Diario 5383 24.09.2018 | 01:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Subida en empleo y aumento del gasto turístico

Fortaleza del sector en Baleares pese a la vuelta de los competidores

2 julio, 2018
  • El empleo en el sector de alojamiento creció un 7,9% en Baleares en el primer cuatrimestre
  • Los hoteles de Baleares han invertido 1.700 M € en mejoras y reposicionamiento en los últimos seis años
  • La FEHM atribuye las buenas cifras de empleo a la consolidación del alargamiento de la temporada turística

La actividad turística ha mantenido en el primer trimestre del presente ejercicio una pauta dinámica y sostenida, con un crecimiento estimado en 4,2%, claramente por encima de la media balear. Este dato pone de manifiesto que las actividades que forman parte de la cadena turística de valor siguen siendo las principales impulsoras del crecimiento de la economía del archipiélago, según datos del Informe de Coyuntura Turística correspondiente al primer cuatrimestre de 2018, elaborado por la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM). A pesar de la recuperación de destinos competidores, el informe señala datos tan positivos como que el empleo en el sector de alojamiento aumentó un 7,9% en el primer cuatrimestre o la subida del gasto por turista y día, aunque haya descendido la estancia media.

El informe ofrece un análisis global de la actividad turística balear, en el que se analiza el comportamiento del sector en los primeros cuatro meses del año y refleja que la comunidad mantiene la capacidad interna para seguir atrayendo turistas pese a la creciente recuperación de los destinos competidores de la ribera oriental del Mediterráneo, una tendencia que ya se observó en 2017. De hecho, Egipto recibió un 53,6% más de turistas internacionales frente al descenso del 42% registrado en 2016; y Turquía, un 27% más, porcentaje que contrasta frente a la bajada del 29% contabilizada en 2016.

En este sentido, la llegada de turistas internacionales a las Islas Baleares de enero a abril alcanzó la cifra de 1.603.850, lo que representa un ligero incremento del 0,6% en relación al mismo periodo del año anterior. Destaca el aumento del turismo británico, un 15,4%, toda vez que la libra esterlina frenó durante el último año su depreciación frente al euro, y la llegada de turistas nacionales, que se incrementó un 4,7%, dato que constata las previsiones que ya se anunciaban en la pasada edición de Fitur y que apuntaban a la recuperación del mercado nacional y a su preferencia por el destino balear también en temporada baja.

Fortaleza del sector en Baleares pese a la vuelta de los competidores

En lo que al gasto se refiere, entre enero y abril ascendió a 1.513 millones de euros frente a los 1.454 del año anterior. Aunque se produjo una reducción de la estancia media de los turistas extranjeros, ésta se vio compensada por el aumento del gasto efectuado por turista y día (6,3%). En este sentido, destacó especialmente el incremento del gasto diario efectuado por parte de los turistas británicos (12,5%), que prácticamente duplicó al del resto de mercados. Merece la pena destacar también el de los turistas nacionales, cuyo gasto aumentó un 7,4%, creciendo incluso en mayor medida que el de otros visitantes extranjeros.

Crece el empleo y la creación de empresas de alojamiento

Los indicadores de actividad del primer cuatrimestre han contribuido de manera significativa al aumento de la afiliación en las ramas que integran la cadena turística de valor. Concretamente, el empleo se incrementó un 6% en el primer cuatrimestre, porcentaje que supera al del sector servicios en su conjunto (4,2%) y, por extensión, al de la totalidad del tejido productivo balear (4,3%).

Por su parte, el empleo en el sector de alojamiento se incrementó un 7,9%, cifra a la que sin duda ha contribuido la decidida apuesta del sector empresarial por la calidad y el reposicionamiento de la planta hotelera a través de una inversión de más de 1.700 millones de euros en reformas de los establecimientos en los últimos seis años. Dichas reformas han supuesto un incremento en la categoría de los hoteles, que ha llevado aparejado una mayor creación de puestos de trabajo. Esto no hace sino constatar la necesidad de mantener un marco normativo favorable que haga posible que la rueda de la inversión se mantenga de manera constante.

En el resto de ramas de actividad, el empleo registró aumentos del 2,3% en la rama de comercio, del 3,2% en las actividades de ocio y del 4,3% en restauración, mientras que, en transporte, tanto marítimo (10,1%) como aéreo (13%) creció a un mayor ritmo.

En lo que a afiliación de empresas se refiere, las vinculadas directamente al sector turístico crecieron un 7,7%, mientras que las del conjunto del sector servicios lo hicieron un 4,4%. En este sentido cabe destacar que el sector de la restauración incrementó en un 7,4% el número de empresas afiliadas, en contraposición al descenso del 2,4% registrado durante el primer cuatrimestre del año pasado. Igualmente, el comercio vio también como aumentaba el número de empresas en un 2,2% frente al descenso que experimentó de enero a abril de 2017. Mientras que el mayor dinamismo se observó en los servicios de alojamiento (7,0%) y el transporte, tanto marítimo (11,7%) como terrestre (10,9%).

Las cifras de empleo y de afiliación de empresas ponen de manifiesto la consolidación del alargamiento de la temporada turística.

En relación a los servicios de alojamiento, durante el primer cuatrimestre aumentó un 5,2% el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros, cifra que está por encima de la del conjunto nacional (0,7%). Así, aunque la estancia media se redujo un 2,7%, las pernoctaciones se mantuvieron en niveles similares a los registrados en el mismo periodo del año pasado.

Cabe destacar que entre enero y abril el número medio de plazas hoteleras abiertas fue un 7,1% mayor que en los mismos meses de 2017. Sin embargo, el grado de ocupación de las mismas fue muy similar al del pasado ejercicio. Este hecho ha diluido el efecto asociado al aumento de la tarifa media, pues los ingresos obtenidos por habitación disponible se han mantenido en la misma línea del año pasado.

Por otra parte, los apartamentos tuvieron un grado de ocupación que superó los valores del pasado ejercicio, mientras que los establecimientos de turismo rural incrementaron en más de una tercera parte el número de viajeros alojados respecto al mismo periodo del año anterior (35%), lo que ha situado el recuento de pernoctaciones en este segmento de alojamiento en máximos históricos (190.791 pernoctaciones).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.