las autoridades cubanas han confirmado que el avión transportaba al caer seis tripulantes, 107 pasajeros, y que solo no eran cubanos cinco de los pasajeros y los seis miembros de la tripulación. Con motivo de la tragedia, el Consejo de Estado de la República de Cuba acordó decretar duelo oficial desde las 06:00 horas del día 19 de mayo hasta las 12:00 de la noche del 20 de mayo.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, visitando la zona del accidente. Foto: AFP.El presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, visitando la zona del accidente. Foto: AFP.

Acciones tras el desastre

El presidente Miguel Díaz-Canel y otras autoridades del país se presentaron en el lugar del siniestro poco después de ocurrido y algo más tarde el mandatario se reunió con los ministerios y organismos implicados para caracterizar y evaluar el suceso.

Tras la reunión, Eduardo Rodríguez Dávila, viceministro primero del Ministerio del Transporte (Mitrans), informó que ya está creada una comisión investigadora, presidida por el Instituto de Aeronáutica Civil, que realizará una pesquisa exhaustiva y; con la colaboración del Ministerio del Interior, se ha preservado el lugar.

El proceso de esclarecimiento será complejo, señaló, y ha estado marcado negativamente por las intensas lluvias. No obstante, están disponibles todos los aseguramientos para darle curso.

Por su parte el doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director del Hospital Universitario Calixto García ha dicho que se ha logrado estabilidad en las tres sobrevivientes y se han podido hacer un grupo de acciones de tratamientos, aunque siguen reportadas de grave.

Asimismo, el Ministerio de Salud Pública creó las condiciones para atender a los familiares en tan duro momento, mediante la ayuda de sicólogos y otros profesionales con experiencia en escenarios postraumáticos; y el Ministerio del Turismo les garantizará hospedaje en la capital.

Los gobiernos provinciales han sido los encargados de comunicarles la noticia y asegurar su traslado para colaborar en la identificación de los restos, que se prevé sea difícil. Concluida la notificación personalizada, el manifiesto del vuelo se hará público.

Adel Yzquierdo Rodríguez, titular de Transporte, se refirió a la solidaridad del pueblo de la localidad de Boyeros, que instantes después del impactollegó al lugar. "Un sobreviviente se quejaba, y la gente se lanzó a eliminar los obstáculos para llegar a él", contó.

También exaltó la profesionalidad del Comando de Bomberos del Aeropuerto, y del resto del personal de Rescate y Salvamento, que actuó rápido y con sensibilidad, y explicó que el protocolo para situaciones de este tipo funcionó según lo previsto. Declaró, asimismo,quela dirección del Mitrans se encontraba muy cerca en una reunión de rutina, y llegó enseguida al sitio, al igual que varios ministros y los dirigentes de La Habana.

"Al momento del accidente, se activó el puesto para situaciones de emergencia y se cerraron las pistas para revisarlas. Minutos más tarde, luego de comprobar que no había problemas en ellas, se dio la autorización para retomar las operaciones y el aeropuerto recobró su vitalidad", detalló el Ministro del Transporte.

Colaboración de México y Boeing

La Dirección Aeronáutica de México y Boeing han confirmado su voluntad de participar en la investigación del accidente. La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México informó que participará en la investigación sobre las causas del accidente del vuelo DMJ972 de Cubana de Aviación que se desplomó hoy al despegar del aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, Cuba.

Lo anterior, de acuerdo con lo señalado en el Anexo 13 del Convenio de Aviación Civil Internacional, Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación, el cual establece que la responsabilidad por la investigación corresponde al Estado en el cual ocurrió el accidente o incidente y además el Estado de matrícula, el Estado del explotador aéreo, así como el Estado de diseño y el Estado de fabricación de la aeronave participan en la investigación, agregó en un comunicado.

Precisó que los especialistas de la DGAC que partirán este sábado hacia Cuba son José Armando Constantino Tercero, director de Análisis de Accidentes e Incidentes de Aviación, y Carlos Cruz García, inspector Verificador Aeronáutico especializado en incidentes y accidentes de aviación, ambos con capacitación nacional e internacional en la materia, con 20 y 10 años de experiencia, respectivamente.

De acuerdo con un reporte preliminar de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, la compañía aérea Global Air, propietaria del Boeing 737 accidentado esta mañana en las inmediaciones de La Habana,había superado hace seis meses, en noviembre de 2017, la revisión técnica realizada cada año por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México.

La aerolínea también registrada como Damojh fue sometida al “Programa Anual de Verificaciones Técnico Administrativas Mayores” entre los días 21 y 24 de noviembre, según el informe.

La compañía aprobó la revisión puesto que llevaba a cabo “la aplicación de los servicios de mantenimiento conforme al programa de mantenimiento del fabricante”.

De acuerdo con la institución, la aerolínea cuenta con una flota de tres aeronaves y la autorización correspondiente para realizar operaciones de arrendamiento húmedo con Cubana de Aviación, la aerolínea que operaba el vuelo accidentado.

Por su parte la empresa aeronáutica Boeing, fabricante del avión accidentado el viernes en La Habana, tras expresar sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas y sus mejores deseos para la recuperación de los sobrevivientes, informó que cuenta con un equipo técnico listo para asistir en las investigaciones según lo permitido por las leyes de Estados Unidos y Cuba, y bajo la dirección de la Junta de Seguridad del Transporte de Estados Unidos y las autoridades cubanas.

Gobierno mexicano ofrece datos del avión y la tripulación

Según datos facilitados por el Gobierno mexicano, el avión siniestrado llevaba matrícula XA-UHZ y el modelo era un B737-201 AD fabricado en 1979. El comandante del vuelo era el capitán Jorge Luis Núñez Santos y el primer oficial Miguel Ángel Arreola Ramíres. La jefa de cabina Maria Daniela Ríos y los sobrecargos Abigail Hernándes García y Beatriz Limón.

La Cancillería argentina confirmó que dos de sus ciudadanos estaban a bordo del avión siniestrado en La Habana. El Gobierno argentino expresó su conmoción por el deceso de los compatriotas y añadió que su embajada en Cuba está en permanente contacto con las autoridades locales y la Dirección Consular de la Cancillería trabaja en el aviso y auxilio a los familiares de las víctimas, que reportes de prensa identifican como Dora Beatriz Cifuentes y Oscar Hugo Almaras, que se encontraban en Cuba como turistas.

La aviación civil de Cuba no había experimentado una catástrofe similar desde noviembre de 2010, cuando la aeronave ATR 72-212, de Aerocaribbean S.A., que cumplía el vuelo CRN883 en la ruta Santiago de Cuba-La Habana se desplomó, provocando la muerte de cuarenta cubanos y 28 ciudadanos de otros diez países.

HOSTELTUR Cuba

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.